Como el universo, Delorean es un cuarteto en constante mutación. Ahora, antes de meterse de cabeza en su nuevo larga duración, presentan en sociedad “Ayrton Senna”, un breve y muy disfrutable Ep que verá la luz de la mano de Mushroom Pillow, además de contar con distribución internacional. Delorean estarán tocando el 26 de marzo en Barcelona (Razzmatazz 2, con Extraperlo) y 28 Donosti (Altza).

Si dijera que siento una debilidad especial por Delorean les estaría haciendo un flaco favor. Habría quien pensaría que se trata de esas estúpidas fijaciones de periodista musical, y no se trata de eso. Más bien tiene que ver con sus canciones, con su sonido certero y con una personalidad en la que ya nadie, más allá de ellos, mete baza.

“Nos molaría aclarar que no hacemos apología de los ochenta, aunque a simple vista lo parezca”

“Ayrton Senna”, su primera referencia para Mushroom Pillow, lo deja claro con cuatro cortes brillantes, atmosféricos y al mismo tiempo bailables hasta decir basta. El paso intermedio hacia un inminente futuro en larga duración que tenderá aún más hacia el pop. “Básicamente, creemos que a la hora de realizar el Ep el verano pasado, estábamos aprendiendo y a la vez aplicando un montón de trucos que descubrimos conforme hacíamos remezclas, pero todavía conservando el rollo ‘rock’ (por llamarlo de algún modo) que hemos tenido siempre. Sin embargo, ahora para nosotros lo más importante es la canción, y da igual cómo esté ejecutada (quizá no haga falta tocar la batería en tal o cual tema), ni tampoco nos importa que tenga ochocientos mil arreglos y puede que por eso sonemos más ‘sofisticados’ y electrónicos”.
La evolución estilística de Delorean ha sido una constante en su carrera. De torpes imitadores de New Order pasaron a emular con sapiencia a The Rapture, y de ahí a dar con una fórmula cada día más propia y que encajaría sin problemas en un universo comandado por The Teenagers, The Tough Alliance, Passion Pit y muchos otros que entienden la electrónica desde una perspectiva indie. “Tras dos años tocando temas del anterior álbum, hemos acabado un poco cansados del feeling oscuro que desprendían. De hecho, con los temas más ‘pop’ disfrutábamos muchísimo más. Además, haciendo los remixes nos hemos flipado con muchos trucos de producción y hemos querido aplicarlos en nuestros temas. Lo que pretendemos conseguir, básicamente, es hacer buenas canciones de pop bailable (el beat siempre presente), con influencias de todo tipo”. Otro factor importante, por diversos motivos, en la evolución del grupo ha sido el fichaje de un nuevo guitarrista, Guillermo Astrain. “Sobre todo hemos mejorado en que ahora los cuatro vivimos en Barcelona, y gracias a ello ¡podemos ensayar! Cosa que antes no ocurría, ya que con tanto concierto entre medias, además tener que juntarnos los cuatro en algún punto (Zarautz o Barcelona), era difícil y costoso. A eso puedes sumarle que ha aportado su visión y podemos llegar a lugares que de lo contrarío no imaginaríamos”.
En todo caso, “Ayrton Senna” es uno de esos trabajos que deja con ganas de más. Cuatro cortes que sitúan a Delorean aún más arriba, jugando en una liga a la que no se acerca ningún otro combo de rock bailable de nuestro país. “Hoy en día con esto de Internet todo el mundo está a tope, y muchas veces el listón se pone muy alto, por eso hay que intentar superarse en todo lo que hagas (aunque muchas veces no lo consigas). Cuando escuchas temas de gente ahí fuera, te tienes que medir con ellos y ponerte a la altura, dar el máximo siempre”. Eso sí, los chicos de Delorean no creen estar haciendo la guerra por su lado. Responsables de las fiestas Desparrame junto a K**O y The Requesters, se sienten más arropados de lo que creemos. “La gente que formamos Desparrame pensamos de forma similar y, en ese sentido, hacemos una pequeña pandilla de intereses y perspectivas compartidas. A pesar de ello, hay mucha gente con la que nos sentimos más o menos afines y con la que nos encantaría hacer cosas. Desparrame viene a ser nuestro centro de operaciones en ese sentido. A nivel musical, están ocurriendo cosas interesantes. Están Joe Crepúsculo, Charades, El Guincho, Hidrogenese, Triángulo de Amor Bizarro, Extraperlo, la gente de Gssh! Gssh!…”.
A modo de conclusión, podríamos resumirlo en que Delorean mantienen su afición por los ochenta, pero dotándola de un sonido cien por cien actual y más pop que nunca antes. “Nos molaría aclarar que no hacemos apología de los ochenta, aunque a simple vista lo parezca. Tanto Delorean como Ayrton Senna (muchísimo respect para él) son meros nombres con los que no queremos transmitir nada en especial, y menos algo relacionado con una década. Aunque a mí, (Igor) personalmente me flipan los ochenta y estoy muy orgulloso de haber nacido en esa época. Guille y Unai son totalmente anti-ochentas, y Ekhi está a medio camino. Cuando escuchamos música no pensamos en épocas ni estereotipos asociados a cada una de ellas. Y, sobre todo, no sentimos ninguna nostalgia por tiempos pasados”. Además de publicarse vía Mushroom Pillow, “Ayrton Senna” contará además con distribución digital internacional de la mano del sello Foolhouse, capitaneado por los populares bloggers Fluo Kids.