Girls in Peacetime want to dance
Discos / Belle And Sebastian

Girls in Peacetime want to dance

8 / 10
J. Batahola — 16-01-2015
Empresa — Matador / Popstock!
Género — Pop

Después de nueve discos no es fácil no caer en la repetición. La marcha del grupo del trometista Mick Cooke ha espoleado a la banda de Glasgow a buscar fórmulas alternativas y el resultado es un disco con menos orquestación, influído por la faceta como DJ de alguno de sus miembros que se puede percibir como un renacimiento estilístico.

Tal vez en el pasado han tratado, con resultados discutibles, escribir canciones que muevan al baile. En el caso de ‘Girls in Peacetime Want to Dance” lo han conseguido con la ayuda de Ben Allen, que ha trabajado anteriormente con Animal Collective o Bombay Bicycle Club entre otros., en canciones como las sorprendente “Enter Sylvia Plath”, “Perfect Couples” o “The Book Of You”. El cambio de productor y la sencillez de unas canciones que no se protegen con multitud de capas no es la única novedad: también será su primer disco distribuído en todo el mundo por Matador Redords.

A lo largo de poco más de una hora, Stuart Murdoch no pierde el pulso ni el ritmo, con unas letras que hacen especial referencia a la religión y a sus problemas con el Síndrome de Fatiga Crónico. La voz de Sarah Martin por fin encaja adecuadamente y temas como la tenue “Today (This army of Peace)” o “Nobody´s Empire” nos recuerdan que los escoceses son una banda que construye canciones deliciosamente luminosas como nadie y que son capeces de reinventarse con un suave giro estilístico que es más que suficiente para mantener la credibilidad de artesanos del pop.

En lo musical no es un álbum revolucionario, pero sí es una buan transición hacia algo que esperamos sea muy positivo.

3 comentarios
  1. Tres temazos, otros tantos insufribles y bastante relleno. Resumiendo, un caos decepcionante.

  2. Disco muy comercial y directo que me ha encantado. Nunca antes me habian enganchado Belle and Sebastian hasta que he escuchado este disco

  3. Un disco realmente lamentable. Con él consiguen echar por tierra una carrera brillante iniciada allá por los noventa. Un álbum cuyo único propósito es acercarse a una nueva generación y engordar sus planes de pensiones.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.