“Este disco no se entiende sin la película”
Entrevistas / Toundra

“Este disco no se entiende sin la película”

Sergio Ariza — 29-01-2020
Fotógrafo — Sergio Albert

Me reúno con Esteban Girón de Toundra en las oficinas de Holy Cuervo en Malasaña. Su banda anda presentando la edición física de la banda sonora que le han puesto a “Das Cabinet des Dr. Caligari” (InsideOut, 20), que verá luz el próximo 28 de febrero (también en edición limitada).

El guitarrista de Toundra es todo un profesional de las relaciones públicas y sabe perfectamente cómo hacer para que el otro se sienta a gusto, se tiene bien aprendido el discurso y sabe qué ideas remarcar, la principal es evidente, esto no es un disco de Toundra, es la banda sonora de “El gabinete del doctor Caligari”. Este proyecto no se entiende sin las imágenes que lo inspiraron, pero puede abrirles un camino con el que llevan soñando desde sus comienzos: tener una carrera paralela como compositores de bandas sonoras. Atención directores, abran sus oídos que aquí se está cociendo algo muy interesante.

Este proyecto surge el año pasado cuando tocáis en el Café Kino del cine Capitol en una proyección extraordinaria de “El gabinete del doctor Caligari”, ¿verdad? ¿Fue idea vuestra o se pusieron en contacto ellos con vosotros?
Nos lo propusieron ellos, ellos eligieron la película y nos lo pasaron, para nosotros sin la peli esto no tiene sentido. Fue una gran motivación, porque, por fin, alguien nos pedía hacer una banda sonora, algo que nosotros queríamos hacer desde los inicios de la banda. Pensábamos que nos iban a proponer algún día hacer una banda sonora de una película nueva, pero nos han propuesto hacer una que tiene cien años, con lo que supongo que lo que quiere decir es que estamos ya viejos. Pero era algo que queríamos hacer porque nos habían pedido un montón de gente la cesión de música nuestra para poner de fondo sobre imágenes, en documentales sobre todo, pero también en La Sexta Noticias, cuando ponen reportajes de hostias. Pero hacer una música ad hoc para unas imágenes no nos lo habían pedido nunca y esto nos gustó un montón. Por otro lado, estéticamente todo el universo y el imaginario que mueve esta película es muy potente y creemos que casa muy bien con lo que nosotros hacemos cuando nos juntamos. Como ya nos conoces sabrás que no somos la alegría de la huerta precisamente. Sin embargo la gran motivación que tuvimos es que es una película estrenada en 1920, en el periodo de entreguerras, con el surgimiento de los fascismos. Cien años después nosotros estábamos poniendo música a esa película con el resurgimiento del fascismo. Esa fue nuestra gran motivación.

“En España tenemos una situación que el fascismo… el autoritarismo… la derecha de ahora es peor que la de Cánovas del Castillo en la Restauración. La mentira no es castigada, la apropiación de los símbolos de todos es impune”.

Volviendo a eso que has dicho al principio de que os hubiera encantado hacer una banda sonora, os entrevisté hace cinco años y recuerdo que os pregunté si os habían ofrecido la posibilidad de hacer alguna, ya que vuestra música me parecía perfecta para eso. Y me respondisteis, en concreto tú, que era uno de vuestros sueños pero que todavía no os había salido nada claro. ¿Ha surgido alguna llamada después de este primer acercamiento?
No, yo creo que, por ahora, nadie se ha enterado. No creo que seamos una banda que venda un montón y luego está que la gente confíe en nosotros, que somos unos burros, y segundo que puede haber gente que sea mejor que nosotros. Quizás alguna vez nos llamen a raíz de este proyecto pero creo que todavía es pronto para saberlo.

¿Cuándo decidisteis dar el paso y grabar la música que le habíais puesto a la película de Robert Wiene? ¿Fue inmediato o fue cuando visteis las reacciones tan positivas?
Te cuento. Nos lo proponen en diciembre de 2018 y en enero nos ponemos todos a ver la película y a tomar apuntes, a componer tú solo mientras vez la película, aquí terror, aquí un poco de armonía, mirar por dónde ir. En febrero nos vamos un mes de gira por Europa, volvemos el 9 de marzo, y del 10 de marzo, después de un mes de gira, acumulado al año de gira que ya llevábamos con “Vortex”, nos encerramos un mes en el local de ensayo, sin pegarnos y sin matarnos, a componer esto. Lo componemos, y yo iba con la idea de no volver a tocarlo en directo jamás, esto se acabó. Vomité antes de salir al escenario, porque esto era un salto al vacío, aparte hay una línea temporal que te va dirigiendo a ti. Pero salió tan bien que, después de seguir otras dos semanas con la gira de “Vortex”, en una reunión que tuvimos aquí con Holy Cuervo, con nuestros mánagers, Alberto dijo “¿por qué no lo grabamos?” y pensamos “pues venga”. Lo grabamos en septiembre porque teníamos conciertos, giras, y yo me suelo ir a Asturias en verano, así que a mi vuelta lo grabamos. Lo grabamos aquí, lo mezclé con Santi García en Sant Feliu y aquí estamos.

Como bien has dicho antes, la película, a pesar de cumplir cien años este año, sigue estando bastante vigente, alertando sobre el auge del autoritarismo y el fascismo en los años veinte del siglo pasado en la República de Weimar. ¿Creéis que existen semejanzas y paralelismos con la situación actual a nivel mundial y, en concreto, con la situación de la política española actual?
Sí, sí, claro y no solo aquí, en Estados Unidos y en Bolivia, y en Venezuela, que están diciendo que no le han dejado ser reelegido a Guaidó… Mira vivimos en una época peor, aunque espero que no tenga las mismas o peores consecuencias que el periodo de entreguerras, pero creo que es peor en tanto en cuanto no se persigue al mentiroso. En España tenemos una situación que el fascismo… el autoritarismo… la derecha de ahora es peor que la de Cánovas del Castillo en la Restauración. La mentira no es castigada, la apropiación de los símbolos de todos es impune y una época en la que un discurso tan fácil y simple, en este periodo de consumo cortoplacista y del “fast food”, es muy peligroso, porque la gente está más formada pero no tiene tiempo… Tiene un exceso de información tan grande que es mejor hablar de seguridad como habla Vox, pero la seguridad de crear muros y de levantar vallas, pero no la seguridad de que te pase algo y tengas un médico al que ir, eso es seguridad. Esto no surgió en el periodo de entreguerras, sino que viene desde que el hombre es hombre. Ahora mismo estamos viviendo una época en la que la derecha está intentando hacer lo que decían los romanos de divide y vencerás. Y es tan fácil ponerse de acuerdo, mira lo que pasó ayer (esta entrevista se hizo el día que el Congreso votó a favor del Gobierno de Pedro Sánchez), ha sido muy fácil cuando la gente quiere dialogar y escuchar. El eslogan de la Restauración era “Iglesia, Monarquía, Constitución y Turno”; se turnaban entre dos partidos. Veníamos de una nueva Restauración en la que dos partidos se lo quedaban todo y eso se ha roto ahora. Adolfo Suárez fue nuestro Cánovas del Castillo.

Volviendo a la película, sabes que hay polémica sobre el final, habiendo gente que piensa que la película es muy revolucionaria pero que el final le da un toque conservador, lo de que todo sea el sueño de un loco. ¿Qué te parece a ti?
No, yo creo que lo que intentan con ese “plot twist” es que la gente se dé cuenta de que te pueden engañar con mucha facilidad, y es lo que quieren los guionistas…

Precisamente los guionistas son de los que protestaron por ese final porque pensaban que desvirtuaba su obra. Aunque vista con ojos de ahora ese final es mucho más inquietante, porque siendo una sociedad mucho más desconfiada vemos a Caligari todavía con sospecha, no nos creemos lo que estamos viendo sino que nos ponemos en la piel del que nos está contando la historia y no le tomamos por loco.
Sí, tienes razón. Me gusta más mirarlo con la óptica de hoy en día, porque es “¿hostia, me han engañado?”.

