Ms Marvel
Cine - Series / Bisha K. Ali

Ms Marvel

5 / 10
Alejandro Caballero Serrano — 18-07-2022
Empresa — Disney +
Fotógrafo — Cartel de la serie

Desde luego que la Fase 4 de Marvel está experimentando y probando diferentes estilos, historias y culturas y no está dejando indiferente a nadie. En su origen, esas combinaciones deberían haber sido un éxito, pero como los rodajes se vieron mermados por culpa de la crisis, dan la sensación de ser productos hechos demasiado rápidos para adaptarse a unos timmings muy exigentes con tal de cuadrar todo en la línea del tiempo del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM), que es justo lo que le pasa a “Ms Marvel”.

Pero empecemos por las cosas buenas, y la mejor de todas es Iman Vellani como Kamala Khan / Ms Marvel. El personaje en sí ya es carismático como pocos, nos podemos sentir representados con ella y su afán con los Vengadores y esa aura de adolescente a la que le sale todo mal. Y eso se transmite a la perfección en los tres primeros capítulos, donde todo tiene una trama más juvenil, plasmada en la relación que tiene con sus amigos y su familia y los conflictos intrafamiliares y románticos que van creando. Cabe resaltar que es la primera vez en Marvel que un personaje protagonista es musulmán, por tanto, se explora muchísimo su cultura, dándole una gran visibilidad y haciendo que los más pequeños puedan tener unos referentes con los que se sienten más ligados fuera de los típicos estereotipos a los que estamos acostumbrados.

Kamala Khan logra sus poderes gracias a un brazalete - una forma que no se corresponde con el cómic, pero que sigue siendo igual de válida – y la acompañamos a que los vaya experimentando (en unas escenas que nos recuerdan mucho a ese joven Tobey Maguire apuntando a los edificios de Nueva York hasta que por fin le sale bien una telaraña) mientras le persigue el Departamento de Control de Daños por ser un ser superior que no está controlado. Y así se suceden los tres primeros capítulos, que apuntaban situar a “Ms Marvel” como una de las mejores series de Marvel, pero a partir del cuarto episodio todo se tuerce y se convierte en algo completamente distinto.

El momento en que Kamala viaja a Pakistán y se cuenta toda la historia del origen del brazalete, de los Dagas Rojas y los Clandestinos es demasiado rápido e inconexo con la primera mitad de la serie. De repente, dejamos de tener una serie juvenil estadounidense, para llevarnos a otra en la que toman el control viejas historias con personajes que tienen una trama muy rápida y mal desarrollada y que nos dejan con miles de incógnitas. Aunque, por suerte, el capítulo final logra reconducir un poco la situación y volver a la esencia de los tres primeros episodios para deleitarnos con una épica batalla contra el Departamento de Control de Daños en la que Kamala se asemeja más a la de los cómics. Es una gran noticia que Ms Marvel esté en el UCM, pero ojalá le hubieran dado más pausa y cariño al proyecto, ya que el personaje (y la actriz) lo merecían.

Y hasta aquí podéis leer si no habéis acabado la serie y no queréis spoilers, de lo contrario, podéis seguir un poco más.

Aún y así, es una gran noticia que Ms Marvel haya llegado al UCM y todo lo que ha traído con ella. Ya que, según confirmamos en el último episodio, Kamala no es una Inhumana, sino que es la primera Mutante del UCM, algo que corrobora esa melodía de la antigua serie de animación “X-Men” que suena justo cuando ella se entera de que tiene el Gen-X. Por tanto, ya está la puerta abierta para que puedan llegar otros grandes personajes como Lobezno, Cíclope, Jean Grey o Magneto. Por no hablar de esa escena post créditos que nos lleva directamente al inicio de la trama de “The Marvels”, la película que protagonizará Ms Marvel junto a la Capitana Marvel y Monica Rambeau en noviembre del año que viene.

Un comentario
  1. Un espanto creado en un laboratorio de marketing, para acceder al mercado musulmán. Infumable.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.