“No hay grandes razones para ser optimistas”
Entrevistas / Algiers

“No hay grandes razones para ser optimistas”

Sergio Ariza — hace 1 semana
Fotógrafo — Archivo

Algiers anda presentando su tercer disco, “There Is No Year”, que saldrá a la venta el próximo 17 de enero. La banda se ha hecho un nombre con una música que mezcla góspel, post punk, y un mensaje incendiario que no deja indiferente. Algo de eso vuelve a haber en este disco en el que han logrado una obra más cohesionada que su anterior trabajo, “The Underside Of Power”.

Nos encontramos en un hotel madrileño, están presentes Franklin James Fisher, el cantante de la banda, y Ryan Mahan, el bajista. Es la última de su serie de entrevistas antes de coger el avión y el miedo a volar del primero hace que las copas de whisky fluyan con la misma energía que la contagiosa risa de Fisher. Al principio se muestran recelosos pero, a medida que la entrevista va avanzando, se van soltando y me hablan de los tiempos en los que despreciaban a Depeche Mode, de su posición en la historia de la música más rebelde, de sus charlas con Adrian Utley sobre Portishead o de su complejo proceso creativo. Lo que me queda bien claro después de la charla es que estos tipos de Atlanta están realmente orgullosos de la música que hacen.

Adrian Utley tuvo un importante papel en vuestro último trabajo, no solo como productor sino también tocando en el disco, ¿por qué habéis decidido reemplazarlo con Randall Dunn y Ben Greenberg para este álbum?
Franklin James Fisher: No era tanto algo así como reemplazarlo, habíamos trabajado con Randall y Ben al final de las sesiones de “The Underside Of Power”, Ben se encargó de la post producción de ese disco y Randall lo mezcló, además trabajamos con ellos en otros proyectos desde entonces y creamos una relación personal, además de profesional, y creo que eso es lo más importante cuando grabas un disco, crear una relación con el productor.

¿Y no existía esa relación con Adrian?
Ryan Mahan: No, no, nada de eso. No tuvimos mucho tiempo con Adrian, creo que solo fueron 10 días. Y ahora todo se reducía a una cuestión de tiempo, Adrian es un tipo muy ocupado y nosotros ya habíamos creado una gran relación con Randall
Franklin James Fisher: Pero fue genial, Adrian nos dejó quedarnos en su casa. Me dejó que todas las noches en la cena le preguntara por Portishead o cualquier cosa que se me ocurriera. Matt, nuestro batería, y yo vivimos en Nueva York, Randall y Ben viven en Nueva York, y hemos estado trabajando en un proyecto con Massive Attack y Ben, hicimos lo de Depeche Mode con Ben, colaboré en el disco en solitario de Randall, hemos estado quedando de continuo, tenía sentido contar con ellos.

Os gusta comenzar vuestros discos muy fuerte, colocando algunas de las mejores canciones al principio, en este disco también, con las tres primeras canciones destacando mucho, pero creo que esta vez el disco está más cohesionado que “The Underside Of Power”, ¿habéis pasado mucho tiempo buscando la mejor secuencia de canciones?
Franklin James Fisher: (Se ríe) Sí
Ryan Mahan: Yo creo que tiene que ver con las letras y con el arte asociado al disco. Los productores nos dijeron tenéis este tiempo y así es como tiene que estar estructurado, creo que ha sido diferente a cómo habíamos trabajado en el pasado y esta ha sido la consecuencia. Hemos diseñado hasta la estética asociada al disco, también puede ser que hayamos madurado o nos hayamos hecho viejos.

Es cierto que la estética asociada con el disco, los clips, vuestra página web, todo ha jugado para que parezca más un todo que una colección de canciones
Ryan Mahan: Estoy de acuerdo contigo y, en concreto, “The Underside Of Power” sí que me suena a una colección de canciones, aunque el primer disco estaba bastante cohesionado, pero creo que estoy contigo con relación a este.

Con vuestro último disco tuvisteis la oportunidad de abrir para Depeche Mode, ¿cómo es la experiencia de tocar en un gran estadio para decenas de miles de personas?
Franklin James Fisher: Es totalmente diferente (risas)
Ryan Mahan: Y que lo digas, comíamos al lado del puto Martin Gore (más risas) Y era un tipo dulce y educado…

¿Y la reacción de la gente?
Franklin James Fisher: Estuvo muy bien, desde luego mucho mejor que cuando en los 80 a los teloneros les tiraban de todo

¿Y os alimentabais de esa energía?
Franklin James Fisher: Nos alimentábamos de todo, el tamaño de una gira así lo cambia todo, y nos trataron muy bien, de Dave Gahan hacia abajo
Ryan Mahan: Y sus fans
Franklin James Fisher: Todos se comportaron de maravilla con nosotros, como si fuéramos parte de la estructura, parte del equipo
Ryan Mahan: Y tocar en escenarios así, con todo tan controlado técnicamente. Nosotros estamos acostumbrados a hacerlo todo nosotros mismos, montar el equipo, probarlo y aquí solo tenías que subir al escenario y tocar. No tienes que preocuparte porque se te vaya a romper una cuerda

“Para un tío como yo, que creció con el punk rock, yo odiaba a los Depeche Mode, para mí eran una mierda ‘mainstream’. Pero cuando nos fuimos de gira con ellos te das cuenta de lo grandes que son sus discos, maduras un poco como fan de la música”.

Hablando de Depeche Mode, nunca me había parecido una influencia en vuestra música hasta que he escuchado “Chaka” en este disco, ¿podéis ver su huella detrás de esa canción?
Franklin James Fisher: (Pone una cara extraña)
Ryan Mahan: (Refiriéndose a su compañero) Te vas a tener que acostumbrar a esto

No soy el único que os ha comentado esto, ¿verdad?
Ryan Mahan: No, no has sido el primero
Franklin James Fisher: ¿Has escuchado cosas de Depeche Mode en “Chaka”?

Musicalmente, desde luego
Franklin James Fisher: Está bien, es que me parece increíble cómo tanta gente ha visto esta conexión entre Depeche Mode y esa canción, algo que a mí no se me había pasado nunca por la cabeza
Ryan Mahan: ¿Has escuchado a la banda Ono? Son de los EEUU, una banda No Wave de Chicago, son amigos nuestros y son geniales. En fin, una banda de hace tiempo, pues uno de sus miembros, P. Michael, nos dijo que esta canción era algo así como nuestro “Black Celebration”. Pero para un tío como yo, que creció con el punk rock, yo odiaba a los Depeche Mode, para mí eran una mierda ‘mainstream’. Pero cuando nos fuimos de gira con ellos te das cuenta de lo grandes que son sus discos, maduras un poco como fan de la música. Pero tienes que entender que en ningún momento decidimos que esa canción fuera a sonar como Depeche Mode.

Evidentemente si no os hubierais ido de gira con ellos, mucha gente no hubiera hecho la conexión…
Ryan Mahan: Totalmente de acuerdo
Franklin James Fisher: Eso es lo fascinante, todo esto está influido por todo ese tipo de cosas

Cuando sacasteis “The Underside Of Power” en 2017, teníamos a Trump, el Brexit… y ya parecía el fin del mundo, pero ahora tenemos a Bolsonaro en Brasil, disturbios en Chile, la aparición de la ultraderecha en España y, paradojicamente, Boris Johnson y Donald Trump son claros favoritos en las próximas elecciones (*Esta entrevista se hizo antes de la victoria de Johnson). ¿Habláis sobre eso cuando decís en “Dispossession”: “Run around run away from your America, While it burns in the streets” o en “Wait For The Sound”: “The streets are raining fire, We’ll be gone now any day”? ¿alguna idea sobre cómo hemos llegado a esto?
Franklin James Fisher: ¿Alguna idea? Ni idea, tío, es de locos

Es como en la primera elección de Trump, al principio no parecía más que una broma y todos los medios se centraron en él y luego mira los resultados
Franklin James Fisher: Yo sí que sabía que iba a ganar, era el único de mis amigos que estaba convencido de que iba a ganar
Ryan Mahan: Es cierto, nosotros nos lo tomábamos a broma. No tiene ninguna oportunidad. Y es curioso porque cuando grabamos ‘The Underside Of Power’, ese mismo día era la votación del Brexit y nuestros colegas británicos estaban muy tranquilos pensando “eso no va a pasar” jamás y nosotros les dijimos, “probablemente vaya a pasar”
Franklin James Fisher: (Risas)
Ryan Mahan: Y por un breve momento pensamos, finalmente los británicos parecen más estúpidos que nosotros

Y te puedo preguntar Frank qué es ‘El Sonido’, en “There is no year”, la canción, hablas de “prepararse para ‘El Sonido'”, luego está la canción “Wait For The Sound” y, por último, finalizas el disco con “Nothing Bloomed” diciendo “todo empieza a desaparecer bajo el sonido del silencio”, ¿’El Sonido’ es la esperanza y la hemos perdido?
Franklin James Fisher: “Misophonia” (el poema en el que se inspira este disco escrito por el propio Fisher) significa literalmente odiar el sonido, es una enfermedad en la que ciertos sonidos te vuelven loco… Todo tiene que ver, desde luego

¿Y podemos tener alguna esperanza?
Franklin James Fisher: Desde luego no hay grandes razones para ser optimistas
Ryan Mahan: Pero se puede ser activista y no rendirse

