MondoSonoro Discos

La aparición del primer larga duración de Surfing Sirles es una proeza, una gamberrada que no acaba, handcuffed, en comisaría y una fiesta auditiva de primer nivel. Narrada con humor en el desplegable que acompaña el disco –con referencias a cañas, capipota y obsesiones persecutorias–, la primera hazaña sirlera no tiene nada de homenaje al “Goo” de Sonic Youth (ni a Sonic Youth en general) pero sí en cambio al espíritu festivo, a la deconstrucción física de los zombies, al grito eufónico, a la transgresión saludable y a la rotura fibrilar de géneros –ay, ouch–. El cuarteto barcelonés empieza pisando el acelerador con tres trallazos impecables (“Escolti senyora onada”, “El trineu” y “El ié-ié de l’alquimista”), para, a continuación, regalarnos un viaje con trompetas fronterizas al paraíso perdido de Neverland (versión Michael Jackson). “Han atropellat el gat” y “U.K. a cavall” nos preparan para el hit místico de “A la Fageda” –“nuestra balada psicodélica”, afirman ellos–, y “Saltamarges” nos devuelve a la intensidad galopante de los primeros temas. “Lo xicotet bandoler” recicla el himno del Barça –resucitando el puro de Nicolau Casaus– y “Cap al sol” nos plantea una odisea de diez minutos donde cabe todo (menos el aburrimiento y la épica). ¡Bienvenidos al punk con hammond de Surfing Sirles!

MÁS SOBRE ELS SURFING SIRLES
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies