nails

1.- Nails “You Will Never Be One Of Us” (Nuclear Blast)
2.- Oranssi Pazuzu “Värähtelija” (Code/Svart Records)
3.- Gojira “Magma” (Roadrunner/Warner)
4.- Abbath “Abbath” (Season Of Mist)
5.- Cult Of Luna “Mariner” (Indie Recordings)
6.- Sumerlands “Sumerlands” (Relapse)
7.- Bölzer “Hero” (Iron Bonehead)
8.- Vektor “Terminal Redux” (Earache)
9.- Oathbreaker “Rheia” (Deathwish)
10.-Destroyer 666 “Wildfire” (Season Of Mist)

Nunca serás uno de los nuestros

Elegir el número uno de este año ha sido bastante fácil: “You Will Never Be One of Us”, tercer disco de los californianos Nails, nos ha volado literalmente la cabeza con su violenta y adrenalítica trituradora de grindcore, death metal y hardcore. Veintidós minutos de catarsis y locura que reafirman una sólida realidad con Barney Greenway, Phil Anselmo o The Dillinger Escape Plan entre sus más acérrimos admiradores.

El número dos lo ocupa el black metal psicodélico de Oranssi Pazuzu, que pudimos ver en el último Roadburn Festival y que entregan probablemente su mejor trabajo hasta la fecha. Completan el podio Gojira y su nuevo disco “Magma”, en el que su reconocible prog-djent se aventura por cauces más melancólicos y sutiles como respuesta a la muerte de la madre de dos de sus miembros. Un capítulo más en la ejemplar evolución de los franceses.

Les sigue el espectacular nuevo proyecto del ex Immortal Abbath; la sorprendente reinvención de Cult Of Luna y su exquisita alianza con Julie Christmas; la irrupción de Sumerlands con el mejor debut de heavy metal del año; el inventivo prog-thrash de Vektor; el esperado primer larga duración de los suizos Bölzer; Destroyer 666, todo un símbolo del underground; y el místico post-black de Oathbreaker.

Mención especial para el djent futurista de Meshuggah, el doom de Inter Arma y Eight Bells o el post-metal experimental de los Sumac de Aaron Turner (Isis), así como el retorno de In The Woods… o el esperado nuevo disco de Metallica, que, como era de prever, ha vuelto a dividir opiniones. Tampoco podemos dejar pasar las muy notables nuevas entregas de Cobalt, Gorguts, Mantar, Neurosis, Grand Magus, Inquisition, Darkthrone, Ketzer, Deftones o Megadeth. No queremos repetirnos, pero este ha sido otro gran año para el metal en todas sus vertientes y tonalidades. Y lo mejor de todo es que la bulliciosa creatividad gestada en los confines de sus difusas fronteras no da visos de agotamiento. David Sabaté/Eduard Tuset