Costello Music
Discos / The Fratellis

Costello Music

7 / 10
Redacción — 18-12-2006
Género — Pop
Fotógrafo — Archivo

Sí, son una nueva banda de Escocia, su nombre empieza por F y todos los medios británicos empiezan a vociferar sus virtudes a todo aquél que quiera leerlos. Pero que nadie arquee aún las cejas. Este trío de simpáticos juerguistas no tratan de apalancarse en la omnipresencia de Franz Ferdinand para entregar un subproducto de calcada receta.

De hecho, no tienen nada que ver, ni con ellos ni con los otros grandes referentes actuales del país, Belle & Sebastian. Su disco de debut recoge la últimamente inevitable querencia por lo añejo, pero en esta ocasión la arrastra hasta inicios de los setenta, dando cabida en su paleta a estructuras que en ocasiones recuerdan a los T-Rex de Marc Bolan, aunque en la mayoría se sitúan en los momentos menos obvios del punk, aplicando las enseñanzas de bandas como Undertones o Buzzcocks. Jon, Mince y Barry Fratelli comparten apellido à là Ramones, no se sabe si por homenaje a los malos de la mítica película “Goonies” o por asunción del apellido real del batería, como ellos aseguran. Después de un Ep editado esta misma primavera, llega el largo “Costello Music”, que se editará el próximo mes en nuestro país. Hasta ahora va cosechando grandes elogios allá por donde es evaluado, cayendo en ocasiones en el exceso.

Si lo analizamos en detalle, veremos que se trata de un trabajo que no aporta demasiado a la escena, y no será de los que aguante el paso de los años. Si nos dejamos llevar por sus virtudes, lo acogeremos como un disco de los disfrutables, con trece temas directamente orientados a la melodía festiva, que se dejan escuchar con agrado y que en ocasiones, como “Chelsea Dagger”, “Whistle For The Choir” o en la irresistible “Flathead”, uno de los pilares del disco, hace albergar grandes esperanzas en el futuro del trío.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.