MondoSonoro Discos

charli xcx charli

Pese al singular de su título, “Charli” es un álbum que contiene multitudes (de Charlis) y en el que, por primera vez, se reconcilian todas ellas. Es, en cierto modo, un disco que existe en las tensiones entre las distintas Charli XCX. Entre la Charli mainstream y la Charli underground, entre la Charli fábrica de hits y la Charli futurista y experimental, entre la Charli eufórica y la Charli con inseguridades y crisis de ansiedad, entre la Charli que gira con Taylor Swift y la Charli que sigue reivindicando voces disidentes como las de CupcakKe o Pablo Vittar en el que probablemente sea su mayor y mejor colección de razones para auparse al estrellato pop hasta la fecha. Estrellato que, por otra parte, casi se antoja innecesario en la etapa post-“Pop 2” (Asylum, 17), marcada tanto por el respeto de la crítica como por la libertad artística y creativa y la fidelidad de la comunidad que se ha ido formando a su alrededor.

El sello estético y sonoro de “Charli” no deja de ser una evolución lógica de sus dos anteriores mixtapes, verdaderos laboratorios de pruebas -y perfeccionamiento de su acople con el sonido PC Music- tras un par de discos en los que parecía bascular temerosa entre formas muy distintas de entender el pop. Concretamente, “Charli” puede entenderse como un “Pop 2” despojado de su capa más experimental, ampliado en registros y adaptado en su mayor parte a estructuras de canción más convencionales, algo que muestra de manera transparente en el paso de “Track 10” (de “Pop 2”) a “Blame It On Your Love”, evoluciones completamente distintas y brillantes del mismo embrión. Esta última encabeza una lista de hits redondos e instantáneos como “Gone”, “Cross You Out”, “1999” o “Warm” que sostienen con solidez la primera mitad del disco. Por su parte, la Charli XCX más abrasiva reaparece en “Click”, que suena como un contrapunto perfecto del amable (tanto que casi está fuera de lugar) “1999″, y en “Shake It”, una especie de hermano mayor de “I Got It” (de “Pop 2”) con la leyenda del bounce Big Freedia, CupcakKe, Pablo Vittar y Brooke Candy. Cuatro de las quince voces invitadas que entran y salen a lo largo del disco, entre ellas doce mujeres y tres hombres, Tommy Cash, Pablo Vittar y Troye Sivan, alejados de la masculinidad heteronormativa. Un escaparate de ese motherfucking future que lleva años reivindicando Charli XCX y que, a la vista está, esconde más potencial político que cualquier canción protesta que pudiera grabar.

Pero a pesar de lo abrumadora que puede resultar una lista de colaboraciones casi tan extensa como el propio tracklist, “Charli” se llama “Charli” por algo. Y nadie acapara el foco ni el nivel de exposición de una Charli XCX que, por fin, deja ver más allá de la coraza hedonista que ha envuelto buena parte de su discografía anterior. Hay, por supuesto, paseos con la cabeza bien alta, empezando por una intro titulada “Next Level Charli” que arranca con “I go hard, I go fast / And I never look back / I go speeding on the highway / Burn rubber, no crash”. Pero esas referencias a deportivos quemando rueda, que en otros momentos de su carrera sonaban empoderadoras y altivas, aparecen por primera vez aquí como vías de escape desesperadas: “Like a white Mercedes, always been running too fast / When your heart is breaking, you keep on taking me back / Hate myself, I really love you”, canta en “White Mercedes”, una balada descarnada cuya producción probablemente sea el único paso en falso del disco. Vistas a través de ese prisma, frases como “Bump, bump in the rave / Go forever and ever and…” (de “Next Level Charli”) se tornan casi siniestras, más cercanas a un grito de socorro que a uno de éxtasis. “Gone” aborda la ansiedad y el aislamiento de la mano de Christine & the Queens, y en “Thoughts” explora de forma desarmante sus miedos e inseguridades: “Did I lose it all? Did I fuck it up? / Are my friends really friends now or are they far gone?”. Hay, en definitiva, una vulnerabilidad prácticamente inédita en una cantante que ha escrito más sobre fiestas, afters y afters después del after que sobre cualquier otra cosa.

Si “Pop 2” era el primer álbum redondo de Charli XCX y la culminación de su evolución sonora y compositiva, “Charli” es la consolidación definitiva de una artista consciente de su posición en la industria y en el marco del pop global y decidida a construir un puente entre el pop del presente y el pop del futuro. Puede que no sirva para abrirle las puertas de los estadios y los números 1 en Billboard, pero poco importa ya. Como canta en “Click”, “Don’t care ’bout the records you sold / Cosign if you did it alone, yeah / I’m so 2020 with my vision 20/20 with precision, I’m so legit”.

MÁS SOBRE CHARLI XCX
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies