Entrevista finalista Vans Musicians Wanted: Lemonade Shoelace
Entrevistas / Lemonade Shoelace

Entrevista finalista Vans Musicians Wanted: Lemonade Shoelace

Clàudia Pérez Garriga — 16-09-2021
Fotógrafo — Archivo

El británico Lemonade Shoelace es uno de los cinco finalistas europeos del Vans Musicians Wanted y el segundo al que entrevistamos. Con él charlamos sobre su propuesta antes de que llegue la final.

Lemonade Shoelace es un joven artista de Newcastle que ha conquistado al jurado del Vans Musicians Wanted con una propuesta con espíritu propio. De momento es uno de los cinco finalistas europeos del concurso, pero el próximo 22 de septiembre deberá enfrentarse a los otros catorce aspirantes procedentes de distintas partes de Europa, América y Asia-Pacífico en una retransmisión a través de www.vans.eu/MusiciansWanted. Los jurados de esta edición serán Denzel Curry, Yungblud, Julia Michael y Sean Miyashiro.

¿De qué manera te afectó o inspiró el confinamiento a la hora de componer? ¿Qué supuso para ti?
¡El confinamiento fue definitivamente algo positivo en términos de escribir y producir música! Me brindó esta increíble ventana de tiempo que me ayudó a desarrollar mi sonido y a escribir la mayor cantidad de música posible. Realmente me ayudó a descubrir de qué se trataría el proyecto, hacia dónde iría y cómo se vería y se sentiría. Hay muchos temas de aislamiento, introspección y escapismo en mi música, reflejados en lo que estaba sucediendo a mi alrededor, aunque escritos de una manera alegre que sugiere que la soledad puede ser algo bueno y que una mentalidad positiva te ayudará en cualquier cosa. Escribí toda esta música en un estudio con vistas al mar de Irlanda y definitivamente me empapé de las vibras soleadas de las playas de Newcastle.

"Escribí toda esta música en un estudio con vistas al mar de Irlanda y definitivamente me empapé de las vibras soleadas de las playas de Newcastle"

Nos ha encantado “Autopilot Paradise” y es divertido verte jugando al ajedrez contigo mismo. ¿Crees que componer canciones es algo así: una lucha diaria contra tu propia creatividad?
¡Gracias! Sí, absolutamente. Puede ser una batalla mental en la que te criticas constantemente a ti mismo, intentas encontrar las mejores ideas musicales y no sabes qué toma será la última. Dicho esto, la mayor parte de mi música está escrita, grabada y producida en el mismo día en un estallido creativo que suele durar muchas horas y termina muy temprano por la mañana. Me dejo llevar y experimento un estado de fluidez total, ¡pero no estoy muy seguro de qué lado de mí mismo gana la partida de ajedrez!

Respecto a los directos, cómo es Lemonade Shoelace en concierto, teniendo en cuenta de que eres solo una persona?
Lo grabo y lo escribo todo yo mismo, pero tengo un gran grupo de músicos que me acompañan en el escenario. Tengo a Rory (batería), Ben (guitarra), Pete (bajo) y Matt (sintetizador y teclados) y es un sueño tocar con ellos. ¡Tenemos muchos conciertos por venir y estamos más que emocionados por ellos!

Para ti es importante ofrecer una experiencia al oyente cada vez que te escucha. ¿Por qué? ¿Con ello intentas no encasillarte en ningún estilo en concreto?
Por lo general, hago lo que me parece bien. Mi música puede ser un reflejo de mi estado de ánimo, inspiración repentina o deseo de transmitir un mensaje, y eso puede manifestarse en sonido y melodía en diferentes estilos. Casi siempre tendré un sonido retro o de ensueño al hacer música, que puede describirse como una sección de ritmo de conducción debajo de una nube de melodías flotantes, aunque probablemente sea mejor describirlo como una forma de dream pop.

Hay mucho de los setenta en tu estética audiovisual. ¿Hasta qué punto te inspira esta época y por qué?
¡Absolutamente! Me inspiran las décadas entre comprendidas entre 1960 y 1980 y siempre me han interesado las cosas retro y vintage. Los años sesenta y setenta fueron muy redondos, burbujeantes y coloridos en términos de diseño de interiores, marca, ropa y estética general, pero a medida que nos acercamos a los años dos mil, todo se volvió un poco cuadrado, gris y la vida parecía un poco más seria y menos aventurera. Supongo que lo que estoy tratando de hacer es devolver el color a la vida de las personas y no tomarme todo demasiado en serio, y veo una gran cantidad de artistas y músicos que están en la misma línea, ¡lo cual es increíble de ver!

En tiempos de consumo rápido e inmediatez has sacado una canción de cinco minutos, más larga de lo normal hoy en día. ¿A qué se debe?
Simplemente me dejé llevar al hacer la canción y realmente no me importaba ni pensaba en cómo la percibiría la gente. Mucha de la música que me inspira dura mucho tiempo, o al menos así parece. También hago música house y electrónica, y como el género tiene canciones que casi siempre superan la marca de los cinco minutos, supongo que simplemente estaba llevando eso a un género pop y sin pensar demasiado en ello.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.