Arriba Los Corazones
Entrevistas / Los Enemigos

Arriba Los Corazones

Joan S. Luna — hace 21 años
Fotógrafo — Archivo

El viaje hasta la otra orillaes largo y, a veces, el final de una quimera. A pesar de todo, Los Enemigoscontinúan su singladura hacia un lugar que sólo ellos puedenimaginar cómo es. Porque siempre ha sido así. Contra vientoy marea, ganándose el respeto y la admiración de prácticamentetodo el mundo y demostrando, como en la entrevista que tienen en sus manos,que no hay -ni hubo- trampa ni cartón.

Los componentes del grupo madrileño “estánhechos de otra pasta”. Me lo dijeron una vez en una pequeñatienda de Cercedilla. Y es verdad. Los Enemigos -supervivientes, únicos,ajenos a corrientes y modas, siempre inspirados, nunca bien ponderados porquienes sólo ven en ellos la antítesis de lo cool- vuelvendespués de casi tres años con “Nada”, undisco amargo, desengañado, lleno de contrastes, de rincones que admitendobles lecturas y donde uno también puede intuir ganas de exprimirla vida. “Morirse sano es de gilipollas, ya que te mueres por lo menosmuérete estropeao” dice con vehemencia un Josele Santiago ­loreconoceré ya: uno de los músicos que más admiro- queal llegar a las oficinas de Chewaka lo primero que hace es sugerirme quevayamos a tomar unas cañitas a un bar que acaba de ver y que le hadado buenas vibraciones. Como Manolo Benítez ­el cuarto Enemigo,ahora oficialmente- tarda en aparcar, la escapada tabernaria se frustra.Los Enemigos no son filósofos, que va, lo suyo es la expresiónmusical perfecta del vivo-como-soy-y-como-siento. Y no siempre sentimoslo mismo. En su nuevo trabajo hay tristeza, pero no la agonía, larabia y la dignidad a partes iguales que encontrábamos en “TrasEl Último No Va Nadie” (RCA, 94), un disco problemáticosegún el propio Josele. “Sí, sí es amargo. Peroojo, lo del sonido de este disco no está tan claro, antes del cortede acetato no sonaba a culo. Ahí pasó algo, no sabemos qué,hubo también sus mosqueos y además no lo quieren reeditar,está agotado y RCA pasa de reeditarlo y no entiendo por qué.Pero no era tan crudo”. Coincidencias, al fin y al cabo, que ayudarona cargar aún más las tintas de lo tremendo sobre uno de losdiscos de la década. Con “Nada” pasa todo lo contrario.El sonido es brillante, detallista y pulido. Su trabajo les ha costado.”En realidad en los últimos años no hemos parado de currar,de hacer muchos conciertos y de grabar muchas maquetas, hemos querido trabajarmás con los sonidos, con tres amplis distintos o seis, con muchasguitarras no es ni más ni menos válido, es diferente, unaespecie de reacción frente a “Gas” (RCA ,96), quelo grabamos al estilo “apartarsus” que es algo así como”apartarsus que me enchufo y voy”. Además lo acústicoestá más presente y también las percusiones. Hemoscurrado con Carlos Martos y, como ya nos conocemos bien, no hemos dejadode darle el coñazo. Pero ha sido muy trabajoso, grabando las basesen IZ, las voces en Kirios y las mezclas en Red Led. Mucho trajínpero también muy divertido porque no te da tiempo a cansarte de unsitio”. Manolo permanece callado junto a nosotros, apostilla a vecesen voz baja y se carcajea cuando Josele ­irónico y punzante comoen sus textos- asegura que “ahora somos un grupo más IVA, nomasivo joder ahora pagamos hacienda y todo pero lo de ser famoso no me interesaen absoluto, yo estoy muy a gusto como estoy. Llevamos doce añosya viviendo de esto y estoy bien eso de la fama tiene que ser espantoso,yo no tengo coche y me gastaría una pasta en taxis que te cagas”o que “no, no, a mi producir discos no me interesa muchos botones ytodo eso, paso, paso además hay botones que lo borran todo y seguroque tocaría alguno”. Más serios nos ponemos cuando recordamosa An-Tonio, cantante algecireño de prometedor futuro y fallecidohace unos meses, al que le dedican un tema rebosante de ternura (“Antonio”,para más señas). “An-Tonio me llamó a mípara su primer disco era un tío muy majo y muy peculiar y muy apañaoy era de tal manera que cuando quedamos para ver las canciones pues esasno eran y me dijo “joder tío, es que estas son nuevas y me apetecíamucho enseñártelas” así que quedamos para el próximodisco pero se murió.A mí me jodió mucho porque eraun tío con mucho futuro y muchos proyectos y