Desde luego que parece una época perfecta para olvidarse del rollo irónico y hablar de lo que está pasando
Franklin James Fisher: Sí, pero también es tiempo de que nos replanteamos cómo hablamos de todo eso. Me refiero a hacerlo de una manera más espiritual, y con ello no me estoy refiriendo a un rollo religioso. Lo que digo es que no puedes ir con ese rollo binario, ese acercamiento en dos dimensiones. Hay que buscar soluciones más humanas

Es curioso que menciones lo binario cuando en este disco está la canción “Repeating Night” en la que decís “Don’t forget it’s us against them”, pero ¿quiénes son ellos y quiénes somos nosotros?
Franklin James Fisher: Ryan escribió esa letra, tienes que preguntárselo a él
Ryan Mahan: Eso puede significar cualquier cosa, puede ser una cosa personal, algo que estaba pasando en el estudio
Franklin James Fisher: (Risa estruendosa)
Ryan Mahan: Pero evidentemente es algo más universal, no hay que olvidar que siempre son ellos los que comienzan una guerra, no nosotros. Siempre es alguien con poder el que toma ese tipo de decisiones. Nos enteramos que estamos en guerra y que nos tenemos que matar unos a otros, así que para mí eso es lo que significa “nosotros contra ellos’, porque en la política americana siempre se toman las decisiones de manera personal y tenemos que darnos cuenta que “nosotros” somos los que tenemos que lidiar con ellas, somos un colectivo.

“No hay ninguna fórmula, cada tío de esta banda es un compositor y cualquier cosa que nos parezca buena, la trabajamos entre los cuatro”.

‘Unoccupied’ es otra de las piezas principales del disco pero su significado se me escapa dentro del total, ¿me lo puedes explicar?
Franklin James Fisher: No, cada uno tiene que sacar sus propias conclusiones, ¿qué es para ti?

Como te he dicho no lo tengo claro, podría ser una canción de amor
Franklin James Fisher: Puede ser una canción de amor, si eso es lo que quieres

“Void” es una de las canciones más punk que habéis hecho, pero he visto que viene como tema extra, ¿por qué no la habéis incluido en el disco?
Franklin James Fisher: No es un tema extra, es parte del disco, en el vinilo aparece como un agujero de gusano que apunta a otra cosa. Es cierto que está fuera de la estructura tradicional del disco
Ryan Mahan: Sí, porque esa canción la escribimos mucho antes y la hemos tocado en directo varias veces, pero a los productores no les gustó, así que también representa una batalla interna, y estoy de acuerdo con lo que dice Frank, ‘Void’ es una especie de sorpresa, de no saber que es lo que vas a escuchar a continuación. Es como “Can the Sub_Bass Speak?” que tampoco está en el disco, salió antes, pero pertenece a este proyecto, es el comienzo y “Void” es el final.
Franklin James Fisher: Es una de las cuestiones principales del disco, ¿has visto la portada? ¿has visto al hombre que está cayendo? Una de las cosas de las que no pudimos conseguir la licencia, a pesar de que yo quería que estuviera en la portada interior, es al actor que interpreta esa escena, después de realizarla, una vez en el suelo
Ryan Mahan: No he visto esa foto
Franklin James Fisher: Pues eso es lo que yo quería que se viera que no hay tal cosa como un año (juego de palabras con el título del disco), no existe el tiempo, que no existen esas cosas de las que esperas que estructuren tu vida, la gente que está en política no cree en las ideologías que supuestamente defienden, todas esas cosas son ilusiones. Como ese actor interpretando algo en una peli de serie B de los años 70
Ryan Mahan: O Algiers siendo una banda pop
Franklin James Fisher: (Vuelve a estallar en risas)

Es interesante que hayáis dicho que “Can the Sub_Bass Speak?” sea el inicio de este disco. Se trata de una pieza muy interesante de música en la que coqueteáis con el free jazz y otras cosas, pero, por lo general, vuestra música surge de mezclar post-punk y gospel, con un poco de soul, y a ti Frank te han dicho que eres una especie de predicador…
Franklin James Fisher: Eso es solo porque soy negro y soy el cantante.

Precisamente en esa canción hablas sobre eso, mencionas la mala crítica que os dedicó Pitchfork, etcétera, sobre cómo muchas críticas están condicionadas por el color de tu piel o en el caso de Pitchfork por tu edad, diciendo que ya no tienes edad para estar rabioso ¿es difícil para ti?
Franklin James Fisher: En cuanto a la crítica de Pitchfork estaban intentando caracterizarme, era en plan un tío de 35 años, bueno al principio me describían como un tipo de mediana edad y luego lo editaron a lo de los 35 años.
Ryan Mahan: Sí, lo cambiaron, en la original decía mediana edad
Franklin James Fisher: Por otro lado me dio la idea para la canción y ha sido una de las que más rápido he escrito en mi vida, solo tuve que pensar en todo lo que me han estado llamando durante toda mi vida. Y si quieres saber cómo me siento sobre ello, está todo en la canción.

Vuestro mensaje, vuestras letras, son muy importantes para vosotros, pero para que funcione y llegue al oyente, lo hacéis a tavés de la música, de las canciones, ¿cómo trabajáis? ¿Primero las letras y luego les ponéis música o al revés?
Franklin James Fisher: No hay ninguna fórmula, cada tío de esta banda es un compositor y cualquier cosa que nos parezca buena, la trabajamos entre los cuatro. Por ejemplo, “Claudette” del primer disco, Ryan creó toda la música e hizo una demo, luego Lee tenía esta idea sobre cosas de las que quería hablar, pero no sabía cómo darle forma, nos escribió un mail diciendo tengo todo esto pero no sé realmente qué hacer con ello, así que me dijo Frank seguro que tú puedes hacer algo con ello. Así que así surgió ‘Claudette’, cogí las palabras de Lee, las junté con las música de Ryan y así se hizo esa canción. O “The Underside Of Power”, Ryan lo compuso casi todo…
Ryan Mahan: Pero no compuse el puente
Franklin James Fisher: El puente era de Lee, Ryan estaba en Londres, Lee en Atlanta, estábamos en un periodo de descanso de la banda y cuando nos volvimos a juntar resulta que cada uno de ellos compuso una parte que estaba en la misma clave, en casi el mismo tempo. Escuché las dos cosas y les dije esto va a ser muy fácil, chicos, la parte de Lee puede ser el puente de la de Ryan. Así que me puse con ello y en cuanto escuché la melodía, Ryan es muy bueno con la melodía, la línea vocal salió sola, y así surgió ‘The Underside Of Power’.
Ryan Mahan: Lo que es interesante de esa canción es que puedes escuchar mi demo en ella, la dejamos ahí, todas las voces de acompañamiento las hice en mi puta habitación en 2016 sin tener ni idea de que iban a aparecer en un disco. Otro ejemplo de proceso de creación de una canción, “Walk Like A Panther”, tenía un ritmo pero no sabía muy bien qué hacer con él y se lo toqué a Frank y comenzó a cantar, lo grabé y quedó genial.
Franklin James Fisher: Sí, y ni siquiera fue algo que hiciera de manera consciente. Oh, y en este disco, “Repeating night”, tenía la melodía, la letra, la línea vocal pero no me parecía que funcionara. Así que pensamos en probar con algo distinto y se me ocurrió esta otra maravillosa melodía
(Comienza a cantar) “If I ever try to change your mind”… (NdA)
Estoy en una banda con este tío y la manera en la que oye la melodía es increíble y, aunque él no esté de acuerdo, es el mejor bajista con el que tocado, Lee siempre desafía lo que pienso que se puede hacer con la guitarra y cada vez que lo entiendo lo vuelve a cambiar, Lee Tesche es el mejor guitarrista que conzco y Matt Tong es el mejor batería que existe. Así que estoy en una banda con estos tipos y es increíble, pero no es una competición de egos. Cada vez que nos juntamos alguien trae algo increíble, así que soy muy afortunado de poder estar en esa situación.

Puede que no tanto vuestro sonido, pero vuestra actitud y mensaje me recuerda a la de grupos combativos como MC5, los Clash, Public Enemy o Rage Against The Machine, ¿os sentís parte de esa tradición? ¿Y por qué pensáis que ese tipo de bandas siempre se les ataca desde el mismo punto de vista, diciendo que sermonean por posicionarse políticamente?
Ryan Mahan: A MC5 no se les ha criticado tanto, porque mucha gente piensa que son más divertidos, su música suena a disturbio pero también a fiesta, mientras que los Clash hacen propuestas y hay gente que odia a los Clash. A mí me encantan, pero no solo por la política sino por su aceptación de lo que son y donde pertenecen con su música, el hecho de que su música sea música negra y así lo reconozcan, Joe Strummer nunca hubiera dicho “nosotros hemos inventado esto”
Franklin James Fisher: (Carcajadas)
Ryan Mahan: Johnny Rotten, a pesar de que luego cambió el discurso, y los Sex Pistols nunca hubieran dicho eso, hasta que no formó PIL no aceptó la influencia negra. Pero sí que creo que compartimos cierta tradición de música rebelde. Mi experiencia personal con la música gospel es desde un punto de vista secular, para mí la música gospel es música rebelde y la gente se reúne y la canta, así que, para mí, es como en la tradición de las ‘work songs’, para mí eso ya son canciones punk, y nosotros tratamos de ser parte de esa historia.

Agenda

20.00h 18 €

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.