MondoSonoro Discos

Puede que Mendetz hayan cambiado algunos de los temas finales desde que nos los adelantaran hace unos meses (“Creepshow” ahora se divide en “2012” y “Phantotheque”)  o que enterradas bajo decenas de capas no notemos esas guitarras a lo Phoenix, tan presentes durante la grabación. Pero al final, fiarse de la intuición y de los sentidos tiene su recompensa. “Silly Symphonies” resume la esencia de Mendetz. Son los temas de su debut, pero también esas melodías de piano bar de su segundo –y tan poco reivindicado- disco, “Souvenir”. Desde la grandilocuente intro de “2012”, al glitch de “Plasticine”, pasando por la histriónica “Escalera” junto a su venerada Gala. Así transcurre la primera mitad del disco, con sonidos más duro y fríos, electrónica más potente que nos mantiene en tensión y con ganas de más, como “Hap Your Clands”, de la que repetirás el estribillo una y otra vez. ¿Pero qué sería de Mendetz si no nos hicieran bailar? Mientras suena “Spam” es difícil contener la emoción y las ganas de lanzarse a quemar la noche. “Tie-break” o “Between sleep and awake” chocan con esa dureza de los primeros temas y recurren a puestas de sol cálidas y melodías de una década que no paramos de exprimir. Los de Barcelona vuelven para reclamar su sitio en la fiesta y traen madera suficiente como para mantenernos bailando hasta el amanecer. El disco finaliza con “B.Y.E”, tema que bien podría resumir la dualidad de “Silly Symphonies”; robots y alcornoques -escuchen con atención los samplers de la frase de despedida. Futurismo vs naturaleza. Mendetz han conseguido experimentar con nuevas texturas y sonidos, sin haber renunciado por ello a su reinado sobre la pista de baile.

MÁS SOBRE MENDETZ

10 thoughts on “Silly Symphonies”


Fatal error: Call to undefined function twentyfifteen_comment_nav() in /home/tecnilogica/mondosonoro/current/wp-content/themes/mondosonoro/comments.php on line 33