MondoSonoro Discos

Su anterior “Blessed Black Wings” les convirtió en nuevos estandartes del stoner doom metal, figurando entre los primeros discos del 2005 según revistas especializadas. High On Fire no lo tenían nada fácil para mantener el nivel. Su cuarto álbum, sin embargo, lo consigue con creces.

“Death Is This Communion” es pura dinamita. La cantera de riffs de guitarra con la que el sobrehumano Matt Pike enciende la mecha deja sencillamente sin aliento. Le siguen algunas pequeñas novedades respecto a su habitual arsenal sonoro, como la introducción de guitarras acústicas de “Waste Of Tiamat”, cercana por momentos a los últimos Mastodon. Sin embargo, la principal baza de los de Oakland no radica, como probablemente ya sabrán, en los arreglos y matices de sus cortes; su mayor valor reside en un sonido sucio y brutal pero sólido y compacto como pocos, en sus abrasivas guitarras a medio camino entre Black Sabbath y Bolt Thrower y en unas estructuras y ritmos machacones en continua progresión. En este sentido, se sale nuevamente el batería Des Kensel –completa la actual alineación el exZeke Jeff Matz-, mientras que la voz rota de Pike recuerda más que nunca al gran Lemmy Kilmister. Una obra demoledora que debería confirmarles, si es que alguien aún tiene dudas, en lo más alto del metal extremo actual.

MÁS SOBRE HIGH ON FIRE
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies