MondoSonoro Discos

Landlords

Ganas le tenía yo al segundo disco de Marta Delmont. Comprobar si era capaz de mantener las constantes vitales de su primer y espléndido disco no era tarea fácil. “Silver Blaze” era un discazo de country-folk a la altura de muy pocos y pocas, y ella parecía abocada a tener que sucumbir a la maldición del segundo disco. Esa que ya no sabemos muy bien si existe o no, pero de la que, sin duda, se sigue hablando. Pero ni por asomo, oigan. Ya me perdonará la de Alella, siempre humilde, pero me voy a atrever a compararla sin rubor con Lucinda Williams. Ahí queda eso. Pónganse como quieran, pero si oyendo “Another Load” no les viene a la cabeza la de Louisiana háganselo mirar. Marta Delmont lo tiene. Ya saben, eso que no sabemos lo que es, pero que o está a o no. En ella se observa el fraseo y el savoir faire de las grandes. La calidez necesaria para su música, pero también el aplomo imprescindible para sobrevivir en una industria tan corrosiva y devoradora como la musical.

Exquisito en lo instrumental, el álbum es, de nuevo magnífico. Vaporoso. Sensual. Terso. Pero también rotundo desde su fragilidad. Cargado de canciones turgentes, y a la vez sorprendentemente maduras, ya las analicemos desde el propio timbre de voz de la cantante o lo hagamos desde las letras. Marta Delmont ha parido un trabajo con el que se gana que dejemos de utilizar la permanente y quizá ya cansina referencia de “su jefa” Joana Serrat cada vez que hablemos de ella y le demos el lugar que se merece en la música patria. Cerca de las grandes, por cierto.

MÁS SOBRE MARTA DELMONT
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies