Madrid post Covid-19 Y ahora ¿qué?
Especiales /

Madrid post Covid-19 Y ahora ¿qué?

Luis J. Menéndez — 05-05-2020
Fotógrafo — Pablo Gallardo / Alfredo Arias / Nacho Ballesteros

Tras casi dos meses de confinamiento y en el momento en que arranca la desescalada que debe llevarnos a una “nueva normalidad”, todo el sector de la música se pregunta lo mismo: ¿tiene cabida la música en directo en este escenario?


En el momento de escribirse estas líneas, jueves 30 de abril, las espadas están en lo alto. El calendario y las circunstancias que deberían llevarnos a esa nueva normalidad cambian prácticamente a diario y todo el país vive pendiente de las decisiones del Gobierno. En cualquier caso, la lógica omnipotencia del Ministerio de Sanidad a la hora de dirigir los siguientes pasos no ha impedido que el sector de la Cultura en general y la música en particular critique abiertamente la inacción del Ministro del ramo, el señor José Manuel Rodríguez Uribes. En un duro comunicado emitido ayer, la Asociación de Promotores Musicales denuncia la parálisis del Gobierno en lo que a plantear soluciones para los próximos meses respecta. “No pedimos nada excepcional, sino que se apliquen las medidas que ya han tomado otros países”, dice el comunicado, refiriéndose a cuestiones como la declaración de “fuerza mayor” que permitiría a los festivales desligarse de sus compromisos contractuales. También a la flexibilización de la normas de Consumo en relación a la devolución de entradas y la mejora de condiciones impositivas en el IVA e impuesto de Sociedades en la línea de lo que ocurre con otros sectores económicos. El comunicado aprovecha para recordar que en 2019 el sector de la música en vivo facturó 382 millones de euros, celebró más de 5.000 espectáculos y generó una audiencia global de más de 8 millones de espectadores.

Extinta Sala Aqualung Foto: Alfredo Arias

Desde el Ayuntamiento de Madrid se trabaja estos días en paralelo a ese Mando Único que dicta las normas de obligado cumplimiento para todo el territorio nacional. Andrea Levy, delegada de Cultura, Turismo y Deporte en la capital nos explica cuáles son los movimientos de su área en estos momentos: “En primer lugar estamos en contacto con el sector de forma permanente para poder evaluar en todo momento cuál está siendo el impacto que están sufriendo y poder analizar el corto plazo de forma inmediata para luego ir construyendo el media-largo. En este sentido, es evidente que ahora mismo hay unos costes de transición; es decir, el perjuicio de tener las salas cerradas estos meses y las consecuencias de la fase de desescalada que puede suponer abrir a pérdidas. Por ello, desde el Ayuntamiento hemos puesto en marcha un plan de rescate que incluye ayudas al sector cultural por un valor de 7 millones de euros. Lo fundamental es que nadie se quede atrás. Madrid no puede permitirse perder sus estructuras ni tejidos culturales que le dan identidad propia a nuestra ciudad. Es evidente que, en cualquier caso, se van a tener que respetar todas las medidas de prevención sanitaria que marque el Ministerio a la hora de poder abrir de forma segura”. Tras anunciar la suspensión de fiestas populares hasta el mes de octubre, el gran desafío del área de Cultura en estos momentos es ejecutar su presupuesto íntegro para este 2020. En principio parece que hay el compromiso de Levy para que así sea. “Siguiendo siempre las pautas que vaya indicando el Ministerio de Sanidad en la desescalada se irán abriendo los centros culturales municipales. En este sentido, cuando se declaró el Estado de Alarma nos comprometimos a reprogramar las obras que se vieran obligadas a ser canceladas cuando se reabrieran los centros. En cuanto vayamos conociendo los protocolos sanitarios iniciaremos la programación cultural que sea posible; como, por ejemplo, la de Veranos de la Villa en espacios abiertos, si fuera posible”.

Esencial también es que se trabaje de la mano de músicos, promotores y espacios de música en directo. “Nos hemos reunido con la asociación de salas de música, La Noche En Vivo, como con las salas de manera individual. Sobre las demandas que nos trasladan hay una que se repite: el impacto económico que supone el cierre de los locales durante este tiempo y las anunciadas limitaciones de aforo que se prevén ahora en el plan desescalada. Por ello, como comentaba, hemos preparado este plan de emergencia para evitar que cierren salas tan importantes para la continuidad de ese tejido musical madrileño. Pensando en el futuro, es importante trabajar conjuntamente en campañas de promoción y publicidad. Quiero dejar claro que no hay que estigmatizar las salas de música como lugares inseguros. Cuando abran las puertas, lo harán con un protocolo sanitario muy claro para que el público pueda volver con garantías. De hecho, hemos hablado con el sector para trabajar en un sello que así lo acredite”.

Sala El Sol Foto: Nacho Ballesteros

El propio Director Gerente de La Noche en Vivo, Javier Olmedo, reconoce que la actividad estos días entre la asociación e instituciones es frenética. “Nuestra relación con la Administración Central la mantenemos a través de Plataformas sectoriales de Cultura y de Hostelería. Una parte muy importante de nuestras urgentes necesidades para salir de la crisis tienen la característica de su necesidad de decisión y solución a través del Gobierno Estatal. Además, La Noche en Vivo está en contacto permanente con las dos administraciones madrileñas, con el Ayuntamiento y con la Comunidad. Nos conocen muy bien desde hace años debido a la colaboración habitual y les hemos transmitido el drama que supone la situación actual debido al cese total de nuestra actividad. Somos un colectivo pequeño y definido, representamos a 50 pequeñas pymes y autónomos que ofrecen más de 1.000 programaciones mensuales en Madrid. Están estudiando estas administraciones locales, por una parte, la fórmula de ofrecernos ayudas económicas para poder soportar los gastos mensuales que seguimos teniendo a pesar del cierre y, por otra, la posibilidad de ofrecernos su colaboración en el momento de las reaperturas. Este será otro momento fundamental que durará varios meses para ir alcanzando la anterior normalidad”. Olmedo resalta que la ayuda que hoy por hoy demandan las salas de música en directo no se limita a las subvenciones… “No solo hay que destinar partidas presupuestarias, hay que elaborar y favorecer cambios normativos para adecuarnos a la realidad de nuestra actividad y favorecer e impulsar la colaboración público-privada. Para esto último es fundamental el acompañamiento a un nivel más local. Ahora mismo desde la Asociación estamos trabajando en un protocolo interno de medidas pero no debemos tomar ninguna hasta que realmente haya un protocolo de prevención higiénico-sanitario para nuestro colectivo. Se habla ya de plazos de reapertura pero no se nos ha trasladado cómo hacerlo. Por otro lado, el anuncio de la reducción de aforos hace imposible en la mayoría de los casos la reapertura sin haber solucionado antes cuestiones pendientes como la flexibilización de los ERTES, moratoria en alquileres y capacidad de financiación”.

El principal grupo de la oposición en el Ayuntamiento, Mas Madrid, ha tomado por su parte la iniciativa con una serie de reuniones con actores del mundo de la Cultura. Su intención, recoger sus demandas para hacérselas llegar a la Concejalía. En una reunión por videoconferencia convocada por Rita Maestre y Pilar Perea, en la que participaron festivales como Tomavistas o Mad Cool y representantes de Es-Música, asociaciones de músicos, ARTE o APM, entre otros, se plantearon iniciativas más allá de la inevitable petición de ayudas económicas. Por ejemplo, la creación de un Portal de Transparencia en el que se publiquen todas las becas y ayudas a las que pueda optar el sector; un estudio real del impacto económico en el mundo de la música; o un plan de actividades musicales online promovidas por el Ayto.


Tiendas de discos, cubetas llenas

Aunque su apertura con limitaciones parece inminente, la crisis del Covid ha venido a amenazar un poco más la ya de por sí delicada subsistencia de las tiendas de discos. “El principal problema con el que luchamos las tiendas pequeñas independientes son los precios y promociones de las grandes superficies, es muy difícil competir con esto. A nivel iniciativas sólo se nos ocurre que entre todos nos hagamos fuertes y fomentemos las compras en tiendas de barrio y negocios locales”, nos cuentan en Marilians (Noviciado 9). Por eso la petición general a las instituciones competentes pasa por la reducción del IVA tal y como explican desde Bajo El Volcán (Ave María, 42): “Si se gravaran los discos igual que los libros, con el 4% del IVA Cultural en vez del 21% actual, sería una gran ayuda”. En esta coyuntura las tiendas sobreviven gracias al servicio especializado y la fidelidad de un reducido pero entusiasta grupo de clientes. Es el caso de El Almacén de Discos (Minas 13) especializada en música electrónica: “En un mundo cada vez más frío, lo que nos motivó a abrir la tienda era el trato humano y las sinergias que se crean con los clientes”. Clientes que ahora tienen oportunidad de sostener estos negocios con iniciativas como la de Molar (Ruda, 19): “Hemos creado un bono de compra por adelantado que se canjea en tienda cuando podamos volver a abrir”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.