Dos en la carretera
Entrevistas / Gnarls Barkley

Dos en la carretera

Xavi Sánchez Pons — 28-05-2008
Fotógrafo — Archivo

Hace un par de años Cee-Lo Green y Danger Mouse rompieron todas las listas con el primer clásico absoluto del pop de este siglo, “Crazy”, y ahora regresan con “The Odd Couple” (Warner), un disco mayúsculo que demuestra que lo suyo va muy en serio. Puedes llamarlo como quieras, nuevo soul, pop total o música negra rara, pero la buena noticia es que Gnarls Barkley ha vuelto para quedarse. Este verano estarán en el FIB Heineken.

Cee-Lo (Thom Calloway) y Danger Mouse (Brian Burton). O al revés. Danger Mouse y Cee-Lo. Da lo mismo. El orden de los factores no altera el producto. La asociación de estos dos estajanovistas de la música bajo el nombre de Gnarls Barkley es una de las más celebradas de la actualidad, y encima con razón. “St. Elsewhere” supuso el descubrimiento, un disco que además de contener “Crazy”, el single soñado, perfecto, casi de otro mundo, demostraba que había vida inteligente en el mainstream, que se podía inventar y estar arriba del todo de las listas sin pervertir una sola idea. Esa idea consistía en dar un vuelco total a la música negra, coger de todos los estilos de una de las herencias básicas para entender el pop actual, jugar con ellos de una forma endiablada, y entregar algo fresco y diferente. Ahí es donde triunfaba de forma absoluta el debut de Gnarls Barkley, algo que se repite en “The Odd Copule”, otro disco de altura para perder la cabeza que encima enriquece la fórmula con fugas a otros estilos. “Lo que me sorprende cada vez más es la cantidad de música extraordinaria que se hizo en los años sesenta y setenta, y lo actual que suena todavía. Lo que hicieron en esa época ha servido de base para todo lo que ha salido después, ¡y todavía suena fresco! Gran parte del hip hop que se escucha hoy toma inspiración de esas fuentes, y sigue funcionando porque hay mucho material”, me comenta Cee-Lo, la VOZ, y el alma del dúo.

“Para mí la música es algo demasiado importante para tener prejuicios sin motivo”

Danger Mouse es el cerebro, el que da forma a unas canciones repletas de samples imposibles que escoge de forma minuciosa. (Danger Mouse) “Deben tener algo que te emocione (los samples), algo que te haga querer ver esa canción crecer y transformarse. Debe de poseer algo que puedas sentir como tuyo”. Françoise Hardy, Sam The Sham And The Pharaohs, Keith Mansfield… son algunos de los autores originales de los retazos de canciones que aparecen en “The Odd Couple”, algo que deja bien a la claras la amplia apertura de miras de un proyecto que ya no sólo mira hacia los estilos negros. ¿Una de las novedades? Su mirada al garage rock de los sesenta, el de The Remains, The Music Machine o The Human Beinz, en canciones como “Whatever” o “Surprise”. (Cee-Lo) “Me encantan todas las bandas que mencionas. En esa época salieron muchas bandas muy buenas… The Trashmen, The Kingsmen, The Kinks, The Animals, gente con mucha energía. Me encanta el sonido metálico de esas guitarras”.

