Dicen que el tercer disco de un artista es el de la madurez. Es posible que ese adjetivo se pueda aplicar a este “Manual de Jaleo de El Canijo de Jerez, pero hay que añadir también que es el disco que mejor refleja la filosofía “garrapatera”, o sea la de celebrar sobre todo la vida.”Libera la fiera”, “Escupe la flama”, “En el lomo del trueno” ,”La nube que más alto vuela” y como no ese magistral “Volar sin alas” son algunas de las canciones más frescas, festivas, callejeras, positivas y redondas que haya compuesto nunca.
Él mismo Canijo de Jerez nos desvela como surgieron cada una de sus canciones.

Un extranjero en la capital
En invierno vivo en Chiclana, en la playa, pero Madrid se ha convertido en mi segunda casa y también se vive mucho la calle. Esa ciudad tiene algo.
Cuando me voy para allá en el tren, o con el coche cargado con toda la mudanza, me voy con energía preparado para la “rebelión en la ciudad”. Allí me siento libre porque soy “un extranjero en la capital”. Aunque a veces vuelva “herido de muerte”. (risas)

Libera la fiera
La compuse en la India y es una rumba peleona. Se me ocurrió primero el título y aunque parezca “universal” y que se lo diga a la gente, es una canción que habla de mi, de mi bloqueo creativo. Se trata de un león que está en la cueva, que no tenía inspiración y que el invierno se le hizo muy largo, hasta que una mañana salió a rumbear y “liberó la fiera”.

Sueña
Desde Los Delinqüentes, siempre me ha gustado que los discos tengan palos diferentes. Me gusta meter entre el resto de temas, un reggae o una bulería y aquí fue este tanguillo. Tiene un estribillo arrebatador con ese “solo lo consigue el que lo intenta”. Uno de los temas que más me gusta como ha quedado.

Escupe la flama
Aunque no lo parezca tiene una influencia de Neil Young. Entré en una tienda de guitarras en Nueva Delhi, estaba allí probando una guitarra de doce cuerdas y me salió la intro de la canción. La letra es como si estuviera contándosela a mi compare Migué. Mira aquí estoy y ha pasado el tiempo pero lo que me gusta es salir con mis “compares” a tocar. Tiene ese rollo americana y me gusta mucho esa onda en este tema.

Volar sin alas
Es la joya de la corona. Me está dando muchas alegrías. Tiene un montón de visitas y la gente me la pide en los conciertos. Tiene un estribillo que entra muy bien y aunque eso de “Volar sin alas” pueda parecer un tópico, a veces las cosas más sencillas tienen más fuerza. Este tema tiene inspiración de Robe, de Extremoduro, y le propuse que colaborara, pero al final no pudo ser. Parte de este tema sí que lo tenía compuesto antes de ir a la India. Musicalmente no podía grabarlo con guitarras eléctricas porque se me iba a otra parte, quería que tuviera el sello de identidad garrapatero y quien mejor que mi “compare” Diego Ratón para eso. Desde el principio quería que lo grabara él.

En el Lomo del Trueno
La compuse antes de volver para España. Estaba en la cordillera del Everest, pero abajo, tomándome una cervecita y mirando a las alturas y de repente me salió el tema, casi del tirón. Hay canciones que son rayos luminosos y te llegan en seguida tanto la música como la letra. La letra va de recordar de donde viene uno y adonde va.

Te espero al caer el sol
Este tema está dedicado a mi chica. Es la canción de amor del disco. Ya lo tenía pensado el verano pasado. Es esa situación en la que estás de promo, o en un concierto, y en la que estás rodeado de gente, pero lo único que esperas es el momento de estar solo con ella.

La nube que más alto vuela
Ese tema me encanta. Empieza muy negativo como diciendo que con la carrera que llevo ya no voy a llenar el Madison Square Garden, o ya no voy a jugar en “primera división”. Porque la gente cuando te ve piensa que siempre estás feliz y todo el mundo tenemos momentos en los que no estás bien o tienes tus días malos. Pero al final lo que sí tengo es un billete para subir a “la nube que más alto vuela” que para mi puede ser una canción o la misma música. 

Días dorados
Mucha gente piensa que habla de Los Delinqüentes, pero en realidad habla del año pasado aquí en la playa de Chiclana. Lo pasé con los colegas de barbacoa y fiestas continuas, con el equipo a toda marcha y abriendo botellas de vino sin parar. Creo que por eso me entró el bloqueo creativo. (risas)

Como la yerba
Es la única que tenía compuesta de la época de Los Delinqüentes. Era una canción que hice para un grupo de chicas amigas mías, pero se quedó por ahí perdida. Le cambié la letra y le di algunas vueltas y la puse más “hippy”.
Cuando grabo siempre me gusta que al estudio venga alguien que sea colega y que nos dé algo de luz y La Mari era ideal. Es súper simpática y actualmente está “sembra”. Era de lo último que grabábamos y fue como la guinda del pastel.

El hombre garabato
Es una canción que me ha costado siete años cerrarla y en la India me desatasqué. Es un homenaje total a Triana. Yo me crié con Kiko Veneno y Pata Negra, pero Triana también es parte importante en mis influencias, a mi padre le encantaban. Siempre había querido hacer un tema en onda  “trianera”. Y aquí está Miguel “Zaguán” que con su grupo ha hecho versiones de Triana. Además el teclado que suena es el que tenía Jesús de la Rosa.

Fin del Manual
Para el título del disco barajé varios nombres, como “Lo Insoportablemente Vivo” o “Trágicamente Desobediente”, pero decidí que el título tenía que incluir la palabra “Jaleo”. Esa palabra siempre me ha acompañado a lo largo de mi vida y me parece una palabra “guapa”, pero la veía muy sola, me faltaba como una “guía”. Así que la completé con “Manual de Jaleo” que quedada bien. Al principio el cierre del disco iba a ser “El Hombre Garabato” pero con ese título alegre, necesitaba un “fin de fiesta” y en India, con un ukelele que llevaba, la compuse del tirón. A la hora de grabarlo nos encerramos todos en el estudio, pillamos mucho vino amontillado de Jerez, nos metimos en la pecera, nos cambiamos los instrumentos y con todos los trastos que pudimos nos pasamos tres horas cantando. De toda esa sesión salió el “Fin del Manual”.