Dos para una multitud
Entrevistas / 2 Many Dj´s

Dos para una multitud

Txus Troll — 14-10-2002
Fotógrafo — Archivo

2 Many Dj´s. “Lo que nos enseñaron nuestros padres de pequeños es que, nos guste lo que nos guste, hay una cosa que tenemos que saber, y es que hay música con cojones y sin cojones”. Con estos antecedentes es fácil explicarse muchas de las cosas que hacen Stephen y David Dewaele, considerados los gurús belgas del indie. Se lanzaron con su grupo, Soulwax, pero ahora explotan otra faceta, la de Dj eclécticos.

A finales de mayo se publicó “As Heard In Radio Soulwax Pt. 2” (Pias, 02), un artefacto al más puro estilo de los discos de sesiones electrónicas, pero con una serie de características especiales que lo distancian de sus posibles competidores. Como resulta imposible hablar de 2 Many Dj´s sin referirnos a Soulwax -de hecho, estamos hablando de los mismos protagonistas-, merece la pena preguntar a Stephen y David Dewaele indistintamente por cualquiera de estas experiencias. Lo primero que queda claro al hablar con ellos es su evidente amor por la música en un sentido amplio y su deseo de aprender antes que de enseñar.

“Nos sentimos en rebelión contra la industria musical, porque está olvidando la música”

No se trata de unos advenedizos que se dedican a pinchar los hits del momento, sino que se trata de músicos con firmes raíces que se dan por satisfechos con hacer las cosas lo mejor posible. “Ya lo dijimos en la canción ´2 Many Dj´s´ –primer disco de Soulwax-; nosotros también estábamos hartos de ver cómo la gente se volvía loca con un tío que lo único que está haciendo es poner la música de otros, aunque lo haga muy bien. La solución pasa por provocar un trasvase, ya que a la música dance le falta la actitud del rock y al rock las ganas de pasárselo bien y la soltura que encuentras en la música dance. También hay que tener en cuenta que, en la música dance, tú sacas un disco hoy y mañana está sonando en las pistas de todo el mundo, mientras que en el rock acabas un disco hoy y hasta que salga pueden pasar ocho meses entre post-producción, promoción y otros requisitos”. O, lo que es lo mismo, la suya es la búsqueda de la inmediatez. Cada vez es más frecuente que los músicos de diferentes formaciones convencionales se conviertan en Dj´s, unas veces debido a las circunstancias y otras por una voluntad expresa de convertirse en revienta-pistas. Sin embargo 2 Many Dj´s son conscientes de que no siempre es buena idea compaginar ambas disciplinas, ya que “ni ser un buen músico determina que se pueda ser un buen Dj ni ser un buen Dj implica que se pueda ser un buen músico, no tiene nada que ver”. En este sentido, ¿qué les hace diferentes a ellos? Pues su amor por la música, aseguran, que se plasma también en la realización de un programa de radio, Hang The Dj -en la radio nacional belga, desde 1999-. De hecho, “técnicamente no somos buenos Dj´s, pero nos da igual; preferimos tener dos buenas canciones para mezclar y hacerlo mal a tener dos canciones normalitas y mezclarlas perfectamente”. Primero la música, luego el lucimiento del pinchadiscos: esta parece ser su consigna. Por eso me intereso por descubrir cómo dan forma a un set, cómo seleccionan los temas y si se ponen de acuerdo fácilmente. “Ambos hecho experimentado la música del mismo modo. Cuando uno se compra un disco sabe que le va a gustar al otro y que no pasará una semana antes de que el otro se lo compre también o se lo pida. Y en las sesiones les pasa lo mismo, ponemos cada uno la canción detrás de la que acaba de poner el otro sin prepararlo antes y siempre nos gusta el resultado, incluso cuando de repente cambiamos el sentido de un set. El día que se acabe eso lo dejaremos; si se pierde la magia ya no funcionará”. Pues en esa magia se incluyen malabarismos como lanzar cuesta abajo y sin frenos una canción de Basement Jaxx tras una de Emerson Lake & Palmer. Y el resultado gusta. “No somos los primeros Dj´s que mezclamos géneros diferentes, lo que pasa es que a nosotros se nos ha tomado, en cierta medida, como bandera. Aún así, sigue habiendo gente muy cerrada que escucha un único estilo. Las músicas se va renovando y si llevas escuchando música veinte o treinta años es inevitable que te acaben gustando estilos distintos y es fácil que se te ocurra mezclarlos todos en una misma sesión”. Mientras se patean pistas, festivales y salas de toda Europa (estuvieron en el Isladencanta, el Bam, etcétera), preparan un nuevo disco de Soulwax que se anuncia cuajado de sorpresas y novedades, aunque sigan sin confiar demasiado en el mundo corporativista de la industria discográfica. “Te ponemos un ejemplo. Para el disco que acabamos de sacar limpiamos las licencias con Sony, pero, de pronto, otro abogado de Sony de otro país nos denunció sin hablar antes con la compañía. La conclusión es que el sello va a por el dinero y le importa una mierda la música. Por eso nos sentimos en rebelión contra la industria musical, porque está olvidando la música”. Menos mal que ellos, en sus directos y en sus sesiones, nos la recuerdan.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.