The Black Keys, lo bueno, si breve…
Conciertos / The Black Keys

The Black Keys, lo bueno, si breve…

8 / 10
Manuel Palos — hace 7 años
Empresa — Doctor Music
Sala — Palacio de Deportes de la C. de Madrid
Fotógrafo — Alfredo Arias

15.000 personas son muchas personas para ver a un par de jóvenes de Ohio que hacen blues garajero. Sí. Pero no tantas si piensas que The Black Keys son el grupo del momento y quintaesencia del rock alternativo. En ese sentido, la banda es pura contradicción. ¿Cuánto de marginal le puede quedar a un grupo que llena estadios? ¿Son los lolololos de “Lonely Boy” el comienzo del fin? Y es que la contradicción empieza desde su imagen. Dan Auerbach (voz y guitarra) y Patrick Carney (percusión) lo mismo tienen pinta de rock stars, que de ‘rednecks’ de la película Deliverance. Pero, ¿cómo era aquello? Ah sí. La belleza está en los ojos del que mira.

En cualquier caso los que miraban anoche estaban de acuerdo en una cosa: tenían ganas de guerra. La primera combinación de directo y gancho de The Black Keys nos dejó ya un poco tontos para el resto del concierto. “Howlin’ For You” -lolololos mediante- y “Next Girl” -con su melodía negrata a contrapelo- son dos canciones tan buenas, tan agradecidas y raras a su vez, que sólo puedes observar los pajaritos que revolotean sobre tu cabeza y bajar la guardia para que los golpes empiecen a entrar.

Tras estos dos mazazos del “Brothers”, varios temas de su último disco, “El Camino”, que culminaron en la celebradísima “Gold On The Ceiling” y su punteo como punto álgido. Da gusto ver a Auberbach cantar y tocar así. Gusto y envidia. Es un rock star, no hay duda. Durante todo el show la voz no puede sonar mejor, calibrada perfectamente. También da gusto ver a un batería como Carney al borde del escenario, volcado sobre su público, cuando suelen estar relegados a segundo o tercer término. Más limpio y atronador imposible. Un escándalo.

Los dos Black Keys contaron en Madrid con el apoyo de otros dos músicos para acometer su set list, que siguió con un tema antiguo, el “Thickfreakness” que daba título a su segundo disco. A partir de aquí, el grueso de un concierto que mantiene la intensidad, con el cantante arengando una y otra vez al personal: “¡Vamos! ¡Cantad!”. Especialmente curioso el ‘coitus interruptus’ de “Ten Cent Pistol”. Llegan los silbidos de la sensual “Tighten Up” y el momentazo de rigor con “Lonely Boy”. Se hace un mar de brazos en el Palacio de los Deportes.

Y en los bises suena la batería y el falsete que muchos esperábamos. Suena “Everlasting Light”. Pero suena más lenta y pierde ese ‘swing’ tan característico. Lástima. Todo se olvida con un espectáculo visual impresionante. Una bola de espejos transforma el espacio –como sólo ella sabe- y nos teletransporta a un baile de instituto americano. Inolvidable. Como broche, “I Got Mine” del largo “Attack And Release”.

A la salida se oyen algunas quejas por la duración del concierto. Pero, ¿cómo era aquello…? Ah sí. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

12 comentarios
  1. se nota que eres fan del grupo, no fue para tanto.

  2. Lo de lo bueno si breve dos veces bueno era de Baltasar Gracián. Y no estoy de acuerdo, Cincuenta euros deberían de dar para algo más que hora y media de concierto. Talento aparte,cuidar a los fans es lo que diferencia a los que llevan décadas en esto y los grupos pasajeros…

  3. el concierto estuvo bien, sin más, para mi gusto muy corto y programado, no hacen apenas modificaciones respecto a otros conciertos de la misma gira, me quedo con la pena de haber pagado una pasta para ver un grupo que me encanta pero que podía haber hecho mucho más, me pasa parecido con interpol..

  4. YO he estado en dos conciertos de esta gira (madrid y Bruselas) y tengo que decir que el de ayer fue de largo, el peor de los dos. El sonido fue nefasto, saturado y ruidoso… 45 euros para no escuchar buena música es una lástima

  5. El conci estuvo bien pero no paso de eso. Me durmieron durante como media hora. La mitad del publico, como viene siendo normal, solo van por la escusa de fumarse 4 porros y beber minis de vmcerveza a 10 pavos

  6. Bueno pues yo disfrute como un enano aunque el sonido del Palacio tampoco me convence. Llevaba muchos años esperando verles y no me defraudaron. El unico pero es que han tardado mucho en actuar en España. En hora y media hicieron lo que algunos no son capaces de hacer en 2 y pico

  7. fue para tanto y para mas, ademas que sea fan del grupo no es malo, y tpaco subjetivo, al menos en lo quea mi respecta, la pena es que toda esa masa de gente no escucha ni garaje ni blues, ni blues rock, …simplemente es una band que con su ultimo disco ha dado un salto increible en su status …

  8. La crítica rezuma incondicionalidad: No puedes tocar en un pabellón como si lo estuvieses haciendo en una sala. Se les quedaba grande. La actitud, indolente, del tipo: llegas, tocas y te vas. Setlist mal elegido, con pausas absurdas entre canciones que son de dos minutos!! Cero ritmo, cero pasión.

  9. En vanishingpoint.es vimos otro concierto, parece ser…

  10. “la escusa de fumarse 4 porros y beber minis de vmcerveza a 10 pavos”

    jajaja..si claro pero en vez de ir al parque te gastas 45 leuros…siejque

  11. ¿Que tienen de alternativos? Si son el grupo de Rock más rancio desde la Creedence-Dios los bendiga, a ambos-.
    No sé que tienen de alternativo y marginal, un par de tios que tocan Blues y hacen buenos temas, como los Stones

  12. You see, I’ve developed a step-by-step, fill-in-the-blanks fudinarsing system that takes care of everything, so you can relax and enjoy the show and put money in the bank. In fact, the Fundraising Magic program is so popular and successful that my show tours have been selling-out every season since 1996!

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies