Season 1
Discos / Nasty Cherry

Season 1

6 / 10
Álvaro Tejada — hace 1 mes
Empresa — Vroom Vroom Recordings
Género — Pop-Rock

Juntar de forma premeditada a cuatro chicas jóvenes que no se conocen de nada para formar una banda de pop-rock puede parecer una decisión frívola, interesada y propia de algún individuo que todos los días se sienta en el sillón de un gran despacho. Sin embargo, cuando es la mismísima Charli XCX la responsable de todo este puzle, la cosa cambia. No solo porque, con los años, la artista haya demostrado ser una de esas mentes pensantes prodigiosas y visionarias a la hora de hacer música mainstream pero a la vez auténtica, sino también porque la autora de “Charli” siempre se ha interesado públicamente por nuevos talentos. Y lo más difícil: a menudo ha acertado.

Así es como nació, entonces, el germen de Nasty Cherry, una banda formada por Gabby Bechtel, Chloe Chaidez, Georgia Somary y Debbie Knox-Hewson. Según las palabras de la propia Charli XCX en la serie-documental que les ha producido Netflix sobre la formación del grupo, Nasty Cherry es “la banda de chicas que siempre hubiera querido tener como referente cuando era niña”. A lo largo de los diferentes capítulos del documental, podemos ser testigos de cómo estas cuatro jóvenes se ven inmersas en una especie de carrera a contrarreloj. Quizás la más complicada del mundo: la de demostrar, en poco tiempo, que no son un producto prefabricado.

Ahora, con su primer material sobre la mesa, podemos juzgar con un poco más de fundamento. “Season 1” reúne seis temas que, si bien escuchados por separado son pegadizos y pueden funcionar, la sensación de unidad, complicidad y coherencia del trabajo no permanece al terminar de escucharlo de arriba a abajo. El sonido de Nasty Cherry no sorprende ni se diferencia, en según qué canciones, al de por ejemplo Sky Ferreira o The Runaways, banda de la que claramente se inspiran hasta el punto de parecer una copia actualizada.

Canciones como “Fuck Modern Love” o “Music With Your Dad” no son malas, pero están lejos de convertirse en himnos. Y eso es justo lo que pasa en general con Nasty Cherry: no son mediocres musicalmente, pero su efecto tampoco perdura. Y es que tener a Charli XCX como madrina y a Netflix detrás produciendo una serie sobre tu grupo sin ni siquiera haber debutado puede ser algo peligroso a la hora de crear expectativas entre crítica y público. En cualquier caso, a pesar de que “Season 1” es una carta de presentación demasiado prematura –y quizás peque de estar algo calculada-, todo el mundo se merece una segunda oportunidad. Y a Nasty Cherry se la vamos a dar.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.