Where The Action Is
Discos / The Waterboys

Where The Action Is

8 / 10
Miguel Amorós — hace 6 meses
Empresa — Cooking Vinyl
Género — Pop

Siguiendo la línea iniciada con “Modern Blues” y que continuó con el doble “Out Of All This Blue” (o triple en su versión deluxe, con remezclas y versiones alternativas), llega con relativo poco tiempo de intervalo, este nuevo y esplendido disco (asimismo en versión doble deluxe, de nuevo con remezclas y versiones alternativas). Parece que Mike Scott ha querido aprovechar la complicidad y el buen entendimiento que mantiene con su banda en directo de estos últimos años, para desarrollar su gran momento creativo.
 Simplemente escuchando el ciclón de canción con el que empieza el disco, y que le da título, con la banda a tumba abierta, se confirma que estamos ante unos The Waterboys en plena forma. De hecho es una versión del clásico que el cantante de R&B Robert Parker compuso en 1966, aunque con ritmo y con la letra muy cambiada. Pero es que después llega “London Mick”, un tributo musical a Mick Jones, guitarrista de The Clash, en el que Scott cuenta sus encuentros a lo largo de sus vidas, con unos riffs que rinden tributo apasionado a la banda punk londinense. A partir de aquí el disco se calma rítmicamente y si hace unos años el violín del genial Steve Wickham era uno de sus distintivos sonoros, ahora lo es también, o más, el Hammond del impetuoso Brother Paul. Este último alimenta ese armonioso y a la vez vigoroso rock-soul-blues de sus últimos discos, dejando algo de lado su opción más folk. Así queda patente en los aires gospel-soul del tema que dio título a su disco anterior, “Out Of All This Blue” y que Scott prometió editar en este, al no haber encontrado su mejor versión. Ahora sí lo ha hecho y atentos a la toma “Soul Choir” que aparece en la versión deluxe de este mismo tema.

Especial también resulta la preciosa “Right Side Of Heartbreak”, una canción sobre los ciclos de las relaciones amorosas, y que en su versión “box-vox”, la voz queda sustituida por un juguetón squeezebox (acordeón).
Quizás la pieza estrella del disco sea “In My Time On Earth”, un tema que se inicia lento, pero que unos coros y arreglos de cuerda van engrandeciendo, mientras Scott reflexiona poéticamente sobre la vida. Otra gran canción de The Waterboys. La pista más sorprendente del disco es “Take Me There I Wil Follow You”, en la que Scott se marca un rapeo sobre unas con unas bases machaconas y un estribillo con coros contagiosos, que en directo dará mucho color.

El disco se cierra con dos temas inspirados en figuras literarias, algo que le gusta hacer a Scott, como demostró en el disco dedicado enteramente al poeta William Butler Yeats. El breve “Then She Made The Lasses-O” está basado en un poema de Robert Burns y tiene ese aire folk clásico de la banda donde brilla el violín de Wickham. Y el extenso “Piper At The Gates Of Dawn”, con texto extraído del famoso libro de Kenneth Grahame, “El viento en los sauces”, donde se combinan la emotiva lectura del poema por Scott y un paisaje sonoro con un piano minimalista, unos vientos envolventes, un bajo y batería que mantienen el ritmo de manera suave, con el violín de Wickham planeando encima de todo ello, para cerrar el disco con brillantez. En definitiva un disco diverso, que no disperso, con grandes composiciones y alta graduación musical.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies