Innerworld
Discos / Electric Youth

Innerworld

7 / 10
Joan S. Luna — 15-11-2014
Empresa — Secretly Canadian / Popstock!
Género — Pop

Ténganlo claro. Van a cansarse de escuchar que Electric Youth es el dúo canadiense que apareció en la banda sonora de “Drive”, firmando “A Real Hero” junto al francés College. Por suerte, ahora debutan en larga duración en un sello del prestigio de Secretly Canadian para añadir algo más de información a esa línea que todo el mundo repetirá hasta lo extenuante. Aunque en el fondo que hayan salido a la luz pública así tampoco es malo, puesto que así Bronwyn Griffin (la chica) y Austin Garrick (el chico) llegarán a mucho más público del que jamás llegaron en sus primeros cinco años de carrera. Pero tiene algo de injusto, porque a lo largo de todo este tiempo han ido demostrando (vía singles Ep’s o colaboraciones para artistas del colectivo francés Valerie: ya en 2008 firmaron “She Never Come Back” junto al ya citado College) su valía para darle al pop ochentas de corte alternativamente comercial. Lo que ocurre es que el efecto “Drive” también ha restado parte del espíritu digamos que desenfadado y hedonista de sus primeros temas (recordemos que toman su nombre de un disco de Debbie Gibson o que versionaban el clásico italo disco “Faces” de Clio) para acercarles al universo más calmado de la factoría Italians Do It Better (ya saben, Chromatics, Glass Candy, Desire… Johnny Jewel en resumen). Quién sabe si gracias al sabio consejo de David Grellier (College), Vince Clarke (Erasure) y Peter Mayes (PNAU) que les han echado una mano a la hora de concretar su fórmula, Electric Youth se alejan de la parte más petarda de su sonido para apostar por un repertorio con más clase, sin que ello signifique abandonar su pop totalmente ochentas. Porque es evidente que Bronwyn y Austin conocen las claves para rendir tributo a su década favorita con buenas canciones, ahí están para demostrarlo desde esos accesibles pildorazos que son “Runaway”, el actual single “Innocence” o, por supuesto, “A Real Hero” (¿acaso pensaban que no se incluiría aquí?) hasta ese baladón cheesy y deudor de Abba que es “If All She Has Is You” (para un servidor, lo menos inspirado del disco).

El único pero está en que “Innerworld” suena demasiado cercano a unos referentes (lo que les decía de Chromatics y cía) que han calado mucho entre los aficionados al pop ochentas de los últimos años. Aunque lo mejor será dejar todo eso a un lado y dejarse llevar por las canciones de “Innerworld”, porque no están nada mal.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.