Corto aunque intenso
Conciertos / Arlo Parks

Corto aunque intenso

7 / 10
Sergio Ariza — 01-12-2021
Empresa — Houston Party
Fecha — 30 noviembre, 2021
Sala — La Riviera, Madrid
Fotógrafo — Meritxell Rosell (Fotografía del concierto de Barcelona)

El concierto de Arlo Parks en Madrid sirvió para comprobar un par de cosas, uno que es una compositora muy dotada, con apenas un par de EP's publicados y un disco de larga duración, la británica de origen nigeriano tiene bajo su manga más de media de docena de clásicos, con apenas 21 años; la otra es que en directo su indie pop con influencias de Frank Ocean vira hacia un sonido más soul pero más impersonal, con una banda en la que brilla su sección rítmica.

La decoración del escenario ya adelantaba la energía positiva que desprende Parks, la estética cálida y soleada de las luces del escenario y los amplificadores, rodeados de flores amarillas artificiales, además de una cortina de fondo con su nombre y girasoles que cubrían el fondo, todo iba a la perfección con la cantante y sus canciones. Pasados casi diez minutos de las 21:00 la banda hacía su aparición tocando el inicio de "Hurt", una teclista, que le hizo los coros durante toda la velada, una trompetista, guitarra, bajo y batería, poco después entraba en el escenario la protagonista arrancando la primera ovación de la noche en una Riviera con una entrada excelente, sobre todo si tenemos en cuenta que era un martes y que solo hace dos semanas que se anunció el cambio de sala, de la Mon Live a La Riviera.

Igualmente notable fue el hecho de que la mayoría de las canciones fueran coreadas como si estuviéramos ante toda una veterana de la música, "Hurt" fue el primer as ganador de la noche, con un punto más de picante en la música, ese riff de trompeta, y uno de esos estribillos que quedan marcados a fuego. Le siguió la maravillosa "Green Eyes", con el bajo en primer plano y el público coreando el estribillo. Luego se marchó la trompetista y Parks tocó la canción que la descubrió en 2019, "Cola", con el público entregado.

Luego sonó la única canción de "Collapsed In Sunbeams" del repertorio de esa noche que no ha publicado como sencillo, "Portra 400". Es una buena canción, aunque no alcanza el nivel de los siete espectaculares sencillos que nos ha dado uno de los discos del año. Los siete sonaron en La Riviera, como las dos siguientes canciones de la velada "Too Good", que nos dio el momento más funky de la noche, y "Caroline", una de las más coreadas.

Uno de los pocos reproches que se le pueden hacer a Parks es que todas sus canciones suenan bastante parecidas y es algo que se volvió a notar en un concierto en el que solo hubo una excepción, el momento en el que se quedó a solas con su bonita voz susurrada y la guitarra para “Angel's Song”. Aun así, ese acercamiento a su adorada Joni Mitchell me pareció el momento más flojo de la noche. Con "Eugene" volvía otra de sus especialidades, esos "himnos de ruptura" como los llamó ella misma, mientras que "Black Dog" era otra preciosidad, compuesta para levantar el ánimo de una amiga que lo estaba pasando mal.

Las dos últimas paradas antes del primer parón fueron las canciones que dieron nombre a los dos EP's que publicó en 2019, "Sophie" y "Super Sad Generation", en las que se puede apreciar como su estilo está a medio camino de dos de los artistas a los que versiona en la edición de lujo de "Collapsed In Sunbeams", Phoebe Bridgers y Frank Ocean.

A las 22 de la noche Parks abandonaba el escenario, no había llegado a estar una hora sobre él, pero todo el mundo sabía que aquello no podía terminar sin que suene la que posiblemente sea la mejor canción, hasta la fecha, de su carrera, "Hope", esa maravilla que nos dejó con su estribillo resonando en la cabeza, "You're not alone like you think you are. We all have scars, I know it's hard. You're not alone, you're not alone". La banda para y ella repite el estribillo una vez más, sus palabras llenas de esperanza son la manera perfecta de cerrar una noche que se hizo corta.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.