Crucidramas
Discos / Vic Mirallas

Crucidramas

7 / 10
Alejandro Caballero Serrano — 03-12-2021
Empresa — Warner Music Spain
Género — Pop
Fotógrafo —

Han tenido que pasar cuatro años, dos EP y más de una decena de singles para llegar al segundo álbum de Vic Mirallas, pero ya lo tenemos aquí. “CRUCIDRAMAS” (Warner, 21) es un disco de diez canciones en el que nos muestra su gran versatilidad artística, esa que ha conseguido gracias a su vertiente como compositor y músico en distintos proyectos.

Es por eso por lo que, dentro de unos ritmos muy cercanos al pop, el catalán es capaz de acercar algunas de sus pistas a géneros muy dispares. Como buen saxofonista, logra llevarse su colaboración junto a Ca7riel, “Tú no me quiere’ a mi” a una vertiente que se encuentra entre el jazz y el pop; un ejercicio que repite en “Préstame”, pero esta vez teniendo como referente al género funk; y, aunque estos estilos hacen parecer que se encuentra lejos de los sonidos más urbanos, nada más lejos de la realidad, ya que en “Plan B” despliega sus barras en unos ritmos muy rápidos, muy cercanos al rap. Aunque también incluye pistas muy de pop como “Pura vida” o “La mitad de mí” que, a pesar de pertenecer al género musical por excelencia en la mayoría de la población, consigue aportarle una frescura que la hace totalmente diferencial.

Además, su amplia carrera como compositor y músico le ha permitido crear vínculos con muchos artistas y varios de ellos no han dudado en unirse al proyecto del joven artista. Al anteriormente mencionado Ca7riel, se le suma la cantante Nicole Zignago, que logra empastar a la perfección su voz con la de Mirallas en la pieza que abre el álbum, “Mirar atrás”; también se apunta Carlos Ares en “Qué bien que te vi”, una canción que bien podría formar parte del haber de El Kanka gracias a esa onda que se encuentra a caballo entre el funk y el pop; aunque la mejor colaboración del disco la firma Juancho Marqués en “Todo lo que tengo”, uno de los hits del álbum que, a pesar de pertenecer al estilo del rapero sevillano, incluye unos toques flamencos que la hacen destacar entre el resto de las piezas. En esta ocasión, es palpable la química que hay entre ambos artistas, ya que tienen otros grandes temas juntos como “Si yo estuviera enamorao” o “Cuando no estoy yo”.

Pero, aparte de todo el abanico musical que despliega dentro del disco, lo que más nos gustan son esas letras que se esconden debajo de las partituras. En ellas encontramos historias de amor y desamor varias que destacan por la verdad que transmiten y por la franqueza que tiene Vic de contarlas. Algo que mejora por la calidez de su voz y de la música que le acompaña, dos hechos que se hacen mucho más latentes en la última pista del trabajo, “CRUCIGRAMAS”.

En definitiva, “CRUCIDRAMAS” es la confirmación del catalán como uno de los artistas con más potencial dentro de la escena nacional. Un músico al que el resto de sus compañeros ya le tenían muy en cuenta, y al que le toca ahora trasladar esa atención al resto del público. Ya que, ante todo Vic Mirallas es música y honestidad, algo más que necesario en el actual panorama musical.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.