Mater 2-10
Libros / Hwang Sok-yong

Mater 2-10

7 / 10
Jordian Fo — 24-10-2023
Empresa — Alianza Editorial

El escritor coreano Hwang Sok-yong emprendió, hace treinta años, una tarea hercúlea para llenar un vacío que, según él, existía en la literatura de su país: dar voz a los trabajadores industriales modernos y a los activistas anónimos. El resultado es “Mater 2-10”, una obra mastodóntica de seiscientas páginas que recorre un siglo de historia coreana a través de las vivencias de tres generaciones de trabajadores del ferrocarril.

El ya octogenario autor sabe mostrar con sus palabras el dolor de una nación dividida tras la Segunda Guerra Mundial, así como el anhelo particular de construir una línea ferroviaria que conecte las dos Coreas. Este libro-ladrillo está repleto de recuerdos, de ángeles y de fantasmas, ya que Hwang Sok-yong ha escrito la historia de su ciudad natal y, ya de paso, la de todo un país que todavía resulta un gran desconocido para muchas personas del resto del mundo.

Detallista en las descripciones, Hwang nos confunde a menudo al utilizar gran cantidad de personajes y de nombres asiáticos con los que los lectores occidentales no estamos familiarizados; yo mismo me he perdido a veces en la lectura de esta obra titánica. Sin embargo, me he reencontrado fácilmente con el hilo argumental porque el texto original admite también una interpretación en clave socio-política: “Lo que los destrozaba no era la rabia sino la desesperación. Era el resultado de un desgaste paulatino provocado por el terrorífico y gran enemigo que es la vida diaria. Cuando abandonaban la asamblea se quedaban solos. La vida diaria monótona y sin valor los destrozó. El despido es un asesinato”.

Sí, la reivindicación y el orgullo de la clase proletaria es uno de los leitmotiv de “Mater 2-10”, donde quedan escritas algunas sentencias que no admiten discusión: “El capitalismo es malo, pero ¿cuál es la alternativa? No lo sabemos. No sabemos ni una mierda sobre las alternativas, pero de lo que estamos seguros es que el capitalismo es malo.” Verdades como puños, aquí, en Corea y en cualquier parte del mundo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.