El nuevo disco de Pandemia “Behind Enemy Lines” debería suponer un antes y un después en su carrera. Un órdago lanzado sin miedo y con la seguridad de tener delante la mejor mano posible. La sala Black Bird casi llena demostraba la gran expectación que había creado la presentación de este álbum.

Para acompañarles en tan señalada fecha, los cántabros invitaron a una banda con la que, además de estilo, comparten agencia de management y una gran amistad. Soldier fueron los encargados de abrir la noche y lo hicieron como si jugasen en casa. Supieron cómo hacerse con el público desde el primer momento, aupados por un sonido que afortunadamente fue mejorando según avanzaba el concierto. El thrash de estos ovetenses trae a la cabeza bandas como Overkill o Exodus, y añaden además un toque de Groove metal que les diferencia del resto. “Stand Your Ground”, de su primer álbum ‘Gas Powered Jesus’, y “The Great Western Oligarchy” y “Christoholic”, de su segunda referencia, provocaron los primeros pogos de la noche, y durante el concierto hubo tiempo incluso para montar uno de los ya clásicos walls of death. Cuando parecía que “Axis of Evil” y “Revolt” pondrían el punto final a su concierto, comenzó a sonar el mítico riff de “Cowboys from Hell” de Pantera. Remate perfecto a su actuación.

Pero esta era la noche de Pandemia y los torrelaveguenses salieron a matar. Empezaron con “Running Out of Blood” y “Suicide Squad” de su nuevo disco, y ya dejaron claro por dónde van los tiros en esta nueva etapa. Cercano a Violator o Warbringer, el thrash del cuarteto muestra también tintes de sonidos más extremos y técnicos. Baterías aplastantes, guitarras imposibles y machaconas, y una velocidad endiablada no daban respiro a los que asistíamos a ese brutal despliegue. Sonaron los nueve temas que forman ‘Behind Enemy Lines’, pero no olvidaron el anterior ‘Aggression Desires’. “Eat My Guts” y “Death Expectancy”, y un público totalmente entregado casi echan abajo sala. Recta final con “The Last Zombie Alliance”, “Aggression Desires” y una versión clavada de “Arise” de Sepultura que nos terminó de apisonar.

Podemos dormir tranquilos. Si Pandemia hacen fuera de Cantabria la mitad de lo que vimos en esta presentación, estamos excelentemente representados.