MondoSonoro Discos

Madmua Records es un pequeño sello con sede en Zaragoza, cuya actividad se reduce a publicar referencias con cuentagotas, preocupándose de seleccionar material ampliamente especial para que no caiga en el olvido. La tercera referencia de la etiqueta corresponde al disco perdido y nunca editado (hasta ahora) de Cangrejus, grabado a mediados de los 90 en torno a un efímero proyecto de Sergio Algora paralelo a El Niño Gusano. Junto al vocalista se encontraban otros ilustres de la escena maña: Miguel Yrureta, Andrés Perruca, Antuán Duchamp y y Javier Castanera, que en uno u otro momento pasaron por grupos como Tachenko, Big City, Las Novias, Bigott, Los Enfrentados, Tras el Francés, El Submarino Amarillo o los propios El Niño Gusano.

Las grabaciones, ahora prensadas en un vinilo de 10 pulgadas limitado a 500 copias numeradas, provienen de la maqueta que el grupo registró en un ocho pistas, y de la que únicamente se hicieron cuatro copias en casete. Este es un documento de indudable valor, al mostrar una decena de temas dotados con el particular imaginario de Algora, si cabe aún más desatado y suelto de lo habitual. El contenido apunta al pop enrevesado con letras alucinadas, apuntilladas por una de las mentes mas inquietas que haya dado la narrativa de este país. Pequeñas historias surrealistas de corta duración, musicadas por unos artistas capaces de amparar las desbordantes ideas (e improvisaciones) del letrista. Se desentierran así pequeñas joyas escondidas como la esplendida “Erizos”, “Canción de chica con corona”, la bella “Hormigas”, o ese corte de krautrock baja fidelidad que es “Suzuqui y Cuin”. También destacan la chirriante “Ciruelas”, junto a la psicodelía de “Buen Festín” y la etílica y algo folclórica “Mi más hermosa noche”. Éste es el anárquico resultado de un encuentro veraniego en la capital maña, cuya espontaneidad no hace sino remarcar esas valiosas peculiaridades de sus autores.

Obviamente el sonido es mejorable, pero las composiciones son tremendamente estimables para aficionados curiosos, además de imprescindibles para los fans del (colorido) universo Algora. El vinilo viene empacado en un precioso formato que incluye comentarios a cargo de Perruca y Duchamp -incluyendo un desglose canción por canción-, y ha sido preciosamente ilustrado por Óscar Sanmartín (autor de los míticos diseños gráficos de El Niño Gusano). Un producto destinado a convertirse en codiciado objeto de coleccionismo que, seguramente cuando leas esto, ya habrá agotado todas sus unidades.

 

MÁS SOBRE CANGREJUS
Comentarios Un comentario

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies