La Unidad (T2)
Cine - Series / Dani De La Torre Y Alberto Marini

La Unidad (T2)

9 / 10
Luis M. Maínez — 28-04-2022
Empresa — Movistar +
Fotógrafo — Cartel de la película

Como a los periodistas deportivos, cuando un gol en el último minuto les hace cambiar la crónica que habían escrito a lo largo de todo el partido, el último capitulo de la segunda temporada de “La Unidad” eleva el nivel de una serie ya notable, y la hace andar de nuevo en nuestras mentes. Tiene uno la tentación de parar la serie para empezar a aplaudir pero no puede. Muchas veces se ha dicho que pocas veces se ha filmado algo “así” en España, pero pocas veces se ha filmado en España así. Una secuencia como la que cierra esta temporada bien vale la tercera que, presumiblemente, se dibuja en la mente del espectador tras terminar. Dibujo o deseo, no sé exactamente.

“La Unidad” venía manteniendo el tipo respecto a su magnifica primera temporada, que ya reseñé aquí como un ejercicio soberbio de narración. La inteligencia con la que trata al espectador en todo momento es un hallazgo en una televisión –o lo que sea el streaming– que abandona los básicos narrativos e incluso vitales con desdén. No hablamos, claro, de situaciones físicamente imposibles, sino emocionalmente increíbles. “La Unidad” es una vuelta a las esencias de la realidad humana, un relato lleno de sentimientos tensados al máximo que, al tocarse, suenan afinados. A punto.

El desarrollo pausado y constante de las pulsiones de los personajes es lo mejor que he visto en una serie española desde que me dedico a esto. El gol en el último minuto que supone el sexto episodio no cambia el resultado del partido porque le dé la vuelta, sino porque es una acción que empequeñece las demás. ¿Hablamos del resultado del partido después del gol de Messi al Getafe?

“La Unidad” lucha contracorriente, claro. No hay en las series de acción más famosas del país un momento como éste, y no será porque no lo buscan. La ausencia de lo icónico le da la vida y la muerte a una serie que vuelve a situar a Movistar+ a la cabeza de la producción de ficción nacional. Si tuviera un solo personaje icónico sería lo más visto del año. Si los diálogos fueran embriones de malos twits, el público los repetiría sin cesar. Pero no va de esto “La Unidad”, sino de la verdad. Porque la verdad es lo suficientemente impactante para recordarla siempre, y no necesita de eslóganes para venderse.

Le hablo a mis amigos de “La Unidad” y no la conocen. En mi empeño por remediarlo disculpen la hipérbole. Si el público que todavía lee reseñas no le da una oportunidad a este tipo de proyectos, luego lloraremos con lo que nos quede.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.