Los discos de mi vida por Colin McFaull (Cock Sparrer)
Especiales / Cock Sparrer

Los discos de mi vida por Colin McFaull (Cock Sparrer)

Redacción — 04-04-2022
Fotógrafo — Archivo

El grupo londinense de street punk Cock Sparrer celebrará su 50 aniversario con un concierto especial en Madrid en el que estarán muy bien acompañados.

Será el 9 de abril en el WiZink Center. Poco antes de esta nueva visita, charlamos con Colin McFaull, su vocalista y líder, para que nos descubra seis grandes discos que han influido a Cock Sparrer y aquí está el resultado.

Si quieres no perderte esta fecha tan señalada, puedes hacerte con tu entrada en este mismo link.

The Clash - "The Clash" (1977)

Cuando escuché por primera vez este álbum supe que las cosas estaban cambiando, ¡y para mejor! Cada una de las canciones era una adictiva pieza de dos o tres minutos de punk rock emparejado con un poco de dub de West London. La voz de Joe Strummer corta en cada canción. Este es el disco con el que crié a mis hijos.

AC/DC - "High Voltage" (1976)

Justo antes de que el punk ocurriese en el Reino Unido, fuimos al Marquee Club de Londres a ver una banda que estaba girando por primera vez. Rock’n’roll descompuesto hasta sus niveles más básicos, pero tocado con power y una pasión que no habíamos visto antes. Todavía es mi concierto favorito de todos los tiempos. Y nosotros seguimos discutiendo sobre de qué trata “The Jack”.

David Bowie - "The Rise And Fall Of..." (1972)

Hay algunos discos que son tan únicos y originales que es imposible categorizarlos. Bowie creó algo que era muy diferente a todo lo que se había hecho hasta entonces. La era glam de la escena británica fue donde invertimos nuestros primeros años de juventud, rodeados por canciones de bandas como Sweet, T-Rex, Roxy Music o Bowie. El álbum es una mezcla de dulce y dramático storytelling (“Five Years”) a su versión de lo que era el rock’n’roll (“Suffragette City”). Un clásico.

Humble Pie - Performance: Rockin’ The Fillmore (1971)

El primer disco en directo que compré en mi vida. Steve Marriott en su mejor momento con una voz que es una mezcla entre Aretha Franklin y un carretillero del East London. Pusimos este disco una y otra vez hasta que lo gastamos. Probablemente el único disco con canciones de diez minutos que reconoceríamos que nos gusta. No es punk rock, pero es brillante.

Heavy Metal Kids - "Kitsch" (1977)

Supongo que solamente soy un fanático de las bandas con grandes frontmen y no ha habido ninguno mejor que Gary Holton (en paz descanse). Tuvimos este disco originalmente en cinta, y lo poníamos en la furgoneta de camino a todos los conciertos de Cock Sparrer. Creo que nos sabíamos todas las letras. Criticado por algunos por estar sobreproducido o por ser demasiado limpio, era definitivamente un disco que sonaba más pulido que algunos de los primeros trabajos de Heavy Metal Kids, pero la calidad de la composición lo convierte para mí en algo muy especial. Tuve la suerte de verles en directo varias veces, e incluso una vez les teloneamos, y recuerdo todavía la increíble emoción de “Cry For Me” en directo.

Slade - "Slayed?" (1972)

Vuelvo a nuestras raíces glam rock y a una de las bandas más populares de su momento. Si ibas a una fiesta, siempre había una canción de Slade animándolo todo. Grandes riffs, melodías y coros para cantar juntos. Todo el mundo pensaba que tenía una voz como la de Noddy Holder, pero en realidad nadie la tenía. La banda que todos soñamos con que vuelvan a reunirse. Y cuando lo hagan, ahí estaré yo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.