Garage de los sesenta, Otis Redding, The Sugarhill Gang, Isaac Hayes, OutKast, Portishead, videos con sabor ochentero que homenajean los concursos de baile televisivos (nos referimos al de “Run (I´m A Natural Disaster)”), versiones de Violent Femmes, guiños al universo Lego (la portada del nuevo disco es un homenaje a sus figuras), mucho humor y disfraces de “La Guerra de las Galaxias” (difícil olvidar su aparición en los MTV Movie Awards de 2006), de “Napoleon Dynamite”, de “Pesadilla en Elm Street” o de “Wayne´s World”… Gnarls Barkley es, por las referencias que utiliza, y por lo bien que cuida su imagen, el grupo de pop sin etiquetas definitivo de principios de siglo. Picotea de todos lados y encima ofrece un plato original. Es una gran máquina que asimila cualquier tipo de referente: cine, música, televisión, juguetes… (Cee-Lo) ”Estamos rodeados por la cultura pop, y eso no quiere decir que algo mainstream no tenga su valor. La etiqueta de cultura pop es sólo otra manera para definir algo que todo el mundo conoce, y eso no es necesariamente algo negativo, está bien estar relacionado con las cosas de las que habla la gente”. (Danger Mouse) “La imagen que proyectamos forma parte de lo que somos, como nuestra música. Obviamente no salimos por ahí disfrazados de Freddy Krueger todos los días, pero el aspecto promocional de nuestro trabajo nos permite jugar mucho, nos lo pasamos bien”. El dúo norteamericano se lo pasa en grande jugando con su imagen, y una vez en el estudio la compenetración es total (son la pareja perfecta). Eso sí, gran parte del trabajo lo traen hecho de casa. Como ya pasó con “Crazy”, canción que fue gestada gracias a un intercambio de cintas donde los dos añadían y pulían ideas. Cee- Lo las letras; Danger Mouse la música. De esos intercambios ha surgido una forma de trabajar casi perfecta. (Cee-Lo) “La mayoría de las veces Danger trabaja en los ritmos por su cuenta hasta tenerlos listos, mientras tanto va diciéndome de qué va la canción, qué tipo de vibración tiene. Yo empiezo a hacerme un dibujo con las ideas que tengo, así cuando está lista tengo más elementos en los que basarme. No es una fórmula fija pero muchas veces es así como funciona”. Respecto al proceso de grabación Danger Mouse nos confirma que Gnarls Barkley no vive únicamente de samples y sonidos pregrabados. “Todo lo que se podía tocar con instrumentos lo grabamos en el estudio. Teníamos a unos cuantos músicos que venían e interpretaban los temas. Es la mejor manera de captar la energía de un sonido”. Y ahora vamos sobre una canción en concreto de “The Odd Couple”. “Blind Mary” es un corte sorprendente por diferentes motivos. Primero por su clara vocación pop (su inicio recuerda a “La Fête Triste” de Trisomie 21), y segundo por su extraño nacimiento. (Cee-Lo) “Es una historia curiosa. La canción nació por algo que soñé una vez que me dejó una sensación muy fuerte de aceptación, nostalgia e irrealidad. Se lo comenté a Danger y dos semanas después ya tenía la canción. Creo que con ese beat marcado y los arreglos juguetones capta muy bien esa sensación que a veces te dan los sueños. En ellos puedes estar completamente seguro de una sensación aunque los detalles sean borrosos”.

“No me puedo imaginar no formar parte de Gnarls Barkley”

Cee-Lo y Danger Mouse son ahora la vanguardia del pop actual. Pero sus orígenes dentro del hip hop les hace tener voces autorizadas a la hora de hablar de un estilo del que birlan elementos y de un género que hoy en día domina medio planeta. (Cee-Lo) “El rap se ha establecido como el género más popular; en ese sentido tiene una energía parecida al soul porque los dos son los géneros más creativos de su época. Siempre habrá sitio para el soul en nuestros corazones, y, por suerte, son estilos que se combinan muy bien”. (Danger Mouse) “El hip hop fue lo mío durante mucho tiempo, en toda esa época no quería saber nada de otros géneros, pero una vez que me abrí un poco más, y dí una oportunidad a cosas nuevas, me dí cuenta de que no tenía sentido. Para mí la música es algo demasiado importante para tener prejuicios sin motivo”. Más palabras sabias de un grupo nacido para romper barreras, tópicos, y todo lo que se le ponga por delante. Menos mal que una vez cruzaron sus caminos (la primera vez en 2003, para un remix del rapero Jemini), por qué de no haber sido así, ¿qué hubiera pasado? (Cee -Lo) “No tiene sentido pensar en lo que habría pasado si no nos hubiéramos conocido, era algo que se veía venir. Nuestras vidas se han desarrollado hasta el punto en que nos tuvimos que conocer y vivir esta experiencia. No me puedo imaginar no formar parte de Gnarls Barkley”.
 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.