Reunir a toda la comunidad hip hop de Cantabria y alrededores en un solo punto no es algo al alcance de muchos. Pero es que, en esta ocasión, era DJ Yata el convocante, y ningún amante del hip hop iba a desperdiciar la ocasión de ver juntos a casi todos los colaboradores del nuevo discazo del productor de Astillero: “Da Next Time”, una obra de crudo boom bap editada por Back in the days records.

En la sala BlackBird no cabía un alfiler y la emoción podía palparse entre el abarrotamiento y la confluencia de tantos grandes artistas. Con rimas ágiles y un estilo fresco y desenfadado, Jaloner fue el encargado de romper el hielo, para dar paso a la exactitud métrica de Priteo, que con su “Oración” demostró una vez más que nadie maneja mejor el lenguaje y la aliteración, rindiendo homenaje en este tema a gran parte de sus influencias musicales. Daren Dog y Fernando Márquez subieron después para romper el cuello a un público entregado gracias a los bombazos producidos a medida de cada MC por DJ Yata.

Uno de los grandes momentos de la velada fue cuando la leyenda del undergorund Ganda se plantó en el escenario a escupir “Don Dada”. La actitud y la templanza del ex de Chinatown revolucionaron la sala, atónita ante la exhibición de técnicas del maestro de la Inmobiliaria, que se despidió de su público con una reverencia antes de bajar del tatami. M. Padrón y Da Foreigna lo tenían complicado, pero supieron dar el callo y no permitieron que bajara el nivel, haciendo corear a toda la sala su banger “Like That Yo” y otros temas de su última referencia juntos: “Double or Nada”.

A continuación, Van Deep recordó a todos los asistentes que la Costa Norte está más fuerte que nunca con su tema Nada más allá, en el que lanzó magia ludista contra el sistema. Con la rabia a flor de piel, Mítiko prosiguió el concierto. Su voz, que todo lo inunda, lanzó improperios contra el establishment sin inmutarse, frío como el hielo. Finalmente, llegó el turno para El Da Sensei, el archiconocido miembro de la banda de New Jersey Artifacts, que, tras rapear el tema que tiene en “Da Next Time” junto a Cool-Z, siempre preciso, se marcó un showcase de algo más de media hora que puso patas arriba el BlackBird. Un auténtico espectáculo.