Drift Series 1
Discos / Underworld

Drift Series 1

8 / 10
Raúl Linares — hace 2 meses
Empresa — Caroline
Género — Electrónica

El veterano grupo de música electrónica Underworld vuelve a la carga con un nuevo proyecto en el que han decidido demostrar que la edad no va reñida con una falta de inspiración ni de ganas de currar. Rick Smith y Karl Hyde llevan haciendo música juntos desde el 1987 y han decidido hacer algo más novedoso, ya que este disco es en realidad una selección de los mejores temas que han ido publicando con puntualidad a lo largo de 52 semanas en las que no han parado de producir música y de colaborar con varios músicos y artistas audiovisuales para dar como resultado este “Drifter”, un proyecto que ha dado sus frutos en forma de cinco EPs, un DVD de cortos y un trabajo junto con el grupo The Necks. El disco que nos ocupa es el “Drift Series 1 – Sampler Edition”, donde se seleccionan unos temas que cuentan con colaboradores tan interesantes como el productor de techno inglés Ø-Phase, asociado al sello belga Token, y también a los músicos Lewis Evans y Georgia Ellery del grupo (también inglés) Black Country, New Road.

Arrancan con un “Appleshine” donde Georgia y Lewis aportan su violín y flauta a un tema con una base techno y un rollo ambiental que es una delicia para dejarse llevar y viajar un rato por una campiña inglesa distópica. “This Must Be Drum Street” es otro buen tema con un fuerte componente pop que engancha desde el primer momento, gracias también a ese sinte arreglado rollo Moroder; jugada parecida la que se marcan con “Listen To Their No”, de nuevo con arpegio de fondo, pero en esta ocasión con un punto extra de euforia y contundencia. En “Border Country” cuentan con la colaboración de Ø-Phase y se nota desde el primer momento con ese rollo techno opresivo y urgente con toque industrial, cuya mezcla con el sonido de Underworld da como resultado un buen tema para bailar a altas horas de la madrugada. “Mile Bush Pride” añade un punto ácido a la ecuación, mientras que “Schiphol Test” tiende un poco más hacia el rollo progresivo, contando de nuevo con la colaboración de Lewis y Georgia. “Brilliant Yes That Would Be” cuenta con un precioso vídeo dedicado a Islandia, ya que el año pasado tocaron en Reykjavik por primera vez desde el 1994 y quisieron dedicar el tema y el vídeo a ese país; un tema lento y ambiental, con un punto oscuro y opresivo que le va como anillo al dedo para musicar los paisajes de ese país. “S T A R (Rebel Tech)” es un tema algo más rollo downtempo y experimental que sirve para cambiar un poco el rollo y dar pie a coger algo de fuerzas de cara a afrontar la recta final del trabajo. “Imagine A Box” es otro tema con mucha personalidad y ese toque pop que le da la voz lánguida de Karl Hyde, y “”Custard Speedtalk” es otro tema downtempo, en este caso más pastoral y bucólico que es una mezcla entre Boards of Canada y Lemon Jelly, ideal para despedir un buen disco que muestra que a este dúo todavía le quedan ganas e inspiración para seguir sacando temas con los que hacernos bailar y emocionarnos al mismo tiempo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.