Los míticos SuperSkunk visitan la capital del Ebro junto a la banda de funk rock virtuoso zaragozana Monotone. Es una fecha irrepetible que no hay que dejar de apuntar. Día 15 de junio, viernes, a las 21.30h, en La Casa del Loco. Ro Llamazares (La Vacazul) fundó esta banda madrileña con la que hemos hablado para esta sección. Inició la nueva etapa musical junto a Javier Rojas (Mamá Ladilla) y Javier Gómez (The Sweet Vandals, Depedro) a mediados de los 90s. Su sonido personal está repleto de rock, hip-hop, metal y funk con continuos brochazos de 90s. El directo es su punto fuerte y no pasa desapercibido precisamente. Nos interesa saber qué hacen en su día a día cuando salen de gira.

Es imprescindible empezar por preguntaros qué es lo más positivo y lo peor de salir de gira para una banda como la vuestra. 
Lo mejor es tocar y estar con los compañeros, ya que fuera de la música apenas podemos vernos. Vivimos lejos y tenemos agendas complicadas. Lo peor quizá es tener que dejar a tu familia tantos días al año y los viajes que a veces se hacen interminables.

¿Qué tres cosas imprescindibles hay que llevar en la furgoneta?
Un móvil con batería, agua y dinero.

¿Qué música escucháis por la carretera?
De todo. Aprovechamos para poner en común música que nos gusta y cosas que hacemos nosotros aunque también hay momento para el desmadre y para escuchar bochornos de ayer y de hoy.

¿Vuestro público es más de liarla en los conciertos o de mantenerse en silencio y escuchar con atención?
Hay de todo, también hay temas más de escuchar y otros que incitan al desparrame.

¿Soléis salir de fiesta después de cada bolo?
Generalmente alguna siempre cae, mal se tiene que dar….

¿Quiénes son los tipos más raros y odiosos en el mundo de la música: los baterías o los técnicos de sonido?
Ya que yo soy batería te diría que los técnicos. Un técnico de sonido puede ser tu mejor amigo y salvarte -a ti y al show-, o arruinarte un concierto. En general nos encontramos con gente muy competente y amable.

¿Qué es lo más ridículo que os ha pasado sobre un escenario?
Qué se hunda el escenario y desaparezca el cantante y que luego aparezca entre el público con el micro inalámbrico. Que un músico vomite mientras toca en un cubo detrás del amplificador. Que te pongan micrófonos a la pantalla del ampli y al cabezal. Que te jalee a grito pelado el técnico de sonido por el talkback en monitores en medio del solo de bajo… Después de tantos años han pasado muchas cosas.

¿Cuál es el tema que más le suele gustar a vuestro público? ¿Tenéis una teoría de por qué es así?
‘Dos’, ‘H.P.’, ‘Planeta Azul’, ‘Fugaz’… Creemos que esos temas significan cosas importantes para los fans y nunca pueden faltar en los repertorios.

¿Soléis ver a los grupos que actúan con vosotros?
Sí. Es una cuestión de respeto. Siempre que es posible lo hacemos y aprendemos mucho.

¿Recordáis el mejor concierto de vuestra carrera? ¿Y el peor?
El peor, probablemente, alguno durante la primera época. Ya sabes, mucha energía y mucho descontrol. Recuerdo uno en Almería durante una noche de San Juan. Sería el año 95 o 96, con algún músico desaparecido y tras varios intentos nos tuvimos que bajar del escenario porque no estábamos en condiciones. El mejor tal vez el del Festimad 99 en el escenario grande o el Palencia en Fiestas con Sober, en 2003. También recuerdo uno muy bueno en Vigo con Enemigos o con Dover en Leganés.