Ponte creativo
Libros / Questlove

Ponte creativo

7 / 10
Carlos Pérez de Ziriza — hace 3 semanas
Empresa — Planeta | Temas de Hoy

Comenzaré por el final, rescatando mi reflexión favorita de entre las muchas que Ahmir Khalib Thompson, más conocido como Questlove, alma mater de The Roots, introduce casi al final de este libro sobre las múltiples caras de la creatividad: “Una de las mejores maneras de manejar el sentimiento de fracaso es aceptar un hecho muy simple: al mundo le importas más bien poco. Si lanzas un disco y lo compra menos gente de la que esperabas, si escribes un libro y se vende menos de lo esperado, si escribes un tweet y no consigues tantos tweets o likes como estás acostumbrado, siéntete bien con ello. Te están agasajando con el regalo de la libertad. El mundo está demasiado abarrotado, está lleno de todo”.

Que eso lo diga un tipo que ha sido batería, teclista, guitarrista, productor, actor, DJ, compositor e incluso escritor (sus colaboraciones periodísticas e incluso uno de sus anteriores libros, el autobiográfico “Mo’ Meta Blues: The World According To Questlove“, de 2015), por no hablar de la versatilidad a la que le obliga su papel de director musical en el late night show televisivo de Jimmy Fallon, en el que The Roots han de acoplarse al estilo de cualquier invitado del más variopinto pelaje, es toda una garantía. Incluso algo muy consecuente. Pocos pueden saber mejor de lo que hablan.

Concebido como una extensión de su libro de memorias – de hecho, el escritor Ben Greenman también está aquí presente echando una mano –, “Ponte creativo” es un valioso (aunque desigual) repaso a muchos de los pensamientos en voz alta que el músico de Philadelphia ha ido acumulando a lo largo de tres décadas de carrera: partiendo de la educación musical heredada de sus padres (también músicos), desde la premisa de que todos tenemos un potencial creativo en nuestro interior, y extrayendo provechosas enseñanzas de todas y cada una de sus actividades complementarias, alimentadas por varias décadas de música negra (aunque no solo negra, claro), desde el viejo programa “Soul Train” hasta las últimas grabaciones de Cody ChesnuTT, Thundercat o Kamasi Washington, pasando por las producciones modélicas de Bomb Squad para los discos totémicos de Public Enemy o su trabajo con el guadianesco D’Angelo, ejemplo máximo de bloqueo creativo tras deslumbrar hace más de dos décadas con un debut difícilmente superable.

La figura del mentor, la del fracaso, la del estancamiento creativo, las versiones de otros artistas, el reciclaje de ideas propias, las distracciones y la sobrecarga de información que nos procuran las redes sociales o el mero aburrimiento como licencia que todos nos hemos de otorgar de cuando en cuando (incluso como inesperado brote de inventiva) son algunos de los temas que Questlove aborda con sagacidad, muchas veces relacionados (y enriquecidos) mediante paralelismos con el ámbito culinario en el que tanto se ha sumergido en los últimos tiempos: “Somethingtofoodabout” fue su libro de 2016. Y aunque sus 300 páginas están presididas por un positivismo algo zen, por un buen rollo que en ocasiones puede parecer algo naïf, lo cierto es que pocas veces da puntada sin hilo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies