MondoSonoro Discos

Bandas de rock garagero las hay a patadas, pero como Black Lips ninguna. Y que conste que no lo digo por sus salvajes directos (eso siempre puede ser superado), ni tampoco por las horrorosas pintas que lucen en la portada de este nuevo disco o por la chatarrera producción de un álbum tan variado que tiene sus altibajos. Y ni siquiera me pongo a valorar ahora como importante que la trepidante “O Katrina!” se haya pegado en mi cancionero mental con toda su simpleza proto-punk. Lo que de verdad me pasma de este grupo es que bajo esa estela de cafres ingeniosos y alocados sean capaces de componer temas como ese tristísimo “How Do You Tell A Child That Someone Has Died?” y siendo este tan emocionalmente duro lo revistan de balada vaquera. ¡Hay que tenerlos grandes!. O ¿qué decir de esa tonada a lo “Sweet Jane” que es “Transcendental Light” donde hablan sin tapujos sobre la muerte o el excelente “Bad Kids”, donde hablan a ritmo de do-woop y mucha coña marinera sobre los chavales inadaptados o rebeldes (“Don’t try/To give us pills/Oh Wait/Give us all the pills”)… Lo dicho, pese a algún resbalón este disco demuestra de nuevo que Black Lips sólo hay unos.

MÁS SOBRE BLACK LIPS
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies