Todo fluye
Conciertos / Teenage Fanclub ...

Todo fluye

8 / 10
Jaime Guardamino — hace 3 años
Empresa — The Walk On Project
Fecha — 24 febrero, 2017
Sala — Kafe Antzokia, Bilbao
Fotógrafo — Eneko García Ureta

Pocos grupos habrá que sigan en activo y (con más de 25 años de carrera a sus espaldas) consigan presentar nuevos trabajos que logren emocionar al fan más acérrimo. Teenage Fanclub, con su último trabajo “Here”, han conseguido después de varios lustros unir a crítica y público, que han aclamado de forma casi unánime el LP de los escoceses.

Y es que espaciar además cada álbum en el tiempo (y por consiguiente las actuaciones) crea unas expectativas entre la audiencia de un grupo y hoy, con un Antzoki abarrotado hasta la bandera (y muchos que hubieran querido entrar fuera) Teenage Fanclub se han pegado un baño de multitudes. Beach Beach dieron una lección de pop sin pretensiones. Los mallorquines hicieron las delicias de un buen número de fans que ya durante su actuación empezaba a abarrotar la sala. Cumplieron bien.

Y ya cuando el personal empezaba a ponerse nervioso salieron los Fannies a el escenario y fue la apoteosis. Tras un inicio atronador con “Start again” le siguieron gemas pop como “Don’t look back”, “About you”, “Radio”, “Dumb dumb dum”, Your love is the place where I come from” o “It`s all in my mind”. Todas ellas sonaron a gloria junto a las nuevas perlas de su nuevo disco como “Í´m in love”, “Hold on”, “Thin air” o la sublime “The darkest part of the night”.

Con un formato de quinteto (Francis MacDonald ya asentado como batería desde hace tres lustros y David McGowan a los teclados y guitarra) Raymond McGinley, Gerard Love y Norman Blake todavía demuestran estar en plena forma vocal y es que comienzos como los de “About you” o la parte a capela de “I need direction” dejan de manifiesto que Teenage son la mejor versión escocesa de los Beach Boys, entre otras cosas porque su set list es una sucesiva entrega de pequeñas obras maestras de la melodía pop. El repaso a su discografía fue completo, pues tocaron como mínimo algún tema de cada uno de sus LPs e incluso se marcaron una versión de los Go-Betweens, “Easy come easy go”, en homenaje a la última vez que tocaron en Bilbao con ellos. El final con “Sparky’s dream”, “The concept”, “I can’t feel my soul”, “Star sign” y una eufórica “Everything flows” trajo la locura a las primeras filas y aunque en algún momento de la actuación tuvimos que padecer un deficiente sonido, poco se puede decir más sobre ellos. En el mundo hay una banda perfecta. Son de Glasgow, son casi de la familia y se llaman Teenage Fanclub.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies