En lucha constante
Entrevistas / Ilegales

En lucha constante

Redacción — hace 16 años
Fotógrafo — Archivo

Abanderados de la provocación visceral, Ilegales llevan una eternidad en activo o por lo menos el tiempo suficiente para que Jorge Martínez, su líder, tenga clarísimo que es lo que un disco como “Si la muerte me mira de frente yo me pongo de lao” (La Casa del Misterio, 03) puede aportar al momento actual.

A la pregunta de si Ilegales han vuelto o nunca había llegado a abandonarnos del todo Jorge Martínez responde con una amplia sonrisa y la enumeración de sus actividades desde “El apóstol de la lujuria” (98). “Hay momentos en los que desaparecemos de España, desde 1998 la mayor parte del tiempo hemos estado fuera. Este año hemos hecho dos giras por Latinoamérica, preparamos los directos de celebración de veinte años de Ilegales, nos volcamos con La Casa del Misterio, nuestro particular intento de autogestión, y sacamos disco. No hay tiempo para más, ni siquiera para revisar y publicar esa novela que llevo prometiendo desde hace años”.

“La clave está en que sin duda soy el mejor letrista de rock que ha dado en este país, por mucho que a algunos les joda”

Las noticias por parte de Ilegales llegan entonces desde dos frentes. Por un lado, está ese gargajo a la industria discográfica que supone la creación de su propio sello “que, por el momento, sólo publicará material de Ilegales. Hubo un momento allá por los años treinta en que se creía que la República Liberal Burguesa estaba agotada. Fue el momento de los totalitarismos, del marxismo y de los nazis, pero la República Liberal Burguesa ha resurgido con toda su fuerza y vuelve a estar sacralizada, así que es el momento de recuperar los socialismos utópicos. La Casa del Misterio es una pequeña célula anarquista, el único problema es que siempre hay uno que curra más que el otro, cosa que voy a solucionar con un bate de béisbol… ¡ja, ja, ja!”. En todo caso, sois conscientes de que corréis el riesgo de convertiros en mesías de una supuesta autenticidad izquierdosa, actitud que siempre habéis golpeado dialécticamente como a un saco de arena. “Nunca hemos sido panfletarios y no lo vamos a ser ahora. Nuestras canciones son descriptivas, reflejan la realidad que está frente a nuestros ojos, o son mera provocación”. ¿Aún te ves tocando las pelotas tantos años después de escandalizar a mentes bienpensantes con “Eres una puta” o “Heil Hitler”? “Pues chico, yo me veo bien, he conseguido más resistencia…”. Y esto nos lleva directamente al que es el principal motivo de esta entrevista: “Si la muerte me mira de frente yo me pongo de lao” (La Casa del Misterio, 03), vuelta al formato trío con el que Ilegales grabaron sus mejores y más recordados trabajos. Jorge, tan divertido como locuaz a la hora de la autocrítica sigue sin tener abuela. “En Ilegales han tocado y tocan los mejores músicos de rock de España. Yo puedo no ser el mejor guitarrista técnicamente de este país, pero nadie es tan expresivo. Por eso es normal que grabemos rápido. Joder, los discos de Coltrane se grabaron en cuatro días, porque si eres músico tocas y se graba, y si no te vas a la calle. Con Ilegales un batería no toca y le rompo la cabeza. Así que ´Si la muerte…´ se hizo muy rápido y luego yo lo mezclé tres veces, sin masterización. Así suena, de puta madre”. ¿Y cómo ves el reconocimiento que hoy día os profesan bandas que van del rock cazallero a propuestas tan alejadas como Sr. Chinarro, que recientemente versionearon “La casa del misterio”? “La clave está en que sin duda soy el mejor letrista de rock que ha dado en este país, por mucho que a algunos les joda y traten de hacernos caer en el olvido prohibiéndonos en las radios”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies