Den Vol 1: Nuncanada
Comics / Richard Corben

Den Vol 1: Nuncanada

8 / 10
José Martínez Ros — 15-06-2024
Empresa — ECC

Richard Corben (1940-2020) fue uno de los artistas más extraños e influyentes de la historia del noveno arte. Si nos ceñimos a la historia que nos cuenta este primer volumen de “Den”, reconocida de manera unánime como su obra maestra, parecería todo lo contrario. Se trata, en un primer vistazo, de una mezcla de las historia de Conan de Robert E. Howard con toques de la ciencia ficción más pulp, todo esto aliñado con algunas referencias a “Alicia a través del espejo”, Lovecraft y H.G. Wells. Después de trabajar varios años en el campo de la animación, Corben empezó a publicarla de manera underground, a través de fanzines de su época, a principios de los setenta, pero logró la fama gracias a su serialización en la célebre revista francesa Métal Hurlant. De hecho, Den fue uno de los protagonistas de la famosa película antológica de 1981 “Heavy Metal”.

El protagonista, David Ellis Norman, es un joven apocado que está muy unido a su tío Dan. Este desaparece sin dejar rastro y, tras algunos años, este recibe, como su único heredero sus pertenencias, entre las que halla un enigmático mensaje. Este incluye un diagrama para fabricar un aparato electrónico. David lo fabrica y, al activarlo, abre un portal que lo conduce a un mundo llamado “Nuncanada”. Se adentra en él y sufre una gran transformación física que convierte en un personaje musculoso, lampiño y desnudo, de prodigiosas habilidades guerreras. También pierde la mayor parte de sus recuerdos, y se hace llamar a sí mismo por el acrónimo de su antiguo nombre: Den. Por supuesto, Den se acabará convirtiendo en el mayor héroe de Nuncanada.

Durante los años setenta y ochenta del pasado siglo se editaron montones de tebeos de espada y brujería, incluyendo un sinfín de adaptaciones de Conan, muchas de ellas realmente excelentes, así que no existía ningún motivo a priori para ver en “Den” algo fuera de lo común. Sin embargo, cualquier descripción del argumento se queda corta ante lo que hizo de Corben un artista enormemente admirado por sus pares: su tremendo poderío visual. Las aventuras y tribulaciones de Den que, en este primer volumen, se ve envuelto en intrigas entre distintos bandos, es traicionado, lucha con varios monstruos y encuentra el amor, no son más que una excusa para el sublime arte de su autor.

En esta ocasión, lo podemos apreciar a su máximo nivel, ya que esta edición parte de la restauración que llevó a cabo el prestigioso colorista José Villarrutia para la editorial norteamericana Dark Horse a partir de los originales, que conservaba la familia de Corben. Toda descripción que se haga del estilo de Corben se queda corta; con muchísimo acierto, el escritor Fritz Leiber, en el prólogo de la primera edición, se refiere a él como algo que remite tanto a las vanguardias como al arte paleolítico: “un gran paisaje desértico en marrones y rojos cavernosos y en él, la única figura de un poderoso hombre desnudo, escultural y completamente natural, pero melancólico, imaginativo y lleno de sentimientos y solitario, que se pregunta cuál es el misterio de su existencia”. Corben es capaz de aunar una imaginación desatada que, como afirma Burce Jones, tiene “una línea directa con el subconsciente” con un visceral detallismo. De algún modo, las hazañas de Den en Nuncanada nos transportan, a la vez, al tiempo de los mitos originales de la humanidad y a las imágenes más perturbadoras que nos traen los sueños.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.