“Era hora de forzarnos a nosotros mismos y conseguir refrescar nuestras canciones”
Entrevistas / Cobra

“Era hora de forzarnos a nosotros mismos y conseguir refrescar nuestras canciones”

Urko Ansa — 27-03-2020
Fotógrafo — Dave Blanco

Vuelve la bestia con su trabajo más completo, elaborado y cuidado. La fuerza bruta no ha desaparecido sino que se ha transformado en un empuje más atractivo y por ello mucho más efectivo. El nivel de las composiciones ha subido enteros, las voces y las estructuras han sido mimadas a fuego lento con un resultado más que evidente.

En 2020 Cobra golpea no más fuerte, sino mejor. Y lo han conseguido no en New York, Londres o Berlín: Lo han hecho con su técnico de confianza, Xanpe (también en Pi.L.T.) y en los estudios Koba de Bilbo. Xanpe ha sido el encargado de grabar, mezclar y masterizar el disco (“Fyre” Marion Cobretti Records, 20), no sin la ayuda del grupo, y también han gozado de colaboraciones de lujo como la de Zaloa Urain (Kokein) en “Firebird” o la de Liam Cormier de Cancer Bats en “We are next”. Se trata, sin duda, del trabajo definitivo del grupo.

Tenéis un flamante nuevo LP a puntito de salir del horno. Habéis dado un gran paso adelante en cuanto a sonido y nivel compositivo. ¡Que me aspen si este no es vuestro mejor disco!
Gracias! Suena a tópico cuando toca hablar de un disco nuevo pero esa es la sensación que tenemos. Ha sido un largo camino y nos hemos dejado la piel. No podemos estar más contentos con el resultado.

El sonido se percibe nítido pero con la debida suciedad en el resultado final. Son temas matadores, como siempre muy recomendables para el directo. Como vosotros mismos proclamáis: “Play it loud, make us proud”.
Teníamos claro que queríamos hacernos cargo tanto del proceso compositivo como de la producción del disco. Por primera vez en 15 años nos plantábamos con tiempo y energía suficiente como para hacer el disco que teníamos en la cabeza y la única manera era haciéndolo nosotros. Para ello optamos por volver a casa a grabar el disco junto a Xanpe, nuestro técnico de siempre y la persona que mejor podía plasmar todo eso. Han sido seis meses de duro trabajo y fruto de ello es el resultado. Podemos decir que estamos delante de nuestro mejor disco hasta la fecha.

“Firebird” contundente pero limpia, diría que tiene reminiscencias de los Metallica post “…And Justice For All”. Incluso “No miracles” tiene puntos en común, aunque tiene partes muy Sabbathicas y quizá sea más setentera (siempre pasando por vuestro filtro). Este tema cuenta con los coros de Zaloa Urain de Kokein.
Sí, es un buen comienzo de disco y una buena carta de presentación para dar pie a todo lo que va pasando después. Son diez cortes donde puedes encontrar canciones con sonidos más duros, pasando por temas más rockeros o incluso de corte más clásico. Todo esto bajo un hilo conductor que hace que ninguna canción desentone, consiguiendo que esa variedad le dé más riqueza al conjunto del disco. Creo que es un disco de fácil escucha y eso hoy en día es importante.

Vuestra evolución viene ya del anterior disco, pero éste supone un paso más. Hay temas ultrarápidos y brutales como por ejemplo “Emerald City”, con esos dibujos inconfundibles tuyos en el bajo, marca de la casa. Los coros y la especial contundencia de la parte final lo convierten en madera para los conciertos y en una de las mejores. Otro tema a velocidad de vértigo es “New Old Days”, donde incluso la melodía se hace querer y se beneficia de la simplicidad intencionada de buena parte del tema. Como no podía ser menos, hay un parón y vuelve la bestia con notas muy graves vía Down o Black Sabbath.
Nuestra fuente de influencias es muy extensa y esta vez, más que nunca, hemos tratado de abrir el abanico estilístico lo máximo posible. El no repetirnos era una de las premisas a la hora de componer “FYRE”. Después de una trayectoria tan larga era hora de forzarnos a nosotros mismos y de alguna manera conseguir refrescar nuestras canciones con elementos y sonoridades nuevas. Era necesario renovar la intensidad y energía que ha caracterizado a este grupo hasta ahora, pero siempre sin perder esa esencia que han tenido nuestras canciones. La velocidad era una asignatura pendiente y creo le ha sentado muy bien a ese punto oscuro que teníamos. Pienso que hay una nueva vertiente estilística que hemos conseguido integrar de una manera muy natural y nos sentimos muy cómodos con el resultado.

“Pienso que hay una nueva vertiente estilística que hemos conseguido integrar de una manera muy natural y nos sentimos muy cómodos con el resultado”

“Parasites” es quizá la joya de la corona, con su alucinante sonido de guitarra y el elaborado y adictivo riff. Cuando se une el bajo de David aquello es el acabóse. Un tema redondo de principio a fin. Cuánto poder. Incluso habéis metido algún tipo de eco en algunos coros. Se nota que se ha cuidado el detalle.
“Parasites” es el único tema del disco que, de alguna manera, podría ser la continuación de “Riffyard”, nuestro anterior trabajo. Fue uno de los primeros temas que empezamos a escribir y tampoco queríamos que pareciese un descarte del disco anterior. Le dimos muchas vueltas a la estructura y trabajamos mucho la línea de voz que es lo que ha hecho que la canción crezca y se convierta en el tema perfecto de unión entre el disco anterior y este nuevo.

También eso se ve reflejado en “Let Down”, el detalle de los coros, incluso utilizando un registro bastante más agudo de lo habitual. No solo se trata de dar caña, se ha buscado visiblemente la calidad y un perfil más interesante y apetecible. La propia “Legarreko kanpaiak” tiene un estribillo bastante melódico si lo comparamos con vuestro legado, además de voces con algún tipo de efecto que la enriquecen sobremanera.
“Legarreko kanpaiak” ha sido nuestro segundo adelanto después de “We are next”. Son los dos temas más opuestos del disco y queríamos mostrar esos dos extremos en los adelantos. A pesar de las diferencias estilísticas creo que hay cierta coherencia y son canciones que pueden gustar a nuestros seguidores de siempre y a su vez atrapar a nuevos oyentes. Respecto a las voces, es sin duda el disco en el que más las hemos trabajado y eso se nota en el resultado. Las circunstancias esta vez han sido diferentes y hemos tenido todo el tiempo que hemos querido para componer el disco, tanto música como voces e incluso letras. Hemos cuidado mucho el detalle consiguiendo grabar el disco que buscábamos.

Vamos con otra canción reseñable: “We Are Next”, con su poderosa guitarra, la violencia de la voz… e incluso lo que parece una parte orquestal en una breve secuencia. Esa parte añade una grandilocuencia que engancha mucho, aunque se escuche en unos pocos segundos. Además, ha colaborado en él nada menos que Liam Cormier de Cancer Bats.
“We Are Next” es una de las canciones al cual más cariño le tengo porque el tema partió del primer riff que compuse para este disco. De alguna manera fue la primera piedra de “FYRE” y eso le da un valor especial para mí además de haberse convertido más tarde en el primer single, la carta de presentación del disco nuevo. Esa parte de voz que comentas surgió de una idea en el estudio y fue la guinda en el pastel en la canción. Luego está la colaboración de Liam Cormier (Cancer Bats); desde un principio tuvimos claro que ese riff era para él. Tuve la suerte de conocerlo a él y al resto de Cancer Bats hace ya unos años y son, además del ejemplo perfecto como banda, gente encantadora y muy cercana. Desde entonces tuve claro que Liam tenía que cantar con nosotros y esta vez ha surgido la oportunidad. Le estamos muy agradecidos por haber compartido con nosotros esta canción y haberla hecho más grande aún.

“Here Lies” es más simple; es increíble lo efectivos que pueden llegar a ser los silencios. ¿Habéis intentado en algún momento simplificar los temas en el sentido de dejar pequeños huecos para añadir efectividad?
La única premisa que tenemos es la de intentar hacer buenas canciones y para nosotros las buenas canciones son las que consiguen emocionar o mover algo por dentro. Para ello no tenemos ninguna plantilla o formula que funcione, simplemente buscamos energía, solidez en estructuras y emoción en melodías. Ese es el camino que intentamos labrar con cada canción.

“Xanpe es una pieza fundamental en el sonido de este grupo, tanto en estudio como en directo. Este disco queríamos hacerlo con él”

Por todo esto, la producción de Xanpe (Pi. L.T.) ha sido un factor clave en el resultado final. Ha construido un entramado absolutamente demoledor y a la vez ha cuidado con mimo todos los detalles. Lo habéis grabado hace nada, en el mes de febrero en el estudio Koba de Bilbo.
Sí, Xanpe es una pieza fundamental en el sonido de este grupo, tanto en estudio como en directo. Este disco queríamos hacerlo con él. Sentirnos como en casa era importante, tener el tiempo necesario en el estudio para poder probar sonidos, arreglos y repartirnos el trabajo en la producción musical. Una vez mas hemos trabajado muy a gusto a su lado y a la vista está el resultado. Las cosas funcionan de una manera muy sencilla cuando todos reman en una misma dirección.

