Human
Discos / Henry Saiz

Human

8 / 10
Esther At-Athamna — 15-06-2018
Empresa — Natura Sonoris
Género — Electrónica

Henry Saiz regresa con “Human” un proyecto interdisciplinar con el que el madrileño ha tratado de recoger a través de la música la esencia y su interpretación de los lugares que ha visitado a lo largo del mundo junto con su banda (Eloy Serrano y Luís M. Deltell).

A partir de un crowfunding, Saiz consiguió los 73.000€ que necesitaba para visitar los once destinos que retrataría a base de pinceladas sonoras y once películas: Dubai, Lanzarote, Australia, Kenia, Vietnam, California, Tokio, Europa, los Andes Argentinos y la Antártida. En este trabajo encontramos a un Henry más delicado y preocupado por los pequeños detalles, explorando nuevas texturas capaces de transportarnos a diferentes paisajes sonoros.

El resultado final brilla con más fuerza con el conjunto audiovisual que solo con la parte musical propiamente dicha, en en la que encontramos su marca definitoria o lo viene siendo esa unión precisa de electrónica y naturaleza, de estado de flotación, de reminiscencias a los grandes, de ecos a Jean-Michel Jarre, Giorgio Moroder, a Air, unos tardíos Daft Punk o a tantos hermanos de su propio sello “Natura Sonoris”.

En “Human” no encontraremos nada extremadamente sorprendente, pero si sentiremos el esfuerzo casi artesanal por describir con música lo que ésta experiencia ha supuesto para su autor y acompañantes: arreglos bien acabados, texturas sonoras que saben a agua a arena, a hielo, a viento, a cerrar los ojos y dejarse atrapar por la sensación de estar lejos.

“Human” es una respuesta contemporánea a las preguntas universales ¿Quién somos?, ¿De dónde venimos? y ¿A dónde vamos? , una búsqueda de la identidad humana a través del viaje. “The golden cage” grabada en Dubai fue el single de adelanto y obertura perfecta para lo que vendría después. Destaca el corte “Human” o un paseo por la sabana africana, la delicadeza creciente de “Cerulean” en Tokio, “Me llama una voz” desde los Andes Argentinos y un bonito final a cargo de “The Answer” en la Antártida. Tampoco hay que olvidar que singles como “Dragon Hills” en Saigon y “Ghost” en Australia, vienen acompañados por suculentos remixes para completar este trabajo titánico.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.