JERRY CANTRELL
Conciertos / Jerry Cantrell

JERRY CANTRELL

1 / 10
Redacción — 12-12-2002
Fotógrafo — Archivo

Aunque pueda parecer una locura ir por un día a Londres para ver al guitarrista de Alice In Chains acompañada de un súper fan, os puedo asegurar que al final del concierto y hasta hoy que ya han pasado 4 días me llena de satisfacción y orgullo el haber estado allí. Excelente oportunidad para descubrir en qué forma se mantiene el otrora guitarrista de Alice In Chains y ante un público bien distinto al que podemos encontrarnos en nuestro país. La noche empezó con la inesperada actuación de una anónima banda local que nos sorprendió con un efectivo metal melódico. Tras una breve pausa, le tocó el turno al trío Comes With The Fall, grupo que acompaña a Jerry Cantrell no sólo como teloneros, sino como banda de directo. Más que sus temas, destacó su vocalista, William Duvall, poseedor de una brillante voz a caballo entre los registros de Jeff Buckley y Chris Cornell. Para ser la primera vez que les escuchábamos convencieron, especialmente con su gran versión final del “Symptom Of The Universe” de Black Sabbath. Entre la oscuridad y con nuestros nervios a flor de piel, apareció Cantrell interpretando “Psychotic Break”, tras la que miró al cielo con el puño en el corazón en un claro gesto de homenaje hacia su fallecido amigo y compañero Layne Staley. A continuación interpretó piezas tan arrolladoras como “Cut You In” o “My Song” de su debut, “Boggy Depot”, a las que siguieron “Bargain Basement Howard Hughes", "Anger Rising", "Mother´s Spinning In Her Grave (Glass Dick Jones)”, "Castaway" y "Gone" (que dedicó a Staley), todas ellas de su último álbum. Para sorprender a sus fans desde los tiempos de Alice In Chains (quizás todos los allí presentes), dedicó los últimos seis temas del concierto a repasar el legado del grupo, empezando por “Sea Of Sorrow”, pasando por "No Excuses", "Would?", "Man In The Box", "Them Bones" y finalizando con la gran "Down In A Hole". Estos regalos finales hicieron que el recuerdo del fallecido vocalista estuviese presente en todo momento, gracias en gran parte al esfuerzo del vocalista de Comes With The Fall. Si a este magnifico repertorio le añades la extraordinaria comunión y complicidad entre Cantrell y su público, obtendrás lo que vivimos: una de esas noches imborrables que no se olvidan jamás.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.