Nacido como grupo a principios de los ochenta, ESG marcó el futuro del sonido neoyorquino. Partiendo de una suerte de art funk o post-punk de ritmos efectivos y vibrantes, las hermanas Scroggins (Renee, Valerie y Marie; a las que más tarde su unirían Christelle y Nicole) desarrollaron un discurso influyente que, coincidiendo en el tiempo con las propuestas de The Pop Group, Liquid Liquid, 23 Skidoo o A Certain Ratio, supuso un paso adelante en la combinación de los sonidos underground con el dance y, posteriormente, el hip hop.

Sampleadas en cientos de ocasiones (sus ritmos han dado mucho juego a artistas que irían de Grandmaster Flash hasta los actuales Liars, aunque jamás cobraron por el saqueo), debutaron en larga duración, tras varios Ep´s, gracias al interés del sello británico Factory Records y del neoyorquino 99, en “Come Away With ESG”, aunque su redescubrimiento se debe a la recopilación “A South Bronx Story” (Universal/Soul Jazz/Satélite K, 00), paso previo a su nuevo trabajo “Step Off” (Soul Jazz/Satélite K, 02). Ahora vienen a presentarlo, concretamente dentro del festival aragonés Periferias. Al habla Renee Scroggins. “Todo lo que hemos incluido en este disco es totalmente nuevo. Como hemos hecho siempre, intentamos mantener el sonido básicamente funk que nos ha caracterizado, pero no puedo decirte hacia dónde nos llevará el futuro… quién sabe.

“Un montón de gente ha sampleado esa canción, incluidos Liars, pero eso no significa que tengamos que apreciar su trabajo”

Espero que hacia algún lugar que nos inspire”. La importancia de ESG reside principalmente en su valor como pioneras, en esa combinación entre riesgo, baile, creatividad y actitud. Durante años, sus bajos y sus ritmos se samplearon sin piedad, aunque jamás vieron una perra por ello. Ahora, mucho después, hasta los excelentes Liars les han pillado un pedazo de “UFO”, la canción. “Un montón de gente ha sampleado esa canción, incluidos Liars, pero eso no significa que tengamos que apreciar su trabajo. Es bonito que se valore nuestro trabajo, pero después de tanto tiempo lo único que me preocupa es nuestra propia música”. A otros niveles, queda claro que ESG, con su actitud, resultaron una influencia fundamental para el nacimiento de grupos femeninos que reivindicaban su papel en un mundo de hombres. Véanse los ejemplos –y las declaraciones- de Kathleen Hanna (Bikini Kill, Julie Ruin, Le Tigre) para confirmarlo. “Sí, podemos ver esa actitud de ´yo también puedo hacerlo´ en esos grupos. Nosotras… bueno, creo que la actitud de la mujer tradicional ha causado mayores problemas a las chicas que los hombres con actitud de macho. De todas formas, creo que ahora tenemos más cosas que expresar en nuestras canciones que en aquellos días”. Quizás en la actualidad también tenga importancia el hecho de que, además de mujeres, seáis negras. “Eso tiene importancia en lo que se refiere a nuestra propia identificación, porque somos lo que somos y verlo así nos sirve para entendernos mejor, pero no creo que en el mundo de la música la raza sea un tema destacable. Me gustaría pensar que sólo importa la música. Nuestro mensaje y nuestra música no saben de edades, razas o de tu lugar de procedencia. Si en tu vida existe algo que te inspire realmente, déjalo salir y consigue que algo ocurra”.