Explorando nuevas rutas
Entrevistas / Jet Lag

Explorando nuevas rutas

Enrique Peñas — 19-04-2005
Fotógrafo — Archivo

Suena el primer tema del tercer disco de los madrileños Jet Lag. Pausa. ¿Son Jet Lag? Sí, y por si quedaba alguna duda, su nuevo trabajo se llama precisamente “Jet Lag” (Bittersweet), una forma más de convencerse y convencernos de que están en el lugar en el que quieren estar después de haber superado el power pop de los inicios para situarse en terrenos de un rock más elaborado que poco tiene que ver con las melodías de “Beautiful Scars” que tantos parabienes cosecharon. El presente es esto.

Podremos buscar motivos o simplemente asumir que las cosas no son como eran, el caso es que los Jet Lag actuales están a una considerable distancia de su segundo disco, el estupendo “Beautiful Scars” (2002), y no digamos respecto al titubeante y también prometedor debut que supuso “Amplifier” (2000). “Siempre nos hemos planteado el grupo como una evolución, pero esta vez ha sido un cambio mucho más grande de lo que la gente podía esperar; nos lo planteamos cuando empezamos a pensar en este disco, mucho antes de entrar en el estudio. Fue una decisión de Ramiro [Nieto, batería] y mía [quien habla es Juan Santaner, guitarra], que somos los que componemos, y fue algo que al resto del grupo le costó entender al principio. Queríamos hacer un disco más ambicioso, más elaborado. Fue un reto absoluto, y, como cualquier reto, exige mucho, empezando por plantear las canciones de otra manera, trabajarlas más, pensar directamente en muchos arreglos, ver hasta dónde podíamos llegar y no autolimitarnos. Todo esto ha supuesto que el proceso haya sido muy largo: tres sesiones de grabación, y casi un año entre la primera y la última. Es una decisión totalmente pensada y estudiada, porque teníamos claro que no nos queríamos repetir”.

“Hay dos maneras de hacer las cosas: hacer telebasura o hacer una buena película”

Juan Santaner lo apuntaba antes: no ha sido un cambio fácil precisamente, entre otras cosas porque ha habido que superar las reticencias de los otros tres Jet Lag (Pablo García -voz y guitarra-, Fernando Portalo -bajo- y David García -teclados, sustituyendo desde el verano pasado a Sergio Molina-). (Santaner) “Tiramos hacia delante con todas las consecuencias, y no es que hubiera reticencias, es que a lo mejor no se entendía. Claro que existió esa discusión por estar haciendo algo muy distinto a lo anterior, pero siempre hemos pensado que un disco importante es aquel que rompe, que arriesga, y eso fue lo que nos planteamos, sin ningún tipo de cortapisa. De hecho, creo que el grupo empezó a entenderlo cuando volvimos de la primera sesión: teníamos clara la dirección en la que íbamos. A partir de ese momento ya podíamos profundizar en ese sonido, pero costó, costó mucho. Creo que es algo que pasaría en cualquier grupo: te haces un esquema de cómo son las cosas, tanto en el trabajo de composición como en los ensayos, y rompes de repente; de hacer canciones más o menos pop de tres minutos y medio a hacer otras de ocho minutos. Ése es el reto: no queremos jugar en una liga, sino en otra”.

“De ´Beautiful Scars´ mucha gente nos dijo que estaba bien, pero nadie que hubiese llorado con él”

Una liga reservada para los valientes, jugando a pecho descubierto, volcados hacia delante, a sabiendas de que eso puede suponer dejar al descubierto la retaguardia; que pueden jugar bonito y perder. O dicho de otra manera: que puede haber mucha gente que no lo entienda. (Nieto) “Sí, daba miedo, pero también estábamos decididos a hacer lo que queríamos; sabíamos que a mucha gente le iba a encantar pero también que mucha se iba a quedar boquiabierta o no le iba a gustar”. (Santaner) “Está perfectamente asumido. Cuando escuchen el disco, algunos dirán ´¿qué coño es esto? ¿qué habéis hecho?´. Eso fue parte de la discusión, pero no es su problema, sino el nuestro. Queríamos hacer esto y si nos tiramos sin red, nos tiramos nosotros, no nos está obligando nadie”. Así pues, nada de matemáticas: no valen los cálculos del tipo “puedo perder seguidores por aquí, pero ganarlos por esta otra parte”. (Santaner) “Nos hemos abstraído completamente. Eso tendría sentido cuando el álbum estuviera cerrado, no antes, porque hemos ido poniendo parte de las sesiones y la gente no lo entendía; todo el mundo ponía cara rara, incluso en el propio sello. Estamos todo el día hablando de que se hace música de usar y tirar, que te ha de entrar a la primera, así que decidimos hacer todo lo contrario. ¿Qué se va a quedar gente fuera? Pues lo siento, pero es así”. Y lo es después de haber redondeado lo que prometían en “Amplifier” con su segundo álbum, “Beautiful Scars”, un trabajo de excelentes canciones formadas en torno a melodías y estribillos que difícilmente podremos encontrar en “Jet Lag” (sólo “Let’s Get Lost” se puede acercar al concepto de canción pop que hasta ahora habían frecuentado). En ese cambio de rumbo, el power pop con que refrescaron la escena nacional en sus inicios queda definitivamente superado, y las referencias de antaño a Gigolo Aunts, Matthew Sweet, Redd Kross o Teenage Fanclub han pasado a mejor vida. (Santaner) “Vamos superando etapas; todos conocemos a un montón de grupos que empezaron de una forma y acabaron de otra. Creo que lo que hemos conseguido es llegar a una fórmula absolutamente nuestra. Es algo que tiene que ver con el hecho de buscar un sonido completamente personal, en el que por supuesto que podrás encontrar ciertas referencias, pero no al revés”. En esa inevitable necesidad de establecer comparaciones, pueden aparecer los nombres de The Flaming Lips o los Wilco de “Yankee Hotel Foxtrot” y “A Ghost Is Born”, aunque en el caso del grupo de Jeff Tweedy ellos no encuentren demasiados puntos en común. (Santaner) “Eso es lo curioso, porque yo no veo que por ningún lado suene a Wilco, pero tampoco nos sonaba a The Flaming Lips cuando nos lo dijeron por primera vez y es verdad que hay aspectos de arreglos y de producción que son similares. Wilco es el caso de grupo que dio un cambio radical a su música, y en ese sentido puedes comparar la evolución, pero también hay muchos otros nombres. Fíjate en Marvin Gaye, que llegó con ´What´s Going On´ a Motown y no se lo querían publicar, y resulta que es su mejor disco, precisamente cuando se decidió a salirse de los parámetros del soul. Eso mismo lo han hecho Wilco, The Flaming Lips, The Velvet Underground, The Beach Boys… Es eso. La primera reacción con este disco es de sorpresa, pero después de tres o cuatro escuchas te das cuenta de que vale la pena; no digo que sea bueno o malo, pero hay mucho trabajo, mucho tiempo invertido. De ´Beautiful Scars´ mucha gente nos dijo que estaba bien, pero nadie que hubiese llorado con él, y ahora ya nos lo han dicho cuatro o cinco personas. ¿Cómo se llega a ese punto? Pues porque un disco arriesgado, más elaborado y más profundo provoca también más emociones”. Uno de los aspectos en los que más se nota la evolución de Jet Lag es el de los arreglos, que han pasado de ser un adorno, un complemento sin el que las canciones sobrevivían sin problemas, a formar parte de manera activa en la estructura de los temas (con ejemplos sobresalientes como “Snipers Shoot Stars” o “Mrs. Mockingbird/Like Diving”); las secciones de cuerda o de viento, los pianos o el banjo de “Delay” están perfectamente pensados, no nacen a posteriori, aunque en el estudio -donde han repetido con Paco Loco, quizá la única base para agarrarse en un cambio de envergadura como éste- sí haya habido un margen para introducir nuevos elementos o cambiar el sentido de otros, a lo que se une el trabajo como mezclador de John Agnello o las numerosas e importantes colaboraciones, entre otros de Steve Wynn, Gary Louris (The Jayhawks) y Stacey Earle, que pone su voz a “The Sea Below”. (Santaner) “Ha habido momentos duros, pero lo hemos sabido controlar. Imagínate lo que es estar dentro del grupo debatiendo si estamos en la dirección correcta o nos hemos equivocado. Esos tira y afloja han enriquecido el álbum. A lo mejor podían haberlo destrozado, porque ha habido momentos de enfados muy fuertes y de portazos, pero contábamos con ello”. Se han salido del guión, pero el nuevo guión es mej

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.