BOBBY WRATTEN, HOMBRE ORQUESTA DE TREMBLING BLUE STARS, HA ENCONTRADO POR FIN LA ESTABILIDAD. DESPUÉS DE DEDICAR PARTE DE SU OBRA A LA RUPTURA CON SU NOVIA ANNE MARI -COLABORADORA HABITUAL DEL GRUPO- Y LAS CONSECUENCIAS SENTIMENTALES DE TAL TRAUMA, PARECE ESTAR MÁS CALMADO. O POR LO MENOS ESO DEJA ENTREVER SU NUEVO DISCO, “ALIVE WITH EVERY SMILE” (ELEFANT, 01).

El ex-Field Mice y ex-Northern Picture Library ha hallado, o por lo menos esa es la impresión que a uno le queda tras prestarle atención a su actual proyecto. Quizás tenga que ver con que Trembling Blue Stars sea el grupo con el que más tiempo lleva funcionando. “Bueno, TBS empezaron siendo solamente yo, así que era difícil que nos separáramos. Pero sí que es cierto que he encontrado el verdadero grupo. Ahora somos más una banda con la particularidad de una ley no escrita que hace que levemente sea aún mi proyecto personal. Lo de ser cinco en el grupo es algo relativamente nuevo, pero por suerte cada uno se irá introduciendo más, aunque sea poco a poco, en TBS. Por ejemplo, si hay un próximo disco estaría encantado que Beth fuera la principal cantante en algunas canciones”. Cuando menciona al resto del grupo se refiere a la nómina de músicos que han participado en su nuevo disco “Alive With Every Smile”, una especie de ´Dream Team´ del desaparecido sello Sarah Records. Harvey Williams, co-fundador con Wratten de The Field Mice, Keris Howard de Brighter…

“New Order suenan ahora algo faltos de inspiración”

“Creo que es el mejor grupo de colaboradores que podía reunir, sin embargo será difícil permanecer juntos. Es más, no sé si tenemos futuro como banda ya que no somos una banda a tiempo total, y nos están ofreciendo muchas cosas que no podemos abarcar. Por ejemplo una gira no solo requiere tiempo, sino también dinero y no lo tenemos. Así que igual la solución sería estar en un sello mayor que pudiera costearlo. Pero volviendo a tu pregunta, la formación del grupo es estupenda y espero que pueda continuar. Surgió de forma espontánea y con ellos me siento bien”. Esta nueva formación y el hecho de la entrada de la democracia en TBS no ha variado mucho las coordenadas del grupo. La mezcla de elementos electrónicos y sonidos acústicos sigue muy presente. La novedad más destacable es el giro más inquietante y oscuro que han tomado algunas composiciones, que recuerdan de manera muy clara a lo primeros discos de The Cure. “Cuando era más joven The Cure fueron muy importantes para mí. Compré ´A Forest´ cuando tenía doce años. Su carrera desde ´Seventeen Seconds´ hasta ´Pornography´ pasando por ´Faith´ ha sido siempre mi período preferido, pero hay un montón de canciones que me gustan en otros álbumes. Creo que ´BloodFlowers´ era realmente bueno. Lo que no entiendo es por qué motivo han editado otro ´Greatest Hits´, cuando lo que tendrían que haber hecho es sacar una recopilación con caras A, B, sesiones de radio, etcétera. Su catálogo de rarezas no ha sido muy explotado. De todas formas es cierto que parte de este disco está influido por ellos. ´With Every Story´ es la referencia más clara. Jonathan y yo queríamos versionear ´Faith´, pero al final no fue posible”. Eso sí, algunas cosas no cambian y las letras siguen reflejando el hecho que confirma a Wratten como un personaje melancólico, con predisposición al llanto. ¿O no? “La gente se sorprende cuando me conoce y se dan cuenta de que no soy hosco y de que sea capaz de resultar gracioso. Como todo el mundo tengo mis momentos melancólicos y estaría de acuerdo si me dices que soy un romántico sin remedio, pero eso no lo entiendo como un problema. Sólo porque no escriba canciones cómicas no significa que no tenga sentido del humor. Mis canciones representan parte de mí, pero solo una parte”. No un misterio que la temática de la mayoría de canciones, por no decir la totalidad, de TBS giran en torno al amor y sus circunstancias. Algo que le sale de dentro al ex-Field Mice. “Yo hago lo que me resulta más natural y las canciones sobre cosas personales son más mi área que las de política. Si pudiera escribir una canción tan buena como ´Shipbuilding´ (escrita por Elvis Costello) lo haría, pero creo que está por encima de mí. Algunas de mis bandas preferidas (The Clash, The Style Council, The Jam) han escrito un montón de canciones políticas y cuando funcionan bien son fantásticas, pero, como he dicho, a mí no me salen tan naturalmente como las letras más personales. Además creo que uno debe escribir sobre lo que conoce. ¿Qué más puedo decirte? Me encantan las canciones tristes”. Vale, tema zanjado. Por cierto, ¿qué opinión te merece el último disco de New Order? “Creo que está bien. No tiene ese algo especial que tenían sus discos anteriores, de los tiempos en los que yo estaba en la escuela. Eso sí, me gusta y creo que siempre tienen algo que ofrecer aunque, en esta ocasión, suenen algo faltos de inspiración. De todas formas les perdonaré, porque el texto de ´Turn My Way” es ya un clásico”.