MondoSonoro Discos

Honey

Robyn dice que la música sirve para generar cambios en las personas, provocarles una necesaria catarsis interna que les lleve a tomar nuevos rumbos vitales. Y, por esta razón, “Honey” ha acabado entre nosotros. La unión de Robyn con sus fans es especial y asombrosa. Han tenido que pasar ocho años para que la estrella sueca más influyente en la escena pop de los últimos tiempos volviera a firmar un largo que apaciguara el ansia de sus seguidores. Pero, al menos, después de todo este tiempo ellos han sido los primeros en recibir el agradecimiento de la propia artista por el cariño y la paciencia.

Este octavo álbum nos presenta a una artista vulnerable, sin miedo a romperse, y alejada de sus robóticos predecesores. Desde su independencia de Jive, la artista ha vivido los procesos de creación de una forma libre y sin limitaciones. Se ha rodeado siempre de personalidades que entienden su forma de crear, que le dan al hecho de desarrollar música la misma importancia que la sueca. Y, por esta razón, la muerte de Christian Falk, productor y amigo, le descolocó por completo, marcando un punto y aparte en la trayectoria de Robyn . Este inmenso dolor unido al de la ruptura con su pareja actual (se reconciliaron el pasado año) obligó a la estrella a refugiarse en la composición para transformar el sufrimiento en arte. Terminó acudiendo a terapia tres veces a la semana y recurriendo a las drogas psicodélicas (setas y ayahuasca) para encontrar su verdadero yo. Pero, todo dio una enorme vuelta de hoja con la composición de “Honey” como canción. Tema que fue el primero en lograr que la artista encontrara la paz consigo misma (“Won’t you get me right where the hurt is?), volvió a sentirse fuerte como figura en la industria y abrió las puertas al resto del disco.

Viajó a Ibiza, Nueva York y Los Ángeles; se apuntó a clases de samba porque el baile le hacía sentirse libre (de ahí probablemente el punch de “Beach2k20”) y terminó formándose en el ámbito de la producción para coger la totalidad de las riendas de su proyecto. Aún así, finalmente, Robyn no quiso introducirse en este complejo nuevo recorrido sola y decidió apoyarse en nuevos y viejos amigos. Joseph Mount, fundador de Metronomy, ha sido el encargado de la producción minimalista del disco y su guía en el comienzo de esta era. Al otro lado, Mr Tophat, el llamado maestro del house sueco con el que sacó el pasado año un EP, ha sido el culpable del lado más house del proyecto (“Baby Forgive Me”). Y, como no podía ser de otra forma, vuelve a recurrir a Klas Åhlund, uno de los cabecilla de toda la vida de su carrera ya que estuvo tanto en “Robyn” como en “Body Talk”, para sentirse como en casa.

“Honey” no es un álbum experimental, es un disco real, humano, un acercamiento a la verdadera identidad de Robyn. Es un proyecto de crecimiento que comienza con un gran hit como es “Missing You” marcado por el clásico four-on-the-floor que nos enlaza con antiguas etapas de Robyn. Pero, que ves cómo poco a poco se termina cargando de nuevos elementos que hacen el universo de la artista mucho más grande. Un complejo puzzle lleno de detalles como los bajos de “Ever Again”, ese sampler en “Send to Robin Immediately” del “French Kiss” de Lil Louis o los hipnóticos sintes de “Honey”. Y, además, nos regala grandes momentos como la provocadora oscuridad ochentera de “Human Being” junto a Zhala (única artista que forma parte de Konichiwa Records junto a la propia Robyn y que no termina de despegar) o el acercamiento a la samba-jazz en “Beach2k20” con implementación de recursos metálicos y sonido de iMessage incluido.

A través de su nueva música Robyn ha logrado canalizar todas sus frustraciones e inseguridades como artista, sus cuestionamientos sobre si está eligiendo el camino correcto. Y, como resultado, nos encontramos con un engranaje de composiciones de espíritu tremendamente triste que a su vez logran hacerte sentir bien y limpiarte por dentro desde la primera escucha. Disfrutemos con paciencia de este nuevo caramelito, no lo mordamos con demasiadas ansias, ya que viendo la trayectoria previa de Robyn su siguiente paso en la industria es completamente impredecible.

MÁS SOBRE ROBYN
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies