Retrovisor: Electric Light Orchestra
Especiales / Electric Light Orchestra

Retrovisor: Electric Light Orchestra

Xavi Sánchez Pons — 14-01-2016
Fotógrafo — Archivo

Origen: Birmingham (Reino Unido).  En activo desde:  1971

Cuando en 1971 y recién salidos de The Move (excelente banda mod a reivindicar) Roy Wood y Jeff Lynne debutaban con la Electric Light Orchestra poco se imaginaban el éxito que iban a acabar cosechando. Dos mentes privilegiadas para el pop de gran formato, Wood (que pronto abandonaría el grupo para liderar y pintarse la cara con Wizzard, héroes del glam-pop con fugas spectorianas) y Lynne recogieron el legado de The Beatles en el punto en que estos lo dejaron tras su separación y le añadieron un toque sinfónico colorista (arreglos orquestrales barrocos de aires bubblegum y guiños festivos a la música clásica) apoyado en una experimentación loca en el estudio que les convirtió en pioneros del pop de laboratorio. Sus primeros discos son homenajes directos a los fab four en clave de alta fidelidad, con esa cualidad galáctica casi de ciencia ficción presente en algunas de sus canciones (“From The Sun To The World”) y en las portadas de sus discos (“On The Third Day”) que tanto gustaba a sus dos líderes.

El sonido propio de la ELO se configuró en discos enormes, verdaderas piedras de toque del pop setentero, álbumes como “El Dorado” (1974) “Face The Music” (1975) y “A New World Record” (1976), trabajos repletos de hit-singles que empezaron a copar las listas de éxitos de medio planeta. El cénit creativo y popular de Lynne y cía llegó con sus escarceos con la música disco en “Discovery” (1979), la memorable banda sonora de la película “Xanadu” (1980), y al abrazar el AOR con alma y melodías ganadoras en “Time” (1981). Luego vinieron más discos, la excisión en dos de la banda, con Jeff Lynne por un lado y el resto de miembros por otro, y una influencia capital en la historia del pop tanto comercial (Scissor Sisters, Franz Ferdinand, Super Furry Animals) como independiente (Music Go Music, The Apples In Stereo).

Disco imprescindible: cualquiera de sus diez primeros álbumes, así que para empezar lo mejor es hacerse con “Flashback” (Epic/Legacy, 00) una -adictiva- caja de tres compactos que recoge canciones de sus once primeros discos más alguna rareza y temas inéditos.

Está de actualidad por: la edición de “Alone In The Universe” (Columbia, 15), el primer disco de estudio de Jeff Lynne's ELO en catorce años. El resultado es una evocadora colección de canciones, algunas de ellas autobiográficas, que recupera lo mejor de la ELO. Léase, el grande pop con un punto nostálgico.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.