Gumboot Soup
Discos / King Gizzard & The Lizard Wizard

Gumboot Soup

7 / 10
David Pérez — hace 2 años
Empresa — Flightless
Género — Rock Psicodélico

En 2016 King Gizzard & The Lizard Wizard se coronaron con uno de los mejores lanzamientos del año, Nonagom Infinity”, y no contentos con ello, prometieron la bendita locura de, sin dejar de girar, publicar en 2017 cinco discos de estudio. Dicho y hecho: Flying Microtonal Banana” en febrero, Murder of the Universe” en junio, “Sketches of Brunswick East” en agosto, “Polygondwanaland” en noviembre y “Gumboot Soup” casi sonando la bocina, el 31 de diciembre. Puede que estas once pistas sean más descafeinadas que las anteriores embestidas y no fluyan entre sí, conformando un trabajo no temático, orientado a canciones con cierto aroma a caras b… Pero no te confíes, el monstruo de siete cabezas sigue despierto y con los dientes afilados, dispuestos a acabar el año matando con dentelladas de psicodelia-punk, rock progresivo, funk, jazz y esa oscuridad resplandecientemente tóxica que les corre por las venas.

El inicio calmado, sedoso e inquietante de Beginner’s Luck, con una flauta que será clave a lo largo de los 44 minutos que dura la obra, nos hace presagiar que la tormenta más que alejarse, se acerca. Así es, truenos y relámpagos en “Greenhouse Heat Death”, que aunque podría encajar en Flying Microtonal Banana”, no es tan angulosa y nos sabe a descarte que podría haberse quedado dentro.Con Barefoot Desert vuelven a bajar el pie del acelerador, inyectándonos psicodelia mientras nos mecen e hipnotizan con una flauta que seguimos hasta el borde del precipicio. “Muddy Water” es más contundente y corrosiva, se antoja incendiaria en directo, con ese bucle endiablado de guitarras tan definitorio, mientras la banda al completo, bañada en gasolina, nos abraza fuertemente y pide una cerilla a gritos.

“Superposition” se escapó incomprensiblemente de “Sketches of Brunswick East“, con esos efectos vocales tan templados y esa sinergia envolvente, para terminar por destruirlo todo con vientos que huelen a azufre. “The Great Chain of Being” es la pieza más oscura del conjunto, hard rock con altas dosis de black metal cavernoso, que no hubiera desentonado en el espacio de tinieblas al que nos arrojaron con Murder of the Universe”. La explosión final, con un torbellino de cuerdas afiladas, llega con “All Is Known”, para luego dejarnos llevar por los cantos de sirenas mutantes de I’m Sleepin’ In y terminar en la fantasmagórica tela de araña de The Wheel.

“Gumboot Soup” es el disco más prescindible de los cinco que han firmado en 2017, pero hasta las migajas de los de Melbourne están por encima de la media. A día de hoy, no hay quien les siga el ritmo ni les haga sombra. ¿Y para este año qué? Si se lo proponen, Stu Mackenzie y los suyos se apoderarán del mundo o fundarán un nuevo planeta, lo que les plazca.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies