No cabe duda de que Mini Mansions son una suerte de supergrupo relativamente anónimo. Sus miembros militan en bandas como The Last Shadow Puppets, Queens Of Stone Age o Arctic Monkeys. Esta semana estos californianos publican su tercer álbum, “Guy Walks Into A Bar” (Fiction/Caroline, 19) y vendrán a presentarlo a nuestro país solos y abriendo para Muse. Charlamos con Zach Dawes, el bajista, para que nos descubra su momento actual.

Agenda
FechaCiudadRecintoHoraPrecio
lunes 22/07/19BarcelonaLa Nau20:0026 €
viernes 26/07/19MadridWanda Metropolitano21:30Desde 67€

Estando también en grandes bandas, ¿qué supone para vosotros volver a la actividad con Mini Mansions?
Significa que no solamente no he perdido la esperanza en la humanidad, sino que el tejido de mi alma se ha desenredado en una espiral de sentimientos al margen de la nada abismal. Estoy de broma. Mini Mansions siempre han sido nuestro hogar, construido a partir de escombros con sangre, sudor y algunas lágrimas. Amo todas las vacaciones creativas que nos tomamos para sumergirnos luego en otras giras mágicas, pero no hay nada como volver a casa y poner un poco de madera en la chimenea de Mini Mansions. Es nuestro bebe.

El año pasado un EP y este año un álbum. ¿Os sentís en un boom creativo ahora mismo?
Nunca dejamos de escribir, de hecho buena parte de este nuevo material es solamente una porción de pizza porque realmente sentimos que es un gran boom boom sentirnos capaces de girar con un nuevo disco que teníamos guardado en los bolsillos desde hace un tiempo.

Soléis decir que la incorporación de Jon Theodore a la batería ha sido una revolución para vosotros. ¿En qué sentido?
Pues porque Jon es el mejor batería que existe en el mundo y es capaz de llevarlo todo a un nivel que ni siquiera habíamos imaginado que fuera posible. Me siento orgulloso de que nuestro cóctel funcionase en el pasado, pero es divertido también pensar que nos ha llevado diez años conseguir al batería darnos cuenta de lo que era tener un batería entregado. ¡Dejen paso al mejor!

“Jon es el mejor batería que existe en el mundo y es capaz de llevarlo todo a un nivel que ni siquiera habíamos imaginado que fuera posible”

Según vuestras palabras, este disco incluye las letras más reflexivas y sólidas que jamás hayáis tenido. ¿Por qué motivo lo son?
Nos hemos enfocado mucho más en las travesuras personales que cada uno de nosotros estaba atravesando individualmente. Gran parte del contenido lírico es un torbellino de angustia devastadora, felicidad momentánea, erotismo alucinante y ese tipo de amor volátil e inusual en la vida.

En algunas canciones de “The Great Pretenders” contásteis con colaboraciones de lujo como Brian Wilson o Alex Turner. ¿Qué aportaron a Mini Mansions?
Nunca hemos empezado a escribir una canción pensando en tener algún invitado a bordo, pero en algunas ocasiones eso ha ocurrido durante los momentos finales en el estudio, así que hemos podido ver de una forma más clara si esa colaboración tenía sentido por si misma. Si añadía una perspectiva a la canción que no hubiéramos conseguido por nosotros mismos a solas, si le daba a la canción un par de alas que la llevasen más allá de nuestro mundo. Hemos tenido mucha suerte de haber podido trabajar con un amplio espectro de artistas que respetamos mucho, gente como Brian Wilson, Alex Turner, Allison Mosshart, Mike Kerr, etcétera. Todo eso al margen del hecho de que todos quisieran contribuir en esas canciones de un modo muy personal.

En el EP “Works Every Time” tenéis un sonido más claro que en los discos anteriores y se mantiene en “Guy Walks Into A Bar…”, vuestro nuevo disco….
Sí, el nuevo disco tiene un sonido más angular y seco en la línea de los setenta y los primeros ochenta, mientras que nuestros discos anteriores estaban intencionadamente cargados de pistas y trabajados con veinte millones distintos de reverbs para crear una esencia muy “wall-of-sound”. Creo que hemos querido reiniciar algunas cosas en esta ocasión, como si hubiésemos decidido pintar sobre un lienzo con el que no estábamos familiarizados.

Tenéis un verano lleno de conciertos por toda Europa. ¿Estáis contentos con ello?
¡Tocar es la razón por la que vivimos! Y nos sentimos bendecidos por poder vivir algo así.

En unos días tocáis en España en solitario. ¿Qué tiene de especial esta visita a nuestro país?
El público español es el jodidamente mejor, siempre excitado y feliz, lleno de vida. Así que sí, es algo especial para nosotros tocar aquí, sobre todo teniendo en cuenta que será la primera vez en la que tocaremos como Mini Mansions.

¿Cuántas veces habéis tocado en nuestro país formando parte de otras bandas?
He tocado varias veces en España con The Last Shadow Puppets, Sparks y Arctic Monkeys, aunque principalmente en festivales como Primavera Sound y Mad Cool, así que tengo muchas ganas de descubrir cómo será tocar en un club más íntimo en esta ocasión.