"En el disco hay canciones más pop que también son más obvias"
Entrevistas / Tv On The Radio

"En el disco hay canciones más pop que también son más obvias"

Raúl Julián — 15-01-2015
Fotógrafo — Archivo

La poliédrica visión de la música del combo neoyorquino vuelve a conquistar, incluso con un disco que, evidentemente, asume menos riesgos que anteriores entregas. En cualquier caso, “Seeds” (Harvest, 14) supera cierta desconfianza inicial gracias a sus aciertos mayúsculos.

Afable, despreocupado y masticando chicle sin disimulo, el batería Jaleel Buton responde a las preguntas desde el otro lado del teléfono, comenzando por enumerar las palpables diferencias entre “Seeds” (Harvest, 14) y anteriores entregas de TV On The Radio. “Es una buena pregunta… queríamos encontrar sonidos únicos y para ello hemos usado teclados que no habíamos usado hasta ahora, además de samplers que tampoco habíamos utilizado nunca antes. También es la primera vez que algunas de las letras de canciones están escritas de manera conjunta…”. Además la presente entrega es sin duda un disco más vertical, que mantiene la personalidad del grupo pero al mismo tiempo resulta más accesible y, sobre todo, inmediato para el público. “Bueno, no es mi trabajo estar de acuerdo o no. Cualquier cosa que a ti te parezca cuando escuchas el disco está bien. Pero la verdad es que sí que era parte de la idea: trazar una línea más recta y presentar menos caos… o al menos un caos más organizado. Espero que funcione, me gusta el álbum, es más directo y creo que eso es bueno”. Incluso podría afirmarse que la sexta entrega de los norteamericanos es la más pop y melódica de toda su discografía. “Sí, estoy de acuerdo. Algo que me gusta de esta banda es que tiene una gran sensibilidad melódica, y la verdad es que no creo que hubiésemos podido llegar a tener una carrera sin esa cualidad. Aunque esta vez el objetivo ha recaído en que la melodía estuviese menos innecesariamente oculta optando a cambio por mostrarla de una manera más obvia”.

El álbum incluye temas convertidos en éxitos inmediatos para el oyente como “Happy Idiot” o “Ride”, algo que según Buton no fue planificado. “En el disco hay canciones más pop que también son más obvias, pero yo no tomo ese tipo de decisiones y tampoco creo en hacer canciones con ese objetivo… digamos que sale de manera espontánea”. Precisamente una de las principales críticas que ha recibido la obra radica en la asunción de un menor riesgo por parte del grupo, acusación ante la que el entrevistado se defiende. “A veces lo que requiere coraje es ser más simple y más obvio… ser verdaderamente tú. No es que el disco sea menos arriesgado, es que hemos intentado ser nosotros mismos con honestidad. Solía preocuparme el efecto que tendría o lo que podía pensar la crítica sobre mi música: cómo de moderna era, cómo de arriesgada… pero eso ahora ya no me importa. Lo único que me interesa es que sea buena, honesta, y que tenga impacto emocional en el oyente”. En cualquier caso, la asimilación de diferentes estilos musicales sigue presente en la música del cuarteto, e interesa conocer cómo éstos canalizan todas esas influencias hasta alumbrar su propia música. “Bueno, de hecho es bastante simple. Compartimos muchos gustos musicales aunque también tenemos diferencias. Yo por ejemplo soy el que más tiende al R&B. En realidad alguien viene con la idea para una canción, una melodía o cualquier cosa, y cada uno comenzamos a interpretarla a nuestra manera haciéndola nuestra… hasta que al final acaba saliendo”.

Echando la vista atrás, “Return to Cookie Mountain” (Interscope, 06) marcó un punto de inflexión en la carrera de la formación, y sin duda significó un nuevo comienzo en términos de popularidad cuando vio la luz hace ya casi diez años. “¿¿Ya hace diez años?? Me gusta mucho ese álbum, estoy muy orgulloso de él. Creo que todos los discos son combinaciones de todos los miembros del grupo, y quizás ‘Return to Cookie Mountain’ sea el que mejor sirva como muestra y presentación de lo que es TV On The Radio”. La banda ya está defendiendo las nuevas canciones en directo, y no parece sencillo trasladar con fiabilidad la complejidad de éstas al escenario. “Bueno, es difícil de explicar. Personalmente espero sentir cosas diferentes cuando escucho música con mis cascos y cuando la escucho en directo. Lo que hace única a la música en directo es la energía vibrante del público y darte cuenta de qué es lo que pasa con tus canciones: qué es lo que funciona y qué no en directo, si tienes que acelerar esta parte o ralentizar esta otra o alargar la siguiente o hacer esto otro diferente hasta conseguir un sentimiento real y la conexión emocional con el público. Así es como la música adquiere dimensiones diferentes y significados distintos”.

Para finalizar aprovechamos para indagar acerca de la actual escena musical de Nueva York y su identidad. “Es curioso que me preguntes eso… justo ayer por la noche tuve esta misma conversación con un amigo y, no sé… es como si ya no supiera qué significa la escena de Nueva York, ni para bien ni para mal. Siento que hubo un momento en el que podía identificar la escena a través de bandas locales, y aunque ahora hay muchos grupos tocando lo cierto es que no logro identificar o ver algo parecido a un sonido local”.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.