Respecto al título, diablos, habéis reflejado la palabra perfectamente en la portada. Es una imagen poderosa, aunque también lo que sale del pelo se puede interpretar como flores… Supongo que “FYRE” quiere decir fuego en noruego. Al menos es lo que sale en Google.
Ritxi Ostáriz ha sido el encargado del diseño de “FYRE” y tenemos la sensación de haber conseguido lo que buscábamos, una portada con mucha fuerza visual. Nuestro anterior diseñador (Ander Sarabia) nos había dado esa estética tan característica que teníamos pero esta vez era necesario cambiar y evolucionar no solo en lo musical, sino también en la estética o imagen del grupo. Queríamos meter color para reivindicar ese renacer musical que muestra este nuevo disco y ese rojo define perfectamente la energía que tienen estas nuevas canciones. “Fyre” significa fuego pero también cuatro (en Norn, una lengua germámica ya extinta). Es nuestro cuarto disco y el fuego entendido como energía era el elemento primordial que queríamos transmitir en estas canciones.

“Queríamos meter color para reivindicar ese renacer musical que muestra este nuevo disco y ese rojo define perfectamente la energía que tienen estas nuevas canciones”

En el anterior trabajo (“Riffyard”, 2016) os estrenásteis en euskara, y esta vez habéis doblado la apuesta con “Oroiminduak” y “Legarreko kanpaiak”. Sonáis especialmente bien en vuestro idioma, aunque una parte importante de vuestros fans seguramente se puedan sentir sorprendidos.
Desde un principio la temática de las letras ha sido un factor determinante a la hora de cantar en inglés. Asociábamos las canciones a películas y muchas veces usábamos los diálogos originales para completarlas. Aun así en los últimos discos hemos dejado un poco de lado el mundo del celuloide y hemos empezado a escribir sobre más cosas. Es por eso que cuando hemos querido contar algo también hemos utilizado el euskera, un idioma que nos es más familiar que el inglés a la hora de escribir o expresarnos. Al igual que para nosotros es algo natural el mezclar canciones en ingles o euskera no debería de ser diferente para todo aquel que nos escuche.

Mantenéis la misma formación desde el primer trabajo: David González (Bajo, Berri Txarrak, PI L.T.), Josu Luengo (Guitarra, Evirus69), Haritz Lete (Voz, Kokein) y Ekain Elorza (Batería, Morgan). Ese debe de ser un factor importantísimo en el sonido tan compacto que habéis logrado con el paso de los años.
Lo es. Son casi quince años tocando juntos y eso se nota a la hora de encerrarnos en un local y ponernos a tocar o a componer. Musicalmente nos comunicamos muy bien y el hecho de conocernos desde hace tanto tiempo facilita mucho las cosas.

Y hablando del paso del tiempo, es de suponer que habéis ido añadiendo influencias a vuestro original manantial setentero-noventero de Black Sabbath, Deep Purple, Soundgarden, Down, etcétera.
Siempre he pensado que para sonar diferente o aportarle algo distinto y original a tu música es importante abrir el abanico de influencias y referencias musicales. Normalmente las bandas tienen dos o tres referentes (generalmente del mismo estilo que practican) y acaban siendo una mera copia banal de esos grupos. Por eso es importante dejarte influenciar por grupos y estilos musicales diferentes, cuantos mas mejor. Es la única manera de poder llegar a conseguir algo que llame la atención o por lo menos tenga personalidad. Dicho esto, es lo que nosotros hemos intentado hacer y espero que con éxito, jaja…

Una vez publicado el disco, tenéis cerrada la parte de invierno/primavera en cuanto a salas? Haréis festivales de verano?
De momento y por motivos que todo el mundo bien sabe, hemos tenido que postponer toda la primera mitad de la gira (hasta junio) y luego ya se verá en base a cómo vaya evolucionando todo esto. Son tiempo difíciles para todo el mundo así que la prioridad es hacer las cosas bien y con responsabilidad, después ya habrá tiempo de poner todo en orden otra vez. La idea será ir poco a poco, tocando y disfrutando cuando se pueda y de lo que vaya llegando y sobre todo, con todo aquel que se vaya acercando a nuestros conciertos y a nuestra música. Podéis seguirnos e informaros de todo esto y más cosas en nuestra web.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.