mucha vidilla y yo queríahacer algo una canción suya, pero claro, hacerla sin que élpudiera decirme qué le parecía o si le gustaba me parecíauna falta de respeto, así que hice ésta, que habla de él”.Esta canción, casi seis minutos de cambios de ritmo, percusióncálida, emoción y guitarras en canal limpio, contiene unade las frases que mejor pueden definir lo que son y lo que representan LosEnemigos (“Y me ha dicho el Antonio que use la puerta de atrás/ y bien mirao yo lo prefiero”). Josele parece estar de acuerdo “Antonioy yo estamos acostumbraos a usar la puerta de atrás por si las moscaspara los que hemos estado un poco al otro lado, que siempre te pueden trincar,pues están muy bien para entrar y para salir”. Llaman a Joselepor teléfono, así que aprovecho para hablar con Manolo sobresu inclusión definitiva en el grupo. Con voz casi trémula,acento sureño y un brillo ilusionado en los ojos asegura que “estoymuy contento, ahora somos cuatro y siempre mola más ademássomos amigos desde hace mucho tiempo y he estado tanto tiempo con ellos,que la verdad es que es un placer”. Luego me cuenta qué se escondetras las enigmáticas siglas que dan título a uno de los temasmás extraños del disco: “T.T.L.”, un corte instrumentaly crudo con la espectral voz de Chema “Animal” Pérez (batería)muy de fondo salmodiando en un latín casi ininteligible. “Esun tema de Chema que significa “Tibis Terra Levis”, algo asícomo que la Tierra te sea leve en Latín. Lo ponían en lastumbas de aquella época para desear a los difuntos eso, que no lespesara demasiado, pero Chema le ha dado la vuelta y lo que quiere transmitires justo lo contrario: que el paso por la Tierra nos sea leve”. No se ponen estupendos cuando les sugiero que quizá sean una bandade referencia para un montón de grupos de querencia clásicay rockera. “No lo sé, la verdad. Lo que sí sées que las antorchas se pasan, nosotros la recogimos de Leño, Cucharada,Ilegales, Siniestro y supongo que ahora le tocará recogerla a otros,quizá también de nosotros ¿Mis grupos favoritos deahora? Pues Leño, Cucharada, Ilegales, Siniestro (risotadas de ambos)je, je también La Trapera, flipo con Emilio el Moro y Victor Jaray de ahora me gustan mucho Wilco, que son la rehostia. Salvo con la máquinay todo eso, me gusta casi todo, pero con esto, no sé que tendrá,no sé si serán las pastillas, pero seguro que algo tendráManolo UVI me pone cosas en su casa que bueno Orbital y tal y tal”.Pues ya ven, a pesar de las marejadas electrónicas de los últimosaños, a pesar de la decadencia casi generalizada de los músicosde su generación, a pesar de que los gustos del público siguensiendo racheados e imprevisibles, Los Enemigos siguen ahí, despuésde publicar discos imprescindibles (“La Vida Mata”, 89);necesarios (“La Cuenta Atrás”, 91); incomprendidos(“Sursum Corda”, 94); imperfectos (“Un TíoCabal”, 88) y también salvajes (“Ferpectamente”,86). Por si fuera poco, el ausente Fino Oyonarte (bajo) es responsable dela producción de dos de los mejores discos nacionales de los noventa:”Super 8″ de Los Planetas y “Hulahop”de Mercromina. Por otro lado, piensan repetir la experiencia de una grangira por todo el país a partir del mes de Marzo, además yaestán preparando su segunda banda sonora, que ambientará elsegundo filme de Alex Calvo Sotelo. “Ya hicimos la banda sonora de”Igual Caen Dos”, que también era de Alex por ciertose puede conseguir en AlKilo Discos, referencia milytantos Pe O Box no séqué y demás (muchas risas) y ahora haremos ésta a verqué tal”. Cuando termina la entrevista les paso mis discos paraque me los firmen, y Josele, con el maxi que grabaron tras su victoria enel Villa de Madrid del 86 (¡en el apartado pop!), en las manos sesonríe. “¡Hala! si el teléfono de contacto es elde casa de mi madre Joder tío, me siento mu mayó recuerdoque después de esto nos montaron una gira por el norte de GreciaImagínate, tres chavales de veinte años en autobúspor allí eso sí, lo que más me sorprendió fuelo brutos que eran los griegos. Yo me los imaginaba más finos, comoson la cuna de la cultura occidental claro que visto cómo estánlas cosas en Occidente, ahora ya lo comprendo”. No eres el único. ”Nada” está publicado por Chewaka/Virgin.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.