Musicalmente esta obra, con piezas como el acto III, es de las más progresivas de vuestra carrera, de las más floydianas por decirlo de algún modo. ¿Os ha permitido este disco centraros más en esa faceta atmosférica y ser menos directos que en el último trabajo?
Está hecho por y para las imágenes. Esto no es un disco de Toundra, es una banda sonora creada por Toundra.

“La gente está tan gilipollas con Netflix que la mayoría de los que nos vayan a ver ni siquiera habrán visto la película”

Pero, como muchas bandas sonoras, se puede escuchar también independientemente de la película, ¿no?
Sí, sí, claro. Yo estoy escuchando precisamente ahora una banda sonora de Max Richter, o también a Mogwai, la de Richter que estoy escuchando es de una serie, una banda sonora, no un disco suyo, y me encanta escucharla. Creo que está muy bien, pero hay que recalcar mucho que es una banda sonora hecha por Toundra que se edita en disco. No es lo mismo que un álbum propiamente dicho.

Vamos, que es “Obscured By Clouds” más que “Dark Side Of The Moon”…
Claro, justo eso

Y hablando de otros referentes, aparte de Max Richter…
“My Brilliant Friend”, esa es la banda sonora de él que estaba escuchando

¿Aparte de esa habéis estado escuchando otras bandas sonoras? No sé cosas de Trent Reznor & Atticus Ross, Hans Zimmer o incluso Ry Cooder.
Trent Reznor le gusta mucho a Alberto. A mí Ry Cooder me vuelve loco; es una de mis mayores influencias.

¿Y habéis escuchado algo específico?
No, no. Esto viene de juguetear mucho con la guitarra en tu casa, con los pedales y la película puesta. La he visto más veces que “Sólo en casa”. Estoy hasta los cojones de ver la puta película (risas). Viene mucho de ahí y de jugar con armonía, algo que no hemos hecho antes. Álex se ha pasado al piano desde la batería, luego tiene algunas percusiones pero se ha pasado al piano que era algo que le apetecía mucho. Todos hemos dado un giro para esto, hicimos cuatro discos de rock & roll, satisfacemos la pulsión flamenca con exquirla y volvemos a hacer un disco todavía más rock & roll que cualquiera que hubiéramos hecho con “Vortex”. Ahora nos hemos vuelto a hacer la pulsión política como en “IV”, como en “Vortex” o en “II” pero cinematográfica, así que en 2020 nos volveremos a juntar y grabaremos otro disco de rock & roll. Molan estas dinámicas, porque si sigues con el mismo grupo desde que tenías diecinueve años y tienes treinta y dos, como es mi caso, pues hacer lo puto mismo todo el rato sería un coñazo.

Mirando cosas para preparar la película, ya que estáis creando música para imágenes y Pink Floyd es una gran influencia en vuestra música, ¿sois de los que os habéis puesto alguna vez a ver “El mago de Oz” con “Dark Side Of The Moon” de fondo”?
No, no, pero tengo ganas. Es un buen plan para dentro de un rato. No, pero no lo hemos hecho, queríamos hacer una banda sonora ad hoc y somos grandes fans de Pink Floyd. A mí también me venía mucho a la cabeza Sonic Youth porque han hecho improvisaciones con cine. Pero a nosotros lo que nos propusieron fue el directo con la película y fuimos nosotros los que dijimos, no, vamos a componer una banda sonora y la vamos a tocar en directo.

“Siempre que hagamos “El gabinete del doctor Caligari” va con la imagen. Si hay un fallo en la proyección, se acaba el concierto y se devuelve el dinero a la gente”.

¿Y hubo algún grupo de rock que hiciera algo parecido y os inspirara?
A mí, más que una banda de rock, me vuelve loco Alberto Iglesias, aquí en España. ¿No es el tipo que más Goyas tiene en España? “Greendale” de Neil Young me gusta un montón, las bandas sonoras que hacen Mogwai, la banda sonora de Mogwai con Zidane, un partido de Zidane y le siguen. Soy un amante del fútbol. Lamentablemente soy del Real Madrid, pero nadie es perfecto…

¿Y escuchasteis alguna de las otras adaptaciones musicales que se han hecho de esta película (Club Foot Orchestra, un grupo israelí de electrónica, una banda psicodélica holandesa) antes de poneros con la vuestra?
No, solo la original. Mira, nosotros no somos mejores que los músicos que hicieron esa banda sonora, seguramente seamos bastante peores, pero tenemos la suerte de tener una cultura audiovisual mayor. Hemos nacido entre 1977 y el 87, hemos nacido con la cultura pop, y no nos hemos fijado en ellos. Así que la banda sonora la hicimos en un mes. Fue algo instantáneo

Tenéis varias fechas de presentación del proyecto, en Madrid en los Teatros del Canal, dos días después de que se cumpla el centenario de su estreno. ¿Se proyectará la película mientras tocáis en estos conciertos o será solo vuestra música?
Sí, y además sale el disco el mismo día que damos el concierto en Madrid, pero vamos que siempre que demos un concierto con esta música será con la proyección de la película. Este disco no se entiende sin la peli. Hay que editarlo porque la gente es fan y va querer tenerlo y nos lo iba a pedir, además de que es una remuneración, no hay que ser hipócrita, que vivimos en el siglo XXI. Pero nosotros siempre que hagamos “El gabinete del doctor Caligari” va con la imagen. Si hay un fallo en la proyección, se acaba el concierto y se devuelve el dinero a la gente.

Con lo que va a ser difícil que toquéis alguna de estas piezas en un concierto normal de Toundra, ¿no?
No, no lo vemos. Está el rock & roll y la banda sonora. Son dos proyectos diferentes

He visto que tenéis varias fechas en Alemania, un país con el que tenéis una relación especial, no en vano vuestro último disco se llamó “Vortex” por una sala alemana. ¿Es una responsabilidad mayor tocar esta pieza en su lugar de origen?
No, no, porque ha pasado tanto tiempo y la gente está tan gilipollas con Netflix que la mayoría de los que nos vayan a ver ni siquiera habrán visto la película.

¿Y se ha puesto en contacto alguien con vosotros de algún tipo de organismo oficial para hacer algo?
La Fundación Murnau, que es la que tiene los derechos. Nuestro sello se puso en contacto para decírselo. Ojalá que vayamos a Alemania y toquemos ante Merkel y le enseñemos que el fascismo en su país lleva más de cien años…

¿Hasta cuando vais a estar presentando este trabajo?
Hasta mediados de marzo aquí y nos vamos para allá el 15, así que hasta abril o así, aunque seguro que nos saldrán más cosas.

¿Puede haber nuevo disco de Toundra para este año o es muy precipitado?
Para 2021 seguro, porque toca… Aunque nunca se sabe, a lo mejor nos separamos este año. Seamos Cholistas en eso y vayamos partido a partido. Y también porque acabamos de hacer esto, así que toca disfrutarlo.

¿Cómo se disfruta una gira tan especial? Aquí como tengáis un pequeño fallo o haya una mínima descoordinación de imagen y sonido puede ser una catástrofe…
Ya ves, encima nosotros sin cantante y al volumen que tocamos en un concierto normal se disimula todo… Pues sí, estamos buscando un buen proyeccionista.

Por cierto, ¿vais a subir a YouTube la versión de la película con vuestra música?
Pues estamos hablando con la Fundación Murnau para conseguirlo y si no lo daremos piratamente, como siempre hemos hecho

Por último, se acaba de terminar la década de los diez. ¿Me podríais dar una pequeña lista con vuestros discos favoritos de estos años?
My Beautiful Dark Twisted Fantasy” de Kanye West, el de Maria Arnal y Marcel Bagés, “Hardcore Will Never Die, But You Will” de Mogwai, el “…Like Clockwork” de Queens Of The Stone Age y “Las cuatro estaciones de Vivaldi” recompuestas por Max Richter.

22.00h 18€ (+ Angelus Apátrida)
21.00h 18€
22.00h 18€

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.