MondoSonoro Discos

“Me dijeron que mi rumba no interesaba…, que era gallega, que era polaca, que era muy raro lo que mezclaba…” pero La Troba vio bailar a medio mundo, impregnando al respetable de ese frenesí melódico que sólo los elegidos saben transmitir. Pues bien, un servidor de ustedes no tiene ni la menor duda, de que Joan Garriga está tocado por esa varita mágica de la melodía contagiosa y la lírica bella y nada pretenciosa. Y, cómo no podía ser de otra forma, lo ha vuelto a demostrar en lo que se me antoja como un digno sucesor de un álbum de debut que subió un peldaño más a lo logrado con Dusminguet, su anterior grupo. Así el disco empieza con “Subway Walk” donde el flow vacilón se combina con un estribillo contagioso que convertirá esta canción en un clásico de sus conciertos. Al igual que “Petit Rumbero”, con ese ritmo maquillado de “country and western”. Y es que el segundo de La Troba les ha salido un álbum muy viajero, en el que la rumba es la base, pero no le hace ascos a la cumbia (“Maria Hernández”), el cha cha chá (“Y se ríe la muerte”), el dub (“Take Your Time”), la ranchera (“Yo soy”) y que tiene en los medios tiempos (“Flor de Primavera”, “Barcelona” y “Les mil y una rumbas”) momentos de una dulzura poética que le eriza el bello incluso al más rudo de los mortales.

MÁS SOBRE LA TROBA KUNG FÚ
Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies