Rumble 5. Cosas Remotas
Comics / John Arcudi, David Rubín Y Dave Stewart

Rumble 5. Cosas Remotas

7 / 10
Alex Serrano — 26-02-2020
Empresa — Astiberri

Con cinco volúmenes a sus espaldas, “Rumble” mantiene una especie de pulso en perpetuo equilibrio entre asentar unas bases necesarias para todo world building que se precie y sorprender al lector mediante la ampliación del terreno de juego. La serie creada por el veterano guionista John Arcudi y el dibujante James Harren sigue abundando en la convivencia de una fantástica realidad paralela imbricada en otra muy similar a la que conocemos, y jugando con las interacciones que produce el choque entre ellas.

“Rumble” funciona muy bien creando una mitología multirreferencial y con numerosas fuentes de inspiración, aunque ninguna literal. Acierta, también, a la hora de picotear de diversos géneros (fantasía heroica, superhéroes, sitcom…) e ir modulando los distintos canales a voluntad. En este quinto volumen, por ejemplo, el entorno en el que se desarrolla la trama sale del hasta ahora casi omnipresente escenario urbano y se aventura en territorios colindantes con la mitología clásica. Bregado en una larguísima lista de trabajos, a John Arcudi se le adivina en “Rumble” que su larga estancia como guionista en la “AIDP” de Mike Mignola le ha servido como banco de pruebas para poder planificar a gran escala cómo se desarrolla un universo de ficción y todo lo que ocurre dentro de él.

Este “Cosas remotas” es también el segundo volumen de la saga -el primero fue “Almas sin piedad”– en el que el apartado gráfico corre a cargo del dibujante gallego David Rubín. El autor de “El héroe” ha sabido mantener su personalidad en sus trabajos para el mercado norteamericano, lo cual ya supone, en sí mismo, un gran éxito. Además, el español se mueve con soltura en el universo “Rumble”, aportando su desbordante capacidad para dar vida a lo imposible, su preciso manejo de los cambios de ritmo y esa habilidad tan suya para retratar pasajes oníricos. Rubín, en definitiva, hace suya “Rumble”, y creo que eso es lo mejor que se puede decir de un dibujante en su paso por una serie.

Es cierto que “Rumble” no inventa nada (ni lo pretende) y que forma parte de un ecosistema como es el género de fantasía que, en Estados Unidos, rezuma saturación y un cierto agotamiento. A quien todo esto se la traiga al pairo podrá disfrutar de una serie que se toma en serio como pocas el entretenimiento.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.